LOS ES­PA­ÑO­LES RE­CU­PE­RAN EL GAS­TO EN LA CES­TA DE LA COM­PRA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Sara Ca­bre­ro

Los es­pa­ño­les gas­ta­ron du­ran­te el 2015 un to­tal de 71.000 mi­llo­nes en lle­nar sus des­pen­sas, lo que su­po­ne un in­cre­men­to del 1,7 % Las que más cre­cie­ron fue­ron las fru­tas y las ver­du­ras Un 70 % rea­li­za la com­pra con una lis­ta, pe­ro aña­de más pro­duc­tos de los pre­vis­tos ini­cial­men­te

Los gran­des in­di­ca­do­res han em­pe­za­do a de­jar atrás los tiem­pos de nú­me­ros ro­jos. Pe­ro la gran eco­no­mía no es la úni­ca que pa­re­ce ol­vi­dar­se de las va­cas fla­cas. Hay otras evi­den­cias que ya ha­blan de re­cu­pe­ra­ción. Las fa­mi­lias. Al me­nos así lo mues­tran las ces­tas de la com­pra del úl­ti­mo año. Se­gún un es­tu­dio de la con­sul­to­ra Niel­sen, el gran con­su­mo fir­mó en el 2015 el me­jor re­sul­ta­do de los úl­ti­mos sie­te años, con un cre­ci­mien­to del 1,7 %. Si ha­bla­mos de nú­me­ros más con­cre­tos, la ci­fra as­cien­de has­ta los 71.000 mi­llo­nes, que fue el des­em­bol­so to­tal que rea­li­za­ron los con­su­mi­do­res du­ran­te el año pa­sa­do en cu­brir sus ne­ce­si­da­des de ali­men­ta­ción, cui­da­do del ho­gar y per­so­nal.

No so­lo ha au­men­ta­do el gas­to. Con él lo ha he­cho tam­bién el vo­lu­men de las des­pen­sas: el nú­me­ro de ki­los y de li­tros cre­ció un 1 %.

Gas­ta­mos más. Pe­ro tam­bién he­mos re­cu­pe­ra­do al­gu­nas de las tra­di­cio­nes con­su­mis­tas que du­ran­te la ma­ni­da cri­sis ha­bían que­da­do com­ple­ta­men­te des­car­ta­das. Los pro­duc­tos fres­cos vuel­ven a ser pro­ta­go­nis­tas en los ca­rri­tos. Y es que del gas­to to­tal, 21.000 mi­llo­nes co­rres­pon­den a es­ta par­ti­da.

Las fru­tas y las ver­du­ras se han con­ver­ti­do en las pro­ta­go­nis­tas de la me­sa. Son las que si­guen en me­jor for­ma, con unos in­cre­men­tos que se si­túan en­tre el 8 y el 9 %.

La gran dam­ni­fi­ca­da, sin em­bar­go, es la car­ne. Es­te es el prin­ci­pal pro­duc­to pe­re­ce­de­ro de la par­ti­da de fres­cos que vio des­cen­der sus ven­tas, en con­cre­to un 0,3 %.

Los pro­duc­tos fres­cos han arras­tra­do tam­bién al res­to de es­ta­ne­rías del su­per­mer­ca­do. Por­que el res­to de ele­men­tos que con­for­man la com­pra men­sual de los ho­ga­res tam­bién han au­men­ta­do. Las be­bi­das in­cre­men­ta­ron sus ven­tas un 2,1 %, mien­tras que la dro­gue­ría y la per­fu­me­ría vie­ron cre­cer sus nú­me­ros un 1,7 y un 0,3 % res­pec­ti­va­men­te.

HOS­TE­LE­RÍA, EN VER­DE

Uno de los sec­to­res que más su­frió el ajus­te de los bol­si­llos es­pa­ño­les fue el de la hos­te­le­ría. Con me­nos di­ne­ro en las car­te­ras, el pri­mer ti­je­re­ta­zo apli­ca­do por las fa­mi­lias fue el del ocio y con­su­mo fue­ra del ho­gar.

Qui­zás por ello, el sec­tor hos­te­le­ro ha si­do el es­pe­jo en el que mu­chos han ido mi­ran­do el de­ve­nir de la eco­no­mía de las fa­mi­lias. Des­pués de acu­mu­lar mu­chos me­ses en ro­jo, el ocio vuel­ve a la sen­da del cre­ci­mien­to.

El con­su­mo de be­bi­das en hos­te­le­ría en los me­ses de ve­rano cre­ció en el 2015 una me­dia del 5,5 %, un nú­me­ro que en di­ciem­bre se du­pli­có, con un au­men­to del 10,3 %.

MÁS IM­PUL­SI­VOS

Los úl­ti­mos es­tu­dios si­tua­ban al es­pa­ñol de des­pués de la cri­sis como un con­su­mi­dor mu­cho más res­pon­sa­ble y pla­ni­fi­ca­do, asi­duo a com­prar con una lis­ta y mu­cha ca­be­za y po­co ami­go de apun­tar­se a los gas­tos in­ne­ce­sa­rios. Es­to tam­bién pa­re­ce em­pe­zar a cam­biar.

Atrás que­dan los tiem­pos de con­su­mo com­pul­si­vo, pe­ro de aque­llas tra­di­cio­nes to­da­vía que­da al­go.

El es­tu­dio de Niel­sen ca­li­fi­ca al nue­vo con­su­mi­dor como «bi­po­lar»: «Uno de los ras­gos del nue­vo con­su­mi­dor sur­gi­do con la cri­sis y afian­za­do con la re­cu­pe­ra­ción es su bi­po­la­ri­dad. Cuan­do ha­ce la com­pra mues­tra há­bi­tos de con­su­mo muy dis­pa­res», ase­gu­ran los ex­per­tos de la con­sul­to­ra, quie­nes ade­más aña­den: «El 70 % de los con­su­mi­do­res pla­ni­fi­can la com­pra, pe­ro lue­go en la tien­da aca­ban in­cor­po­ran­do a la ces­ta pro­duc­tos que no es­ta­ban pre­vis­tos». Los es­pa­ño­les que se ajus­tan de ma­ne­ra es­tric­ta a lo dic­ta­do an­tes de sa­lir de ca­sa con­for­man, de he­cho, el me­nor por­cen­ta­je. Con­for­man el 40 % y afir­man te­ner un pre­su­pues­to tan ajus­ta­do que so­lo se per­mi­ten com­prar aque­llo que real­men­te ne­ce­si­tan.

Pe­ro no to­do ha cam­bia­do con la lle­ga­da de los nú­me­ros ver­des. La hi­per­sen­si­bi­li­dad al pre­cio desa­rro­lla­da du­ran­te los úl­ti­mos años lle­gó pa­ra que­dar­se. Dos ter­ce­ras par­tes de los con­su­mi­do­res afir­man te­ner tan con­tro­la­do el pre­cio que son ca­pa­ces de de­tec­tar su cam­bio. Por ello, las gran­des pro­ta­go­nis­tas del su­per­mer­ca­do si­guen sien­do las pro­mo­cio­nes, que de­ter­mi­nan qué en­tra en ca­da des­pen­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.