«El 70 % del con­su­mo es­tá en Ga­li­cia, ne­ce­si­ta­mos sa­lir»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - L. Mí­guez

El mun­do del vino lle­gó ha­ce años de una for­ma tí­mi­da a su vi­da, pe­ro lo hi­zo pa­ra que­dar­se. De­ci­dió arries­gar y for­mar­se en un ám­bi­to en el que ha­ce vein­te años la pre­sen­cia de una mu­jer era ca­si anec­dó­ti­ca. Des­pués de pa­sar por re­fe­ren­tes a ni­vel in­ter­na­cio­nal co­mo Ca­li­for­nia, de­ci­dió apos­tar por vol­ver a su tie­rra na­tal y desa­rro­llar aquí su pro­fe­sión

Es­tre­nó el pues­to ha­ce po­co tiem­po, pe­ro la res­pon­sa­ble de la De­no­mi­na­ción de Ori­gen O Ri­bei­ro se mues­tra ilu­sio­na­da y lle­na de pro­yec­tos. Cris­ti­na Al­ca­lá (Vi­go, 1969) apues­ta por co­no­cer a fon­do to­das y ca­da una de las cien bo­de­gas que for­man par­te de la demarcación y por em­pe­zar a co­lo­car sus cal­dos fue­ra de las fronteras ga­lle­gas.

—¿Qué par­ti­cu­la­ri­da­des tie­ne O Ri­bei­ro?

—Si al­go tie­ne de sin­gu­lar O Ri­bei­ro es la frag­men­ta­ción, el mi­ni­fun­dis­mo ex­tre­mo. Es una gran ri­que­za his­tó­ri­ca, pe­ro tam­bién es un pro­ble­ma pa­ra tra­ba­jar, por­que ele­va los cos­tes. En la ac­tua­li­dad, so­mos cien bo­de­gas y aho­ra mis­mo es­toy en un pro­ce­so de co­no­cer a to­do el equi­po.

—¿Có­mo es ser la ge­ren­te de un gru­po tan di­ver­so?

—El mío es un man­do in­ter­me­dio en­tre el pre­si­den­te y los ple­nos, que son los ór­ga­nos de de­ci­sión. Ahí es­tá la úl­ti­ma pa­la­bra. La ge­ren­cia mar­ca la ho­ja de ru­ta y lue­go hay de­par­ta­men­tos, de pro­mo­ción y co­mu­ni­ca­ción, téc­ni­co que se en­car­ga del con­trol de ca­li­dad y la ges­tión de re­gis­tros y una par­te de ad­mi­nis­tra­ción. Tie­ne que te­ner una vi­sión glo­bal y cer­te­ra pa­ra cam­biar el rum­bo. Es­tos son días un po­co de vér­ti­go.

—El mun­do del vino es so­bre to­do mas­cu­lino.

—Es cu­rio­so, por­que mu­chas bo­de­gas tie­nen nom­bre de mu­jer, que sue­le ser la ma­dre o un fa­mi­liar, pe­ro lue­go las lle­van ellos. Aún así nun­ca he te­ni­do pro­ble­ma, yo me mue­vo co­mo una pro­fe­sio­nal y me ha­go res­pe­tar. No ten­dría sen­ti­do lo con­tra­rio, ya que fue­ron ellos los que me eli­gie­ron.

—¿Có­mo ha si­do la co­se­cha?

—En el 2015 tu­vi­mos muy bue­na ca­li­dad y can­ti­dad. Re­co­gi­mos 14,3 mi­llo­nes de ki­los de uvas, uno más que el año pa­sa­do.

—¿Cuál es el mer­ca­do de los vi­nos de es­ta De­no­mi­na­ción?

—El 70 % del con­su­mo es­tá en Ga­li­cia, ne­ce­si­ta­mos sa­lir. Aho­ra mis­mo so­lo un 20 % se ven­de en Es­pa­ña y el otro res­tan­te fue­ra. Mi idea es em­pe­zar a con­quis­tar el mer­ca­do na­cio­nal y len­ta­men­te el in­ter­na­cio­nal. Ga­li­cia va a ser siem­pre un mer­ca­do na­tu­ral, pe­ro cree­mos que el vino es­tá pre­pa­ra­do y se me­re­ce sa­lir fue­ra, es­ta­mos en pri­me­ra lí­nea y es muy bueno. Es­te vi- no re­pre­sen­ta el va­lor de lo lo­cal, lo ge­nuino, es un vino muy ga­lle­go y eso ven­de.

—¿Qué re­tos afron­tan pa­ra lle­gar al mer­ca­do ex­te­rior?

—Nues­tro desafío es la ca­li­dad y la pro­fe­sio­na­li­za­ción. Hay muy bue­nos vi­nos por to­da Ga­li­cia y por Es­pa­ña. Tam­bién la co­mu­ni­ca­ción, ex­pli­car­les a los dis­tri­bui­do­res y a la gen­te que es­ta­mos aquí. La pro­mo­ción y po­si­cio­na­mien­to del Ri­bei­ro es ya im­pa­ra­ble. Te­ne­mos que sa­lir de Ga­li­cia, pro­fe­sio­na­li­zar­nos, ven­der ca­li­dad. El ob­je­ti­vo es que nues­tro vino es­té en res­tau­ran­tes, en tien­das es­pe­cia­li­za­das...

—¿Se mar­can fe­chas?

—Se­rá to­do po­co a po­co. Pri­me­ro quie­ro es­cu­char a to­das las bo­de­gas, que vi­si­ta­ré a lo lar­go del año.

—¿Ya co­no­cía el mun­do del vino an­tes de su pues­to ac­tual?

—Lle­vo fue­ra de Ga­li­cia un tiem­po. Es­tu­dié So­cio­lo­gía y en el 98 se cru­zó el vino en mi ca­mino, yo di­ri­gía un res­tau­ran­te, era su­mi­ller lue­go com­pra­ba vino pa­ra ven­der­lo a un con­su­mi­dor al­to a tra­vés de la gas­tro­no­mía. La ver­dad es que ha­ce 18 años una chi­ca en es­tos mun­dos era al­go muy cu­rio­so, ca­si anec­dó­ti­ca. Me gus­ta ser pro­fe­sio­nal, así que em­pe­cé a for­mar­me. Pa­sé in­clu­so una tem­po­ra­da en Ca­li­for­nia y ha­ce un año me vi­ne a Ga­li­cia, des­pués de es­tar por Ma­drid. En­ton­ces el ge­ren­te de la de­no­mi­na­ción de­ci­dió de­jar­lo y se abrió un pro­ce­so de se­lec­ción. Así que me ani­mé y aho­ra es­toy muy con­ten­ta, por­que cuen­to con el res­pal­do del con­se­jo re­gu­la­dor, que fue quien me eli­gió.

Cris­ti­na Al­ca­lá lle­va po­cas se­ma­nas en su pues­to de ge­ren­te de la D.O.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.