«EL AHO­RRO DEL GAS­TO FAR­MA­CÉU­TI­CO NO SO­LO ES PO­LÍ­TI­CA DE PRE­CIOS»

CAR­LOS GON­ZÁ­LEZ BOSCH PRE­SI­DEN­TE DE CO­FA­RES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ana Bal­sei­ro

La cri­sis ha de­vuel­to la fac­tu­ra­ción del sec­tor far­ma­céu­ti­co a ni­ve­les del 2004. En es­te con­tex­to, el pre­si­den­te del gi­gan­te Co­fa­res sos­tie­ne que el aho­rro en el gas­to «no se pue­de ha­cer so­lo con po­lí­ti­cas de pre­cios», por­que aun­que se aba­ra­te el cos­te de la pres­ta­ción as­fi­xian­do al sec­tor, «el pro­ble­ma se man­ten­drá». Ca­li­fi­ca de «ad­mi­ra­ble» la ges­tión que Es­pa­ña ha he­cho del tra­ta­mien­to de la he­pa­ti­tis C

A pun­to de ce­le­brar en Santiago — el pró­xi­mo jue­ves— Ex­po­co­fa­res, una jor­na­da con la que abri­rá una ron­da por Es­pa­ña pa­ra acer­car a so­cios y clien­tes los ser­vi­cios y pro­duc­tos que pres­ta la prin­ci­pal dis­tri­bui­do­ra far­ma­céu­ti­ca del país, su pre­si­den­te, Car­los Gon­zá­lez Bosch, re­pa­sa los re­tos del sec­tor.

—¿Có­mo es­tá la far­ma­cia es­pa­ño­la des­pués de los años de cri­sis?

—Ha su­fri­do una ba­ja­da muy gran­de de sus in­gre­sos. En el 2010, cuan­do en Es­pa­ña hu­bo la ma­yor fac­tu­ra­ción en me­di­ca­men­tos, se fac­tu­ra­ron 12.300 mi­llo­nes, y el año pa­sa­do 9.500 es­ca­sos. Es­ta­mos a ni­ve­les del 2004. Una far­ma­cia es una pe­que­ña em­pre­sa, y que ten­ga una fac­tu­ra­ción del 2004 con gas­tos del 2016 ha­ce que lo pase mal. Aun­que el 2015 ha si­do un año de es­ta­bi­li­dad, y es­to ha he­cho que va­ya­mos re­com­po­nien­do la fi­gu­ra de una par­te del sec­tor, otra par­te es­tá ya muy da­ña­da como con­se­cuen­cia de es­ta ba­ja­da tan drás­ti­ca de ven­tas y se­rá di­fí­cil que se re­cu­pe­re.

—¿Có­mo se es­tán adap­tan­do a los cam­bios que lle­van apa­re­ja­das las nue­vas tec­no­lo­gías? ¿Qué re­tos tie­nen?

—Des­de el pun­to de vis­ta de su ges­tión ad­mi­nis­tra­ti­va se ha ade­cua­do muy bien a la reali­dad di­gi­tal. La re­ce­ta elec­tró­ni­ca es un ele­men­to de pro­gre­so im­por­tan­te y he­mos adop­ta­do una po­si­cion muy ac­ti­va en la di­gi­ta­li­za­ción. Pe­ro vie­ne la se­gun­da par­te, lo que yo lla­mo la re­la­ción con el clien­te en la ven­ta de pa­ra­far­ma­cia y de me­di­ca­men­tos pu­bli­ci­ta­rios, que son los que se pue­den ven­der on-li­ne. Ahí te­ne­mos la gran com­pe­ten­cia de los es­ta­ble­ci­mien­tos de pa­ra­far­ma­cia vin­cu­la­dos a per­fu­me­rías, gran­des su­per­fi­cies, etc. Y es­to es lo que nos preo­cu­pa, por­que si la far­ma­cia no reac­cio­na an­te es­te re­to, una par­te de la cuo­ta de mer­ca­do pue­de ir­se.

—¿Qué pa­pel jue­gan las coope­ra­ti­vas en to­do ello?

—Nues­tros pro­pie­ta­rios son far­ma­cias, eso es im­por­tan­tí­si­mo. El mo­de­lo es­pa­ñol de far­ma­cia, de ca­pi­la­ri­dad, es­tá vin­cu­la­do de for­ma pro­fun­da a que las ofi­ci­nas de far­ma­cia ten­gan em­pre­sas de dis­tri­bu­ción.

—¿Por qué?

—Por­que las de­ci­sio­nes que to­men es­tas em­pre­sas siem­pre se­rá en be­ne­fi­cio de la efi­cien­cia de es­te mo­de­lo. En se­gun­do lu­gar, por­que las crea­mos pa­ra ga­ran­ti­zar la ren­ta­bi­li­dad de las com­pras que los far­ma­céu­ti­cos ha­ce­mos de los me­di­ca­men­tos y los pro­duc­tos sa­ni­ta­rios, y es im­por­tan­te por­que la ba­se im­po­ni­ble so­bre la que tra­ba­ja­mos ha dis­mi­nui­do, y en una par­te de lo que ven­de la far­ma­cia, apro­xi­ma­da­men­te el 30 %, la com­pe­ten­cia es más du­ra que nun­ca. Por eso las coope­ra­ti­vas jue­gan un pa­pel pri­mor­dial.

—¿Qué opi­nión tie­ne so­bre los re­tos del sis­te­ma na­cio­nal de sa­lud? ¿Y la co­la­bo­ra­ción pú­bli­cop­ri­va­da en ma­te­ria de sanidad?

—Es­te es un te­ma muy in­tere­san­te pa­ra mí, que pre­si­do la Co­mi­sión de Sanidad de CEOE. Yo creo que el SNS no es sos­te­ni­ble sin la co­la­bo­ra­ción de la sanidad pri­va­da. El por­cen­ta­je so­bre el PIB de la sanidad pri­va­da es del 3,5 % y en la pú­bli­ca es el 5,3 %. Son da­tos que de­mues­tran que hay una de­man­da muy só­li­da de sanidad pri­va­da en el país, y si no la hu­bie­ra, pro­ba­ble­men­te el sis­te­ma pú­bli­co co­lap­sa­ría. Creo que de­be ser un te­ma pa­cí­fi­co: las dos sa­ni­da­des se com­ple­men­tan y son ne­ce­sa­rias pa­ra el sos­te­ni­mien­to del sis­te­ma.

—Las far­ma­cias ga­lle­gas si­guen sin sa­ber cuán­do ten­drán la va­ca­cu­na de la me­nin­gi­tis. ¿Hay fe­cha pa­ra que se re­gu­le su su­mi­nis­tro?

—En zo­nas como Ga­li­cia, don­de es­tas pa­to­lo­gías son pre­va­len­tes, se to­mó la de­ci­sión del uso obli­ga­to­rio de la va­cu­na, pe­ro sin te­ner el nú­me­ro su­fi­cien­te de ellas com­pro­me­ti­das con el la­bo­ra­to­rio que las fa­bri­ca. El pro­ble­ma es­tá en que es­ta va­cu­na tar­da un año en fa­bri­car­se. Yo es­pe­ro que la si­tua­ción es­té pró­xi­ma a re­gu­la­ri­zar­se. Des­de que se to­mó la de­ci­sión, has­ta que pase un año, pa­re­ce ra­zo­na­ble pen­sar que ese se­rá el de­ca­la­je que ha­brá pa­ra te­ner va­cu­nas su­fi­cien­tes.

—¿Pe­ro có­mo pue­de ex­pli­car­se que se apro­ba­se la ven­ta a par­tir de oc­tu­bre y nun­ca lle­ga­se a ha­ber un abas­te­ci­mien­to su­fi­cien­te?

—Yo creo que, efec­ti­va­men­te, fue una de­ci­sión di­fí­cil, pe­ro ra­zo­na­ble. Ha si­do fru­to de una con­ca­te­na­ción de cir­cuns­tan­cias que no son acha­ca­bles en sí mis­mas a na­die, por­que to­das las ad­mi­nis­tra­cio­nes han ac­tua­do con la me­jor vo­lun­tad pa­ra tra­tar de so­lu­cio­nar el pro­ble­ma, pe­ro se han en­con­tra­do con la di­fi­cul­tad del he­cho de que es­to no es al­go que se pue­da fa­bri­car con ra­pi­dez. Por eso yo es­pe­ro que en los pró­xi­mos me­ses se so­lu­cio­ne, te­nien­do en cuen­ta el de­ca­la­je que le he di­cho.

—Un juez aca­ba de impu­tar a dos car­gos del Ser­gas por el re­tra­so en el tra­ta­mien­to de la he­pa­ti­tis C con So­val­di. ¿Pue­de acha­car­se a que hu­bo re­tra­so en su co­mer­cia­li­za­ción? Tam­bién se cri­ti­có su al­to pre­cio. ¿Se ha re­du­ci­do el cos­te?

—La ac­ti­tud, con re­pec­to a la he­pa­ti­tis en Es­pa­ña, en to­das las co- mu­ni­da­des, ha si­do muy po­si­ti­va. Yo la ver­dad es que creo que he­mos he­cho, no un gas­to, sino una gran in­ver­sión en sa­lud. Lo que pa­sa es que en un prin­ci­pio el me­di­ca­men­to es­ta­ba a un pre­cio. Lue­go se han ido to­man­do una se­rie de acuer­dos y los me­di­ca­men­tos han ba­ja­do y son más ase­qui­bles. Pe­ro creo que es ad­mi­ra­ble el es­fuer­zo que ha he­cho Es­pa­ña, aun­que no co­noz­co el ca­so de es­tos ges­to­res ga­lle­gos. Por eso no pue­do opi­nar.

—¿Has­ta qué pun­to la con­ti­nua re­vi­sión de pre­cios por par­te de la Agen­cia Es­pa­ño­la del Me­di­ca­men­to po­ne en ries­go la via­bi­li­dad de las far­ma­cias?

—Es una pre­gun­ta muy sa­bia, por­que creo que los me­di­ca­men­tos es­pa­ño­les han al­can­za­do en mu­chos ca­sos pre­cios anó­ma­los. El aho­rro en el gas­to far­ma­céu­ti­co no se pue­de ha­cer so­lo con po­lí­ti­cas de pre­cios. A mí me gus­ta­ría pri­me­ro sa­ber cual es el ob­je­ti­vo que per­si­guen las ad­mi­nis­tra­cio­nes. In­ten­tar por to­dos los me­dios que se aba­ra­te el cos­te de la pres­ta­ción far­ma­céu­ti­ca en ba­se del sa­cri­fi­cio con­ti­nuo de la­bo­ra­to­rios, dis­tri­bu­ción y far­ma­cias, no me pa­re­ce un mé­to­do. Po­drán ter­mi­nar con no­so­tros, pe­ro no ter­mi­na­rán con el pro­ble­ma, se­gu­ro.

—¿Son las ad­mi­nis­tra­cio­nes sa­ni­ta­rias de­ma­sia­do es­tric­tas al exi­gir la pres­crip­ción de ge­né­ri­cos?

—No, no. Yo creo que en Es­pa­ña el ge­né­ri­co es­tá cre­cien­do de una for­ma ar­mó­ni­ca, ra­zo­na­ble y con mu­cha in­te­li­gen­cia. So­bre es­to hay dis­cu­sio­nes, pe­ro yo creo que el ge­né­ri­co es un me­di­ca­men­to de fu­tu­ro.

—Ce­rre­mos con la po­li­ti­za­ción de la sanidad. ¿Có­mo lo ve?

—Pues con preo­cu­pa­ción, la ver­dad, por­que la sanidad de­be que­dar fue­ra del de­ba­te ideo­ló­gi­co. Si po­ne­mos la ideo­lo­gía como ele­men­to bá­si­co pa­ra to­mar de­ci­sio­nes, nos ol­vi­da­mos de al­gu­nas co­sas im­por­tan­tes, como por ejem­plo, la efi­cien­cia.

No per­der cuo­ta de mer­ca­do fren­te a com­pe­ti­do­res en pa­ra­far­ma­cia y bie­nes­tar es el re­to» De­fien­de la «co­la­bo­ra­ción pri­va­da» como fór­mu­la pa­ra que el sis­te­ma na­cio­nal de sa­lud sea sos­te­ni­ble y no se co­lap­se Con­si­de­ra que en Es­pa­ña los ge­né­ri­cos es­tán te­nien­do un «desa­rro­llo ar­mó­ni­co»

Car­los Gon­zá­lez des­ta­ca que una far­ma­cia es una pe­que­ña em­pre­sa y que el sec­tor se es­tá re­com­po­nien­do de la cri­sis

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.