El tu­ris­mo ru­ral da un sal­to tec­no­ló­gi­co

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Cris­tó­bal Ra­mí­rez

Se tra­ta de dar un im­pul­so. Y en pleno bum del tu­ris­mo, con Ga­li­cia como una de las gran­des be­ne­fi­cia­das de Es­pa­ña. Por­que las re­for­mas, los cam­bios y los sal­tos ha­cia ade­lan­te hay que ha­cer­los en mo­men­tos de bo­nan­za. Lo de­cía John M. Key­nes. Y lo de­cía an­tes que él San Ig­na­cio de Lo­yo­la. Así que ca­da uno que se aga­rre a quien pre­fie­ra.

Por su­pues­to que el mé­to­do es dis­cu­ti­ble. O tan vá­li­do como cual­quier otro. El ca­so es que las cua­tro en­ti­da­des que aglu­ti­nan a la gran ma­yo­ría de los ca­si seis cen­te­na­res de es­ta­ble­ci­mien­tos de tu­ris­mo ru­ral (Aga­tur, Fe­ga­tur, Aga­ri­mo y Pazos de Ga­li­cia) han fir­ma­do con la Axen­cia de Tu­ris­mo de Ga­li­cia un con­ve­nio de co­la­bo­ra­ción «pa­ra o man­te­men­to e so­por­te dun ser­vi­zo de re­ser­va de alo­xa­men­tos me­dian­te tra­mi­ta­ción an­ti­ci­pa­da». Es de­cir, pa­ra avan­zar a cuan­ta más ve­lo­ci­dad me­jor por el mis­mo ca­mino que han re­co­rri­do ya otras or­ga­ni­za­cio­nes y en­ti­da­des, como Fe­rie­part­ner (www.fe­rie­part­ner. com), por po­ner un ejem­plo.

Lo cier­to es que en es­te te­rreno los pres­ta­do­res de ser­vi­cios van por de­lan­te de la de­man­da, a te­nor del cua­dro que acom­pa­ña es­tas lí­neas y que se re­fie­re a las re­ser­vas he­chas on-li­ne en la cen­tral de la Axen­cia de Tu­ris­mo de Ga­li­cia. (que sir­ve a 301 es­ta­ble­ci­mien­tos). Pe­ro esa es la vía: al am­pliar la ofer­ta, sin du­da el clien­te irá en­tran­do en razón tec­no­ló­gi­ca.

A ese im­pul­so ayu­da la Guía Mi­che­lin. Aca­ba de ser pu­bli­ca­da una se­pa­ra­ta con los es­ta­ble­ci­mien­tos re­fe­ri­dos a la co­mu­ni­dad, que su­man un mon­tón. Tan­tos que des­vir­túan un po­co el con­cep­to de guía pa­ra aden­trar­se en el de ca­tá­lo­go. Un análisis de­ta­lla­do de ese me­dio cen­te­nar de pá­gi­nas de re­fe­ren­cias per­mi­te ex­traer tres con­clu­sio­nes: pri­me­ra, que no hay erro­res ni se­rios ni gra­ves ni ca­si si­quie­ra mi­núscu­los; se­gun­da, que sí hay au­sen­cias no­to­rias que de­jan des­con­cer­ta­do; y ter­ce­ra, que apo­yán­do­se en la va­lio­sa mar­ca se des­li­zan ob­vie­da­des que gra­cias a lla­mar­se Mi­che­lin pa­re­ce que tie­nen sen­ti­do cuan­do en reali­dad ca­re­cen de él, como ex­cla­mar, en­tre ad­mi­ra­cio­nes y re­fi­rién­do­se a la mag­ní­fi­ca ca­sa de tu­ris­mo ru­ral Zu­lei­ro (Se­rra de Ou­tes): «¡A los clien­tes alo­ja­dos se les ofre­ce ser­vi­cios de ce­nas ba­jo re­ser­va!». O sea, como en otros cien­tos de ca­sas de tu­ris­mo ru­ral. Cues­ta adi­vi­nar cuál es la no­ve­dad como pa­ra po­ner­la en­tre ex­cla­ma­cio­nes. En reali­dad es la mis­ma —o sea, nin­gu­na— que cuan­do se di­ce la vul­ga­ri­dad re­pe­ti­da en tan­tos li­bros y artículos (pe­ro que no se es­pe­ra de la Mi­che­lin) «co­ci­na tra­di­cio­nal ba­sa­da en la ca­li­dad del pro­duc­to». Ori­gi­nal no es, no…

Pe­ro una co­sa no quita la otra: la idea de pu­bli­car la se­pa­ra­ta de la guía más fa­mo­sa del mundo es dig­na de aplau­so. Aho­ra to­ca pu­bli­ci­tar­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.