La anun­cia­da e in­mi­nen­te des­apa­ri­ción del pro­ce­di­mien­to ne­go­cia­do por ra­zón de cuan­tía

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Mª del Car­men Ro­drí­guez Mar­tín-Rei­tor­ti­llo

El Par­la­men­to Eu­ro­peo y el Con­se­jo de la UE apro­ba­ron el 26 de fe­bre­ro del 2014 tres di­rec­ti­vas de con­tra­ta­ción pú­bli­ca, (DOUE 28 mar­zo 2014), la 2014/23, re­la­ti­va a ad­ju­di­ca­ción de con­tra­tos de con­ce­sión; la 2014/24, re­la­ti­va a con­tra­ta­ción pú­bli­ca, y la 2014/25, so­bre la con­tra­ta­ción por en­ti­da­des que ope­ran en los sec­to­res del agua, la ener­gía, los trans­por­tes y las te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes. Son las di­rec­ti­vas de cuar­ta ge­ne­ra­ción que de­ro­gan las an­te­rio­res 2004/18 y 2004/17.

Las nue­vas es­ta­ble­cen un pla­zo lí­mi­te pa­ra su trans­po­si­ción a la le­gis­la­ción in­ter­na, al dis­po­ner que «los Es­ta­dos miem­bros pon­drán en vi­gor las dis­po­si­cio­nes le­ga­les, re­gla­men­ta­rias y ad­mi­nis­tra­ti­vas ne­ce­sa­rias pa­ra dar cum­pli­mien­to a lo es­ta­ble­ci­do a más tar­dar el 18 de abril de 2016», aun­que en de­ter­mi­na­dos pre­cep­tos se fi­ja un ca­len­da­rio gra­dual de apli­ca­ción, por ejem­plo en ma­te­ria de li­ci­ta­ción elec­tró­ni­ca, (art. 90 di­rec­ti­va 2014/24) tan ne­ce­sa­ria pa­ra me­jo­rar la efi­ca­cia, efi­cien­cia , trans­pa­ren­cia y la sim­pli­fi­ca­ción del pro­ce­di­mien­to, en la lí­nea de tra­mi­ta­ción elec­tró­ni­ca que si­gue tam­bién la nue­va ley 39/2015 de Pro­ce­di­mien­to Ad­mi­nis­tra­ti­vo.

El Con­se­jo de Mi­nis­tros apro­bó el 17 de abril del 2015 los in­for­mes del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da co­rres­pon­dien­tes a dos an­te­pro­yec­tos de ley, uno de con­tra­tos del sec­tor pú­bli­co, que de­ro­ga­ría el tex­to re­fun­di­do de la Ley de Con­tra­tos, apro­ba­do por Real De­cre­to 3/2011, y otro an­te­pro­yec­to de los sec­to­res es­pe­cia­les, que de­ro­ga­ría la Ley 31/2007, que fue­ron re­mi­ti­dos a dic­ta­men del Con­se­jo de Es­ta­do. Sin em­bar­go, con mo­ti­vo de la con­vo­ca­to­ria de elec­cio­nes ya no fue­ron apro­ba­dos co­mo pro­yec­to de ley por el Con­se­jo de Mi­nis­tros y no tu­vie­ron en­tra­da en el Con­gre­so de los Dipu­tados pa­ra su tra­mi­ta­ción. Por ello co­rres­pon­de­rá al nue­vo Go­bierno la apro­ba­ción de los pro­yec­tos de ley y su re­mi­sión al Par­la­men­to pa­ra su apro­ba­ción. De ahí que di­fí­cil­men­te Es­pa­ña pue­da cum­plir el 18 de abril del 2016 el pla­zo de de trans­po­si­ción es­ta­ble­ci­do.

De acuer­do con el ar­tícu­lo 288 del Tra­ta­do de Fun­cio­na­mien­to de la UE, la di­rec­ti­va es una dis­po­si­ción de de­re­cho co­mu­ni­ta­rio que «obli­ga­rá al Es­ta­do miem­bro des­ti­na­ta­rio en cuan­to al re­sul­ta­do que de­ba con­se­guir­se, de­jan­do a las au­to­ri­da­des na­cio­na­les la elec­ción de la for­ma y los me­dios» (ne­ce­sa­rios pa­ra con­se­guir di­cho re­sul­ta­do). Sir­ve, ade­más, pa­ra ar­mo­ni­zar las le­gis­la­cio­nes in­ter­nas de los paí­ses des­ti­na­ta­rios en cuan­to al re­sul­ta­do a con­se­guir, de­jan­do­les li­ber­tad de elec­ción de for­ma y me­dios, pe­ro siem­pre que se cum­plan sus di­rec­tri­ces y con­te­ni­do. Se di­fe­ren­cia por tan­to del Re­gla­men­to co­mu­ni­ta­rio que es­te es de apli­ca­ción di­rec­ta.

Cuan­do un Es­ta­do miem­bro no trans­po­ne una di­rec­ti­va den­tro del pla­zo es­ta­ble­ci­do o lo ha­ce de ma­ne­ra in­co­rrec­ta por no res­pe­tar su con­te­ni­do, se pro­du­ce lo que se de­no­mi­na efec­to di­rec­to, que per­mi­te a los par­ti­cu­la­res in­vo­car di­rec­ta­men­te una nor­ma eu­ro­pea an­te una ju­ris­dic­ción na­cio­nal o eu­ro­pea y el Tri­bu­nal de Jus­ti­cia de la UE ha es­ta­ble­ci­do una con­so­li­da­da doc­tri­na so­bre el efec­to di­rec­to de las Di­rec­ti­vas co­mo con­se­cuen­cia de la trans­po­si­ción tar­día, de­fi­cien­te o in­su­fi­cien­te, que ya se ini­ció con su apli­ca­ción al de­re­cho ori­gi­na­rio en la sen­ten­cia 5 de fe­bre­ro de 1963 (sen­ten­cia Van Gend en Loos), y des­pués al de­re­cho de­ri­va­do, 4 di­ciem­bre 1974 (Van Duyn), 5 abril de 1979 (asun­to Rat­ti) ,26 fe­bre­ro 1981, 19 enero 1982 (asun­to Úr­su­la Bec­ker), 10 abril 1984, 20 sep­tiem­bre 1988 (Beent­jes), 24 sep­tiem­bre 1998, (Wal­ter Tö­gel. asun­to C-76/97), 22 ju­nio 1989 (Fra­te­lli-Cons­tan­zo), 16 sep­tiem­bre 1999 (Me­tal­mec­ca­ni­ca Fra­cas­so. C-27/9), en­tre otras. La jun­ta con­sul­ti­va de con­tra­ta­ción ad­mi­nis­tra­ti­va de Ara­gón, en su in­for­me 17/2015, si­guien­do la lí­nea apun­ta­da por el in­for­me 19/ 2014 de 17 de di­ciem­bre de la jun­ta con­sul­ti­va de con­tra­ta­ción de Ca­ta­lu­ña, ha es­ta­ble­ci­do unos cri­te­rios so­bre qué pre­cep­tos po­drían con­si­de­rar­se de apli­ca­ción di­rec­ta. Así, lo se­rán la re­gla ge­ne­ral de la di­vi­sión en lo­tes de los con­tra­tos, de­bien­do jus­ti­fi­car­se la no di­vi­sión, (ar­tº 46, di­rec­ti­va 2014/24), la pre­sen­ta­ción del do­cu­men­to úni­co de con­tra­ta­ción, (ar­tº 59 di­rec­ti­va 2014/24, y cu­yo tex­to se ha apro­ba­do por Re­gla­men­to de eje­cu­ción de la Co­mi­sión 2016/7, de 5 de enero (DOUE 6 enero del 2016).

En re­la­ción con el pro­ce­di­mien­to ne­go­cia­do, en un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do pro­pug­ná­ba­mos su su­pre­sión por ra­zón de la cuan­tía , pues ya la di­rec­ti­va an­te­rior, la 2004/18 no es­ta­ble­cía es­te cir­cuns­tan­cia, y por los pro­nun­cia­mien­tos del TSJUE y por­que con­si­de­rá­ba­mos que res­trin­ge o li­mi­ta la con­cu­rren­cia y con­cul­ca el prin­ci­pio de igual­dad del ar­tícu­lo 14 de la Cons­ti­tu­ción, y va en con­tra de los prin­ci­pios de li­ber­tad de ac­ce­so a las li­ci­ta­cio­nes, pu­bli­ci­dad, trans­pa­ren­cia y no dis­cri­mi­na­ción e igual­dad de tra­to en­tre los can­di­da­tos.

En es­te sen­ti­do, en la ex­po­si­ción de mo­ti­vos del an­te­pro­yec­to de Ley de Con­tra­tos del Sec­tor Pú­bli­co de 17 abril del 2015 se de­cía «se su­pri­me la po­si­bi­li­dad del uso del pro­ce­di­mien­to ne­go­cia­do con y sin pu­bli­ci­dad por ra­zón de la cuan­tía y se su­pri­me la apli­ca­ción de es­te pro­ce­di­mien­to res­pec­to a las obras y ser­vi­cios com­ple­men­ta­rios». Si bien el an­te­pro­yec­to re­gu­la el con­tra­to me­nor, que en­ten­de­mos, con los me­dios elec­tró­ni­cos exis­ten­tes, po­dría re­con­ver­tir­se en un pro­ce­di­mien­to abier­to sim­pli­fi­ca­do, de tra­mi­ta­ción elec­tró­ni­ca, y con plazos bre­ves pa­ra pre­sen­ta­ción de ofer­tas, pe­ro abier­to a to­dos los li­ci­ta­do­res que deseen par­ti­ci­par. Es­ta su­pre­sión tie­ne su fun­da­men­to en los con­si­de­ran­dos 45, 50, 80, 120 y en es­pe­cial en el art. 31 apar­ta­dos 2, 3, 4 y 5 de la Di­rec­ti­va 2014/24, que no re­gu­lan la cuan­tía del con­tra­to.

En­ten­de­mos, sin em­bar­go, que es­te pre­cep­to no es de efec­to di­rec­to, siem­pre y cuan­do no se su­peren los um­bra­les pa­ra la apli­ca­ción de la mis­ma (art.4), pues el art.31, apar­ta­dos2, 3, 4 y 5, co­mo in­di­ca­mos, es­ta­ble­ce ta­xa­ti­va­men­te las cir­cuns­tan­cias en las que pue­de acu­dir­se a di­cho pro­ce­di­mien­to y en las que no fi­gu­ra por ra­zón de la cuan­tía. Otra cues­tión es que de acuer­do con el ar­tícu­lo 31.1 un Es­ta­do miem­bro de­ci­da no apli­car es­te pro­ce­di­mien­to ne­go­cia­do en al­guno o nin­guno de los su­pues­tos del art.31, apar­ta­dos 2, 3, 4 y 5, si así lo con­si­de­ra, pe­ro en­ten­de­mos que lo que no pue­de ha­cer es aña­dir otros su­pues­tos de pro­ce­di­mien­to ne­go­cia­do dis­tin­tos de los es­ta­ble­ci­dos en la di­rec­ti­va, si se su­pe­ran los um­bra­les del art.4, pues es­tos as­pec­tos son in­con­di­cio­na­les y su­fi­cien­te­men­te pre­ci­sos, o co­mo in­di­ca el in­for­me 57/05 de la jun­ta con­sul­ti­va de con­tra­ta­ción ad­mi­nis­tra­ti­va tie­nen la su­fi­cien­te cla­ri­dad y con­ci­sión que producen la con­se­cuen­cia de que pue­den ser in­vo­ca­dos por los par­ti­cu­la­res an­te los ór­ga­nos ju­ris­dic­cio­na­les de los Es­ta­dos miem­bros y an­te las pro­pias Ad­mi­nis­tra­cio­nes Pú­bli­cas.

La apro­ba­ción en los tér­mi­nos del an­te­pro­yec­to lle­va­rá a mu­chas ad­mi­nis­tra­cio­nes y en­ti­da­des del sec­tor pú­bli­co a cam­biar los sis­te­mas ac­tua­les de con­tra­ta­ción y a uti­liz­war el pro­ce­di­mien­to abier­to o en su ca­so el res­trin­gi­do, y con ello se fa­ci­li­ta­rá una ma­yor con­cu­rren­cia, igual­dad, pu­bli­ci­dad, trans­pa­ren­cia y li­ber­tad de ac­ce­so a los li­ci­ta­do­res, y da­rá de­fi­ni­ti­va­men­te car­pe­ta­zo a un pro­ce­di­mien­to que ha si­do cues­tio­na­do por la doc­tri­na Tri­bu­nal de Cuen­tas y ór­ga­nos equi­va­len­tes y por la opi­nión pú­bli­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.