Números y per­so­nas

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Mar­tí­nez

Des­de que se desató la cri­sis y los Go­bier­nos to­ma­ron (o no) me­di­das pa­ra ata­jar sus efec­tos, con im­por­tan­tes sa­cri­fi­cios pa­ra la po­bla­ción (en unos paí­ses más que en otros), se ha mul­ti­pli­ca­do esa apre­cia­ción de que «nos tra­tan como números, no como a per­so­nas», tan fre­cuen­te, siem­pre, en las co­las de los hos­pi­ta­les, en las ofi­ci­nas de Ha­cien­da y en las ne­go­cia­cio­nes de eres y con­ve­nios co­lec­ti­vos.

Tra­tar a la gen­te como números es un vie­jo re­cur­so de las au­to­ri­da­des au­to­ri­ta­rias, pa­ra evi­tar­se pro­ble­mas de con­cien­cia y pa­ra man­te­ner in­có­lu­me su con­ven­ci­mien­to de que to­da­vía hay cla­ses. En las cár­ce­les clá­si­cas (y en los cam­pos de concentración de los na­zis) a los reos se les po­nía un nú­me­ro y esa ci­fra se con­ver­tía en su nom­bre: es el re­cur­so de la des­per­so­na­li­za­ción, que pre­ten­de rom­per la­zos de la per­so­na con su pa­sa­do, sus raí­ces y sus pro­yec­tos, pa­ra adop­tar otra per­so­na­li­dad, gre­ga­ria y más ma­ne­ja­ble.

En los úl­ti­mos me­ses, ca­da vez que las ins­ti­tu­cio­nes ex­hi­ben las ci­fras del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co, vuel­ve a sur­gir la idea de la des­per­so­na­li­za­ción: el PIB va per­fec­to, pe­ro la gen­te si­gue sin un du­ro, pien­san los ciu­da­da­nos del co­mún, los que no tie­nen cuen­ta en Sui­za.

La OCDE, una de esas ins­ti­tu­cio­nes que nos sue­len tra­tar como números, vie­ne es­ta vez con apre­cia­cio­nes muy sa­tis­fac­to­rias pa­ra los hom­bres y mu­je­res que es­tán de­trás de los números: en­tre pa­los y ala­ban­zas al fun­cio­na­mien­to de la economía es­pa­ño­la, se­ña­la en su úl­ti­mo in­for­me que una de las gra­ves di­fi­cul­ta­des que de­be su­pe­rar es la dua­li­dad del mer­ca­do de tra­ba­jo, con una fea bre­cha en­tre los em­plea­dos fi­jos y tem­po­ra­les. Tam­bién di­ce que es­tá en pe­li­gro la cohe­sión so­cial, y eso re­sul­ta in­con­ve­nien­te pa­ra re­sis­tir po­si­bles re­ve­ses ex­te­rio­res, si vie­nen (que ven­drán). La OCDE se apar­ta, con es­tas apre­cia­cio­nes so­bre la ca­li­dad del cre­ci­mien­to, de la co­rrien­te al­fa­nu­mé­ri­ca do­mi­nan­te. No to­do va a ser PIB. Es como en el fút­bol. Ya pue­des te­ner bue­nos ju­ga­do­res que si fa­lla la mo­ral de equi­po, pier­des se­gu­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.