Crear de la na­da o des­apa­re­cer

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Luis Ca­sal

SU­GE­REN­CIAS

«El pró­xi­mo Bill Ga­tes no cons­trui­rá un sis­te­ma ope­ra­ti­vo. El pró­xi­mo Larry Pa­ge o Ser­gey Brin no ha­rá un motor de bús­que­da. Y el si­guien­te Mark Zuc­ker­berg no crea­rá una red so­cial. Si lo que ha­ces es co­piar a es­tos ti­pos, sal­ta a la vis­ta que no has apren­di­do na­da de ellos». Así co­mien­za el li­bro del em­pren­de­dor tec­no­ló­gi­co y co­fun­da­dor de Pa­yPal Pe­ter Thiel.

Pa­ra es­te vi­sio­na­rio, en el mundo de los ne­go­cios «ca­da ins­tan­te es úni­co, ja­más se vuel­ve a re­pe­tir», lo que im­pli­ca que ca­da vez que se crea al­go nue­vo, «pa­sa­mos del 0 al 1». Es sa­lir de la na­da pa­ra crear al­go, en lu­gar de co­piar y ha­cer que ese al­go sea un po­co me­jor.

Pa­ra el au­tor, la con­clu­sión más im­por­tan­te de crear al­go nue­vo, de ce­ro, es que tu em­pre­sa va a te­ner éxi­to y en el mo­men­to mis­mo de su crea­ción eli­mi­na­rá la com­pe­ten­cia, ya que sien­do ori­gi­nal crea­rá en sí mis­ma un mo­no­po­lio. Pa­ra Thiel, «la com­pe­ten­cia es pa­ra los per­de­do­res».

Y las com­pa­ñías no se po­nen en mar­cha de la na­da: se im­ple­men­ta la idea, se prue­ba en pe­que­ños círcu­los y des­pués se ex­pan­de cuan­do los erro­res son sub­sa­na­dos y to­da la ma­qui­na­ria fun­cio­na a la per­fec­ción. Así, Thiel po­ne el ejem­plo de Fa­ce­book, un anua­rio pa­ra que los es­tu­dian­tes de Har­vard pu­die­ran co­no­cer­se y co­mu­ni­car­se en­tre sí. Por aquel en­ton­ces va­lía po­co, pe­ro los usua­rios pri­me­ri­zos que com­par­tie­ron ese pri­mer anua­rio lo­cal ex­pan­die­ro­ne la apli­ca­ción por otras uni­ver­si­da­des, crean­do mi­ni­mo­no­po­lios allá don­de se es­ta­ble­cía. Aca­bó sien­do una com­pa­ñía mun­dial de mi­llo­nes de dó­la­res y es, en sí mis­ma, un mo­no­po­lio.

Thiel ana­li­za tam­bién en su li­bro l la his­to­ria de las pun­to­com en los años 90 y su cri­sis. La bur­bu­ja es­ta­lló an­tes del ini­cio del si­glo y pa­ra é él hu­bo nu­me­ro­sos fac­to­res, pe­ro uno de los más im­por­tan­tes fue la arro­gan­cia. Las em­pre­sas que lo­gra­ron sub­sis­tir fue­ron más hu­mil­des, pro­cu­ra­ron no abar­car de­ma­sia­do, fue­ron pa­cien­tes a la ho­ra de crear nue­vos mer­ca­dos y pu­sie­ron to­do su em­pe­ño en me­jo­rar el pro­duc­to, e en lu­gar de bus­car fór­mu­las pa­ra in­cre­men­tar las ven­tas a cual­quier pre­cio. Y la es­tra­te­gia de venta es tam­bién im­por­tan­te. Si has crea­do al­go nue­vo, pe­ro no se ha in­ven­ta­do una ma­ne­ra efi­caz de ven­der­lo, tie­nes un mal ne­go­cio.

El au­tor ter­mi­na el li­bro ha­blan­do del fu­tu­ro. Ana­li­za las cua­tro po­si­bi­li­da­des ex­pues­tas por el fi­ló­so­fo Nick Bos­trom: la al­ter­nan­cia en­tre pros­pe­ri­dad y rui­na; un es­tan­ca­mien­to en el desa­rro­llo; un co­lap­so to­tal y la ex­tin­ción, y un des­pe­gue bru­tal ha­cia un fu­tu­ro me­jor. Él apues­ta por la úl­ti­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.