LAS IN­MO­BI­LIA­RIAS RE­NA­CEN TRAS EL LA­DRI­LLA­ZO

En la co­mu­ni­dad abrie­ron el año pa­sa­do 160 nue­vas ofi­ci­nas, aunque aún hay un 26 % me­nos que cuan­do es­ta­lló la bur­bu­ja Aunque el al­qui­ler ga­na pe­so, los ex­per­tos con­fían en que la po­lí­ti­ca ex­pan­si­va del BCE su­pon­drá un re­vul­si­vo pa­ra reac­ti­var las com­prav

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - G. Le­mos

FUE UNO DE LOS SEC­TO­RES SO­BRE LOS QUE MA­YOR IM­PAC­TÓ EL ES­TA­LLI­DO DE LA BUR­BU­JA INMOBILIARA. HOY EMER­GE A TRA­VÉS DE SO­CIE­DA­DES CO­TI­ZA­DAS QUE IN­VIER­TEN SIN NE­CE­SI­DAD DE COM­PRAR VI­VIEN­DAS O LO­CA­LES EN GA­LI­CIA, EN SO­LO UN AÑO, HAN ABIER­TO 160 NUE­VAS OFI­CI­NAS, TO­DA­VÍA UN 26 % ME­NOS QUE AL INI­CIO DE LA RE­CE­SIÓN, Y EL NE­GO­CIO VUEL­VE A RE­PUN­TAR. ESO SÍ CON MA­YOR ES­PE­CIA­LI­ZA­CIÓN Y DÁN­DO­LE UN PE­SO MA­YOR AL AL­QUI­LER

«An­tes de la cri­sis se po­dían ven­der unas cien vi­vien­das al año, aho­ra la me­dia es­tá en­tre quin­ce y vein­te» «Aho­ra ya no va­le lo de ven­der de to­do, hay que es­pe­cia­li­zar­se, ya sea por zo­na, ya sea por ti­po de pro­duc­to»

Han pa­sa­do so­lo ocho años, pe­ro en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio los cam­bios son de tal ca­la­do que pa­re­ce que me­die un si­glo des­de el es­ta­lli­do de la bur­bu­ja. Caí­dos los gi­gan­tes de la pro­mo­ción, como Mar­tin­sa, los nue­vos re­yes del sec­tor son las so­ci­mis, so­cie­da­des co­ti­za­das que per­mi­ten in­ver­tir en in­mue­bles sin ne­ce­si­dad de com­prar ni un la­dri­llo y que el año pa­sa­do con­si­guie­ron cap­tar ca­si tres mil mi­llo­nes de eu­ros en los mer­ca­dos es­pa­ño­les, se­gún el in­for­me anual del ges­tor de es­tos, BME.

Pe­ro, ¿ qué ha pa­sa­do con los in­ter­me­dia­rios, esas agen­cias in­mo­bi­lia­rias que eran un ne­go­cio re­don­do cuan­do los pi­sos se ven­dían so­los? Pues que tam­po­co se han li­bra­do de la pur­ga. No so­lo es que cen­te­na­res de ellas se ha­yan vis­to for­za­das a ba­jar la per­sia­na, sino que las que que­dan han te­ni­do que trans­for­mar­se pa­ra so­bre­vi­vir. Lo cuen­ta el res­pon­sa­ble de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Em­pre­sas In­mo­bi­lia­rias (Fegein), Be­ni­to Igle­sias, que con­ce­de que «hu­bo años de lo­cu­ra en los que to­do el mundo se me­tió a in­mo­bi­lia­rio». Mien­tras las agen­cias ya asen­ta­das am­plia­ban su ne­go­cio con su­cur­sa­les en otras ur­bes o en zo­nas cos­te­ras y pro­li­fe­ra­ban como se­tas las fran­qui­cias, «otros pro­fe­sio­na­les, como co­rre­do­res de se­gu­ros o des­pa­chos de abo­ga­dos, se me­tie­ron tam­bién en el sec­tor», com­pa­gi­nan­do su ac­ti­vi­dad pro­fe­sio­nal con la in­ter­me­dia­ción in­mo­bi­lia­ria.

Cla­ro que du­ró po­co. El em­pa­cho de la­dri­llo pro­vo­có una in­di­ges­tión lar­ga que, se­gún los da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca, sa­có del mer­ca­do a uno de ca­da tres ope­ra­do­res. En el 2008 fun­cio­na­ban en Ga­li­cia más de 1.800 agen­cias in­mo­bi­lia­rias y en el 2012, so­lo cin­co años des­pués, ape­nas que­da­ban en la co­mu­ni­dad 1.200. Aunque Igle­sias es­ti­ma que el re­cor­te pue­de al­can­zar el 60 % si se ana­li­zan los da­tos des­de el pi­co pre­vio a la bur­bu­ja, que se re­gis­tró an­tes del 2008.

En to­do ca­so, las tor­nas es­tán cam­bian­do. Tras años de des­plo­me, las ven­tas de vi­vien­da vuel­ven a re­pun­tar. En con­cre­to, ca­si un 4 %. Los pre­cios tam­bién suben, aunque so­lo un tí­mi­do 1 %. Y cre­cen los vi­sa­dos, lo que an­ti­ci­pa más ac­ti­vi­dad cons­truc­to­ra. Se­ña­les to­das po­si­ti­vas a las que no son aje­nos los in­ter­me­dia­rios, que em­pie­zan a ol­fa­tear que vuel­ve el ne­go­cio. Por eso, so­lo el año pa­sa­do se cons­ti­tu­ye­ron en Ga­li­cia ca­si 160 nue­vas in­mo­bi­lia­rias, siem­pre se­gún el INE. Aunque las nue­vas agen­cias son dis­tin­tas.

ES­PE­CIA­LI­ZA­CIÓN

Si­gue sien­do un mer­ca­do de mi­cro­em­pre­sas (no hay ni vein­te ofi­ci­nas con más de cin­co em­plea­dos), pe­ro «más pro­fe­sio­na­li­za­das y es­pe­cia­li­za­das», ex­pli­ca Igle­sias, que en­tien­de que se ha con­se­gui­do aca­bar con los pro­ble­mas que cau­sa­ba el in­tru­sis­mo: «La gen­te sa­be de qué va el te­ma, co­no­ce la nor­ma­ti­va y pro­cu­ra es­tar al día con for­ma­ción con­ti­nua». Pe­ro no se tra­ta so­lo de es­tu­diar nor­mas ur­ba­nís­ti­cas y es­tar al día de las he­rra­mien­tas téc­ni­cas y las con­di­cio­nes del mer­ca­do. Tam­bién hay que con­se­guir un hue­co en él, y pa­ra eso lo me­jor, coin­ci­den los ex­per­tos, es cen­trar­se en un ni­cho de ne­go­cio con­cre­to: «No va­le ven­der de to­do, hay que es­pe­cia­li­zar­se, bien sea por zo­na, bien por ti­po de pro­duc­to», re­mar­ca Eduar­do Mo­let, con­sul­tor y fun­da­dor de Red de Ex­per­tos In­mo­bi­lia­rios.

Una opi­nión en la que coin­ci­de el pre­si­den­te de Fegein, que des­ta­ca que si bien «en los años del bum to- dos nos de­di­cá­ba­mos a to­do, aho­ra nos he­mos ido es­pe­cia­li­zan­do, yo en mi ca­so me de­di­co a las na­ves in­dus­tria­les y tra­ba­jo mu­cho tam­bién el seg­men­to del lu­jo, pe­ro nun­ca he si­do un ven­de­dor de pi­sos, no era mi mer­ca­do y pa­ra po­der ven­der tie­nes que es­tar có­mo­do». Una seg­men­ta­ción mu­cho más evi­den­te en aque­llos mer­ca­dos don­de la ofer­ta es más di­ver­sa, y tam­bién la de­man­da. Es el ca­so de las gran­des ciu­da­des, como Ma­drid o Bar­ce­lo­na, don­de al am­plio ca­tá­lo­go re­si­den­cial se su­ma el ne­go­cio de los lo­ca­les co­mer­cia­les y ofi­ci­nas, o la cos­ta me­di­te­rrá­nea, don­de el in­te­rés de in­ver­so­res ex­tran­je­ros por in­ver­tir en la­dri­llo en esas zo­nas de Es­pa­ña abre nue­vas opor­tu­ni­da­des pa­ra las in­mo­bi­lia­rias.

ORIEN­TA­DO AL AL­QUI­LER

Más pro­fe­sio­nal, más es­pe­cia­li­za­do, y con más pe­so del al­qui­ler. Los cam­bios en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio, en el la­bo­ral y, so­bre to­do, en el fi­nan­cie­ro, con la res­tric­ción del cré­di­to, han po­ten­cia­do el ne­go­cio del arren­da­mien­to. «Es lo que nos per­mi­te es­tar abier­tos», ex­pli­ca Igle­sias, que re­cuer­da que «ven­tas hay po­cas [ape­nas 12.000 el año pa­sa­do en la co­mu­ni­dad] y si las re­par­tes no da pa­ra to­do el mundo». Y lo ejem­pli­fi­ca con una ci­fra: «En los bue­nos años una in­mo­bi­lia­ria me­dia po­día ven­der en­tre 75 y 100 vi­vien­das al año y aho­ra se mue­ve en­tre las 15 y las 20». Pe­ro no es ese el úni­co mo­ti­vo de que ha­yan caí­do los in­gre­sos. Aunque los ho­no­ra­rios por ope­ra­ción si­guen sien­do muy si­mi­la­res a los an­te­rio­res a la cri­sis, en una hor­qui­lla que se pue­de mo­ver en­tre el 3 y el 5 % del im­por­te de la venta (hu­bo quien ba­jó del 2 % en la cri­sis), hay que te­ner en cuen­ta que los pre­cios de los in­mue­bles han ba­ja­do cer­ca de un 30 % des­de los má­xi­mos pre­vios a la cri­sis, caí­da que se tras­la­da di­rec­ta­men­te a la cuen­ta de re­sul­ta­do de las agen­cias.

Pe­ro los ex­per­tos es­tán confiados en que la ten­den­cia es­tá cam­bian­do y que la po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria ex­pan­si­va del BCE aca­ba­rá con­tri­bu­yen­do, en una ca­ram­bo­la per­fec­ta, a re­vi­vir el sec­tor: «Va a obli­gar a los ban­cos a dar cré­di­tos pa­ra com­ba­tir la de­fla­ción, y las en­ti­da­des es­pa­ño­las, que has­ta aho­ra te­nían sus be­ne­fi­cios en los paí­ses emer­gen­tes, an­te la cri­sis en es­tos tie­nen que vol­ver al ne­go­cio es­pa­ñol, que es la hi­po­te­ca», ra­zo­na Mo­let, que cree que, por una vez, el sec­tor no va a su­frir da­ños por las tur­bu­len­cias de la economía glo­bal, sino que pue­de ver­se re­for­za­do.

Ese cóc­tel de da­tos que cer­ti­fi­can la re­cu­pe­ra­ción y bue­nas ex­pec­ta­ti­vas ha­ce que al­gu­nas em­pre­sas, es­pe­cial­men­te las fran­qui­cias, ha­yan reac­ti­va­do sus pla­nes de expansión tras años de le­tar­go. Es el ca­so de Re/Max, una de las en­se­ñas más co­no­ci­das del sec­tor, con tres ofi­ci­nas en Ga­li­cia (Vi­go, Ou­ren­se y A Co­ru­ña) y que «de aquí a fi­na­les del 2017 pre­ten­de po­ner en fun­cio­na­mien­to al me­nos 7 fran­qui­cias», dos en A Co­ru­ña, tres en Vi­go, una en Pon­te­ve­dra y otra en Lu­go, se­gún ex­pli­ca Noelia Ál­va­rez, coor­di­na­do­ra de Expansión pa­ra el área nor­te.

JUAN. S. G

O. R.

O. R.

Fuen­te: Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.