Cán­di­dos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Carlos Mar­tí­nez

La fun­ción de la crí­ti­ca es mo­des­ta y mo­les­ta. ¿Quién es el crí­ti­co fren­te al gran hom­bre o la gran mu­jer que es­cri­ben li­bros enor­mes, que eje­cu­tan obras fa­raó­ni­cas o que to­man di­fí­ci­les de­ci­sio­nes so­bre ajus­tes pre­su­pues­ta­rios y re­for­mas la­bo­ra­les? Pues, por de­cir­lo en vul­gar, un prin­gao que nun­ca al­can­za­rá el re­co­no­ci­mien­to de los de­más, que no tie­ne un du­ro y que se de­di­ca, co­mo cier­tos in­sec­tos díp­te­ros, a per­tur­bar la tran­qui­li­dad de con­cien­cia de la gran mu­jer y del gran hom­bre con sus pi­co­ta­zos in­sis­ten­tes. Y, sin em­bar­go, al­gu­nos te­ne­mos que con­ten­tar­nos con es­te pa­pel de mos­ca re­cal­ci­tran­te: la pro­fe­sión pe­rio­dís­ti­ca, di­cen los tra­ta­dis­tas in­de­pen­dien­tes, ha de ser un con­tra­po­der que man­ten­ga des­pier­tos a los po­de­ro­sos pa­ra que sean jus­tos y efi­ca­ces.

Ya sa­be­mos que es­te país es­tá muy cer­ca de la per­fec­ción. Pe­ro, aun así, man­da­ta­rios co­mo la vi­ce­pre­si­den­ta So­ra­ya Sáenz de San­ta­ma­ría de­be­rían ser me­nos con­tu­ma­ces con los pe­rio­dis­tas que ha­cen pre­gun­tas des­agra­da­bles so­bre esos pe­que­ños de­fec­tos de la eco­no­mía es­pa­ño­la co­mo el vo­lu­men de deu­da pú­bli­ca o la po­si­bi­li­dad de que los du­ros ajus­tes so­bre la po­bla­ción asa­la­ria­da no ha­yan te­ni­do gran efec­to en la re­duc­ción del dé­fi­cit.

De­be­rían con­si­de­rar que, fren­te a esos po­cos re­por­te­ros in­qui­si­do­res y esas de­ce­nas de ana­lis­tas eco­nó­mi­cos mo­les­tos, va­rios ba­ta­llo­nes de doc­to­res Pan­gloss re­ga­lan a dia­rio los oí­dos del po­der en pe­rió­di­cos, ra­dios y te­le­vi­sio­nes, re­cor­dán­do­nos que si no vi­vi­mos en el me­jor de los mun­dos po­si­bles es por cul­pa de la he­ren­cia re­ci­bi­da y de la ig­no­ran­cia in­su­pe­ra­ble de gran nú­me­ro de vo­tan­tes. Has­ta Pan­gloss, el per­so­na­je de Cán­di­do, re­co­no­ció al fi­nal que la vi­da ha­bía si­do muy du­ra con él. Aflo­jen, por fa­vor, sus imi­ta­do­res; so­mos cán­di­dos, pe­ro tan­ta ba­la­da amo­ro­sa em­pa­la­ga: tam­bién ha­ce fal­ta un po­co de rock and roll.

Por cier­to, en es­te año de tan­tas efemérides, hay una que va a caer en el ol­vi­do: ha­ce so­lo 50 años (1966) que el Vaticano ti­ró a la pa­pe­le­ra su ín­di­ce de li­bros prohi­bi­dos, en el que la sim­pá­ti­ca obra de Vol­tai­re es­tu­vo re­clui­da dos si­glos lar­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.