Las ar­ti­ma­ñas de la economía mun­dial

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Ol­ga Suá­rez

NO­VE­DAD

Un li­bro pa­ra in­cau­tos. Sus au­to­res —am­bos ga­lar­do­na­dos con los Pre­mios No­bel del 2001 y 2013 — con­fie­san que el sis­te­ma eco­nó­mi­co es­tá lleno de ar­ti­ma­ñas y se ven obli­ga­dos a al­zar la voz, que to­do el mundo se­pa las tác­ti­cas de los mer­ca­dos pa­ra tra­tar de cap­tar la aten­ción de un ma­yor nú­me­ro de per­so­nas y, con ellas, su di­ne­ro.

Ha­blan de mé­to­dos pu­bli­ci­ta­rios fá­ci­les de de­tec­tar cuan­do no es a uno mis­mo a quien se di­ri­gen, pe­ro en los que al fi­nal ter­mi­na ca­yen­do to­do ser hu­mano. «Hay tan­tos pes­ca­do­res que todos so­mos atra­pa­dos más pron­to que tar­de», re­co­no­cen.

Geor­ge A. Aker­lof y Ro­bert J. Shi­ller ana­li­zan lo que de­no­mi­nan el «equi­li­brio ma­ni­pu­la­ti­vo» y se re­mon­tan al si­glo XIX pa­ra en­con­trar sus ini­cios, con la apa­ri­ción de una má­qui­na que re­vo­lu­cio­nó los es­pa­cios de ocio: las tra­ga­pe­rras. Na­cie­ron como una ce­rra­du­ra que se ac­ti­va­ba me­dian­te el de­pó­si­to de una mo­ne­da, pe­ro que pron­to se vol­vie­ron más atrac­ti­vas con la in­clu­sión de los jue­gos. Sur­gió una nue­va for­ma de adic­ción, un ma­tiz ne­ga­ti­vo crea­do a par­tir de un apa­ra­to con una fun­ción po­si­ti­va; Aker­lof y Shi­ller afir­man que es­ta dua­li­dad ilus­tra las dos ca­ras de la economía de mer­ca­do: «El mis­mo áni­mo de lu­cro que pro­du­je­ron aque­llas ca­jas que se abrían y nos pro­por­cio­na­ban al­go que deseá- ba­mos ha pro­du­ci­do tam­bién má­qui­nas tra­ga­pe­rras adic­ti­vas que se q que­dan tu di­ne­ro por el pri­vi­le­gio d de uti­li­zar­las».

El li­bro tra­ta de ana­li­zar lo que ha­cen los mer­ca­dos por el in­di­vi­duo, «con in­cen­ti­vos pa­ra pro­du­cir lo que la gen­te desea siem­pre que se pue­da ob­te­ner be­ne­fi­cio, con­vier­ten sus pre­dic­cio­nes en reali­dad», y no du­dan en afir­mar que «nos ha­cen caer como in­cau­tos». Ofre­cen una se­rie de ca­sos prác­ti­cos que ilus­tran cuán­to afec­ta la economía a la vi­da de las per­so­nas, a sus ac­ti­vi­da­des, sus pen­sa­mien­tos, sus me­tas y tam­bién a la frus­tra­ción de di­chas me­tas. Y abor­dan las im­pli­ca­cio­nes « «gra­ves» que es­ta ma­ni­pu­la­ción eco­nó­mi­ca tie­ne en la po­lí­ti­ca. «Igual que nues­tros or­de­na­do­res ne­ce­si­tan pro­tec­ción con­tra el malwa­re, no­so­tros ne­ce­si­ta­mos pro­tec­ción con­tra la economía de la ma­ni­pu­la­ción». Los au­to­res son cons­cien­tes de que al­gu­nas de las con­clu­sio­nes de es­te li­bro no gus­ta­rán mu­cho y sus­ci­ta­rán po­lé­mi­ca, pe­ro se ven obli­ga­dos a po­ner so­bre el pa­pel al­gu­nos de los abu­sos de­tec­ta­dos, mu­chos de ellos am­pa­ra­dos en la le­ga­li­dad, aunque cues­tio­nan si tam­bién en la éti­ca.

Geor­ge Aker­lof y Ro­bert Shi­ller

La economía de la ma­ni­pu­la­ción Editorial Deus­to 365 pá­gi­nas. 20 eu­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.