Go­ber­nar pa­ra rein­dus­tria­li­zar­se

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Martínez

Sal­ga ro­ji­to y na­ran­ja, o tri­co­lor con mo­ra­do, o con los co­lo­res del ar­co iris, el Go­bierno que sal­ga de­be­rá aña­dir a sus prio­ri­da­des una política in­dus­trial se­ria y con­sen­sua­da. Ya han pa­sa­do los tiem­pos de fe­li­ci­tar­se por la mo­der­ni­dad que sig­ni­fi­có la ga­nan­cia de pe­so del sec­tor ser­vi­cios en el PIB. Y de de­jar­se lle­var, los Go­bier­nos, por el pre­do­mi­nio de la eco­no­mía fi­nan­cie­ra fren­te a la eco­no­mía pro­duc­ti­va.

La ne­ce­si­dad de po­ten­ciar la in­dus­tria la vio Oba­ma al con­tem­plar el es­tro­pi­cio cau­sa­do por las ma­las prác­ti­cas ban­ca­rias en su país, y la ven cla­ra­men­te los Co­le­gios de Eco­no­mis­tas de Es­pa­ña, que de­di­can el úl­ti­mo nú­me­ro de su re­vis­ta 3co­no­mi4 a ha­cer un diag­nós­ti­co de las ne­ce­si­da­des de rein­dus­tria­li­za­ción del país pa­ra que el sec­tor se­cun­da­rio al­can­ce en el año 2020, co­mo pi­de la Co­mi­sión Eu­ro­pea, un 20 % del PIB, cin­co pun­tos más que en la ac­tua­li­dad.

Los eco­no­mis­tas pro­po­nen un de­cá­lo­go de prin­ci­pios pa­ra orien­tar la rein­dus­tria­li­za­ción. En pri­mer lu­gar, ha de fa­vo­re­cer­se un aumento del ta­ma­ño de las em­pre­sas ma­nu­fac­tu­re­ras y, en se­gun­do tér­mino, fa­ci­li­tar la ac­ti­vi­dad de las que se mue­van en sub­sec­to­res de al­to va­lor aña­di­do, por­que la es­pe­cia­li­za­ción ac­tual de la in­dus­tria es­pa­ño­la se cen­tra en los de ba­jo va­lor. La es­pe­cia­li­za­ción ha de ser in­te­li­gen­te, y de­ben in­cor­po­rar­se de for­ma cre­cien­te in­ves­ti­ga­ción e in­no­va­ción. La for­ma­ción de­be re­pen­sar­se, di­cen los ex­per­tos, en su to­ta­li­dad. Hay que in­cor­po­rar al sec­tor ser­vi­cios a la trans­for­ma­ción del sis­te­ma pro­duc­ti­vo, con­tan­do con que una in­ter­ac­ción ágil en­tre ser­vi­cios e in­dus­tria fa­vo­re­ce la me­jo­ra de la com­pe­ti­ti­vi­dad y el cre­ci­mien­to del em­pleo. De­fi­nir con cui­da­do las fun­cio­nes óp­ti­mas de ca­da te­rri­to­rio. Acom­pa­sar las po­lí­ti­cas de de­man­da a la in­no­va­ción ins­ti­tu­cio­nal, adap­tar los pro­gra­mas pú­bli­cos a las ca­rac­te­rís­ti­cas de los te­rri­to­rios en los que se apli­quen y eva­luar con­ti­nua­men­te los re­sul­ta­dos de ca­da política.

Co­mo se pue­de ver, los par­ti­dos que op­tan a go­ber­nar tie­nen por de­lan­te de­be­res más com­ple­jos que el sim­ple cam­bio de co­lo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.