LA DI­MEN­SIÓN DEL BIE­NES­TAR SO­BRE EL NI­VEL DE RI­QUE­ZA

Cuan­do se desea pre­ci­sar en qué me­di­da el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de un país o re­gión se trans­for­ma en desa­rro­llo so­cial de­be­mos pres­tar aten­ción a di­men­sio­nes del bie­nes­tar por en­ci­ma del sim­ple ni­vel de ri­que­za ma­te­rial me­dio que cuan­ti­fi­ca el PIB por hab

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Al­bino Pra­da

Son los pa­rá­me­tros que ana­li­za el eco­no­mis­ta Al­bino Pra­da en su es­tu­dio so­bre la po­bre­za en la UE. Es­pa­ña ob­tie­ne una pun­tua­li­za­ción de 33,8 pun­tos en la hor­qui­lla de 10 a 40 so­bre de­sigual­dad. Eva­lúa la po­bre­za en in­di­ca­do­res como la sa­lud y el em­pleo.

De en­tre esas di­men­sio­nes des­ta­can las que eva­lúan la sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal y la sos­te­ni­bi­li­dad so­cial.

Den­tro de es­ta úl­ti­ma ocu­pa un lu­gar cen­tral la cuan­ti­fi­ca­ción del ni­vel de po­bre­za de una so­cie­dad. Por­que in­clu­so el bie­nes­tar, y se­gu­ri­dad, de los más ri­cos no es ajeno a la exis­ten­cia de ma­yo­res o me­no­res bol­sas de po­bla­ción en ries­go de no cu­brir sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas.

Es por eso que Na­cio­nes Uni­das com­ple­men­ta su co­no­ci­do Ín­di­ce de Desa­rro­llo Hu­mano con otros que pre­ci­san la de­sigual­dad de su dis­tri­bu­ción den­tro de ca­da país y, por la mis­ma razón, la Co­mi­sión Eu­ro­pea ha es­ti­ma­do un Ín­di­ce Re­gio­nal de Po­bre­za Hu­ma­na (RHPI) pa­ra las 270 re­gio­nes que exis­ten den­tro de la UE.

El RHPI es un ín­di­ce sin­té­ti­co pa­ra cua­tro di­men­sio­nes de la po­bre­za. Por un la­do, la que tie­ne que ver con la dis­tri­bu­ción de la sa­lud por me­dio de in­di­ca­do­res de es­pe­ran­za de vi­da y de mor­ta­li­dad infantil. Por otro la­do, la cuan­ti­fi­ca­ción del ca­pi­tal hu­mano o la po­bla­ción ac­ti­va que tie­ne es­ca­sos es­tu­dios y los jó­ve­nes que ni es­tu­dian ni tra­ba­jan. En ter­cer lu­gar, una di­men­sión de ca­li­dad de vi­da ex­pre­sa­da en el des­em­pleo de lar­ga du­ra­ción. Y por úl­ti­mo, el gra­do de ex­clu­sión so­cial eva­lua­do por la po­bla­ción que es­tá por de­ba­jo del um­bral de po­bre­za del país.

El RHPI in­clu­ye, en su­ma, cua­tro di­men­sio­nes en ba­se a seis in­di­ca­do­res. Con­vie­ne sa­ber que la di­men­sión de sa­lud tie­ne una pon­de­ra­ción cua­tro ve­ces su­pe­rior a la de ex­clu­sión so­cial y equi­va­len­te a la que se le asig­na a la su­ma de ca­pi­tal hu­mano y des­em­pleo de lar­ga du­ra­ción.

Los re­sul­ta­dos a es­ca­la de Es­ta­dos de la UE otor­gan a Es­pa­ña una pun­tua­ción de 33,8 pun­tos den­tro de una hor­qui­lla de 10 a 40 en­tre los paí­ses de me­nor y ma­yor de­sigual­dad. Así, Sue­cia, con 16 pun­tos, ocu- pa la me­jor po­si­ción en pre­sen­cia de po­bre­za, mien­tras que Bul­ga­ria es la úl­ti­ma con 54 pun­tos. Es­pa­ña se si­túa en la po­si­ción 17ª, Por­tu­gal en la 20ª y Gre­cia en la 23ª. In­me­dia­ta­men­te en una po­si­ción me­jor que Es­pa­ña es­tán: Po­lo­nia, Ir­lan­da o Ita­lia.

En es­te con­tex­to tie­ne sin­gu­lar in­te­rés eva­luar la si­tua­ción de las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas es­pa­ño­las en re­la­ción a las 270 re­gio­nes eu­ro­peas. Es lo que re­co­ge­mos en un pri­mer recuadro don­de a ca­da co­mu­ni­dad se le asig­na su pun­tua­ción en el RHPI y su po­si­ción en el rán­king eu­ro­peo.

Se ob­ser­va que Na­va­rra y el País Vasco ano­tan un ni­vel de po­bre­za muy re­du­ci­do que las si­túa en el club de las re­gio­nes eu­ro­peas en me­jor si­tua­ción. Am­bas se in­clu­yen en­tre las 100 me­jo­res de las 270 ana­li­za­das. En­tre los 25 a los 30 pun­tos te­ne­mos a Ma­drid, Can­ta­bria, Ara­gón y Cas­ti­lla-León. Cua­tro re­gio­nes es­pa­ño­las que se in­clu­yen en­tre las 160 me­jo­res re­gio­nes eu­ro­peas.

En una po­si­ción in­ter­me­dia es­tán des­de Ga­li­cia (30,5) a Ba­lea­res (con 34,2) que así lo­gran evi­tar su in­clu­sión en el club de re­gio­nes eu­ro­peas que su­pe­ran la 200ª po­si­ción. Por úl­ti­mo seis re­gio­nes es­pa­ño­las (des­de Va­len­cia con 37 pun­tos a An­da­lu­cía con 47) se si­túan en el club de las re­gio­nes con ma­yor ín­di­ce de po­bre­za de la UE. No es aje­na a es­ta po­si­ción la in­ten­si­dad en su re­cep­ción de flu­jos de in­mi­gran­tes.

Es ob­vio que la si­tua­ción de Ga­li­cia es me­jor que la que ano­ta­mos en ni­vel de ri­que­za. Bas­te se­ña­lar que me­jo­ra­mos la po­si­ción res­pec­to a Ca­ta­lu­ña o Va­len­cia, que tie­nen un ma­yor ni­vel me­dio de PIBpc.

Por tal mo­ti­vo tie­ne in­te­rés com­pa­rar nues­tra ca­li­fi­ca­ción en ca­da uno de los atri­bu­tos del RHPI con las que se ano­ta una re­gión más ri­ca como Ca­ta­lu­ña. Esos da­tos fi­gu­ran en un se­gun­do recuadro. Se ob­ser­va la muy bue­na ca­li­fi­ca­ción de la di­men­sión de sa­lud en am­bas re­gio­nes una ca­li­fi­ca­ción que hon­ra a nues­tro sis­te­ma na­cio­nal de sa­lud.

Pe­ro las co­sas cam­bian ra­di­cal­men­te en las otras áreas. Sin du­da el des­em­pleo de lar­ga du­ra­ción, como un fac­tor de ries­go de si­tua­cio­nes de po­bre­za y de ex­clu­sión so­cial, pe­ro so­bre to­do en for­ma­ción y ex­clu­sión so­cial. En am­bas la si­tua­ción de Ca­ta­lu­ña es in­clu­so peor que la que se ano­ta en Ga­li­cia y, de nue­vo, una razón no des­pre­cia­ble pa­ra ex­pli­car­lo ha de ser la pre­sen­cia de im­por­tan­tes con­tin­gen­tes de in­mi­gra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.