El di­lu­vio

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Car­los Mar­tí­nez

Se­guir con aten­ción la pren­sa económica es lo que se di­ce un sin­vi­vir. Con tan­tos años de cri­sis a las es­pal­das, tan ne­ce­si­ta­dos co­mo es­ta­mos de es­pe­ran­zas, las ci­fras vo­lá­ti­les un día te per­mi­ten son­reír un po­co y al si­guien­te te amar­gan la exis­ten­cia.

Des­de pri­me­ros de es­te año se ex­tien­de el ru­mor de que nos pue­de caer en­ci­ma una nue­va gran re­ce­sión. Al­gu­nos ex­per­tos creen que las po­lí­ti­cas mo­ne­ta­rias de in­tere­ses ce­ro o pró­xi­mos no han da­do el re­sul­ta­do es­pe­ra­do: ge­ne­rar un po­co de in­fla­ción y con ello re­du­cir el pe­so que la deu­da tie­ne sobre las eco­no­mías y per­mi­tir que se reac­ti­ven. La ac­ti­vi­dad in­dus­trial es­tá ca­yen­do no so­lo en Chi­na, sino tam­bién en Ale­ma­nia, el mo­tor de Eu­ro­pa, y eso tie­ne que ver con que los paí­ses emer­gen­tes aho­ra ape­nas aso­man la ca­be­za por en­ci­ma del agua, por­que pa­ra mu­chos de ellos las ma­te­rias pri­mas son su re­cur­so bá­si­co y los pre­cios de to­das ellas es­tán ca­yen­do, con lo que no tie­nen flo­ta­ción pa­ra se­guir emer­gien­do y de­man­dan­do bie­nes de equi­po y otras co­sas que pro­du­cen los paí­ses in­dus­tria­les.

La pren­sa económica ofre­ce a sus lec­to­res (que no son los que acu­den a los co­me­do­res de Cá­ri­tas) re­ce­tas pa­ra cui­dar de sus aho­rros an­te cual­quier even­tua­li­dad, y eso de­mues­tra que las even­tua­li­da­des es­tán en la agen­da. Re­co­mien­dan, di­cho sea de pa­so, «no po­ner to­dos los hue­vos en la mis­ma ces­ta», que es la ban­ca es­pa­ño­la; o sea, man­dar aho­rro a Sui­za (eso sí, re­cal­can, pa­gan­do im­pues­tos) o crear una so­cie­dad offs­ho­re, «que se ha­ce en dos mi­nu­tos a tra­vés de In­ter­net».

Pa­ra más In­ri, nos en­te­ra­mos por la pren­sa friki de que un ciu­da­dano ho­lan­dés ha cons­trui­do un ar­ca co­mo la de Noé, de 125 me­tros de es­lo­ra, en la que ca­ben 5.000 per­so­nas, y que pien­sa bo­tar­la al mar y cru­zar el Atlán­ti­co. La Co­mi­sión Eu­ro­pea, el FMI y los pro­pul­so­res del TTIP de­be­rían to­mar cartas en el asun­to y de­ne­gar­le la li­cen­cia de na­ve­ga­ción. Con la que es­tá ca­yen­do, ver en el mar al bu­que en que unos po­cos se sal­van del di­lu­vio so­lo pue­de ser con­tra­pro­du­cen­te en es­te es­fuer­zo uni­ver­sal de los go­ber­nan­tes por ge­ne­rar confianza, ilu­sión e in­gre­sos fis­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.