«EL SEC­TOR DE ÁRI­DOS GA­LLE­GO TIE­NE NUE­VAS LÍ­NEAS DE MER­CA­DO»

El di­rec­ti­vo ga­lle­go cri­ti­ca que el re­tra­so en la ad­ju­di­ca­ción de pro­yec­tos ha lle­va­do a la pa­ra­li­za­ción del sec­tor. De­man­da un cam­bio de mo­de­lo que mi­re ha­cia Eu­ro­pa y per­mi­ta me­jo­rar y man­te­ner la pro­duc­ción de las can­te­ras

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ana Lorenzo in­flu­ye el pa­no­ra­ma po­lí­ti­co?

A su car­go co­mo pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Ga­le­ga de Ári­dos, Jo­sé Lis­ta Tasende aca­ba de su­mar el de nue­vo res­pon­sa­ble de la Fe­de­ra­ción de Ári­dos de Es­pa­ña, que agru­pa a cer­ca de 700 in­dus­trias y 1.100 can­te­ras. Tras el li­ge­ro re­pun­te que ex­pe­ri­men­tó el sec­tor el año pa­sa­do, el 2016 es­tá sien­do un ejer­ci­cio muy ma­lo.

—¿Qué ba­lan­ce ha­ce de la si­tua­ción ac­tual?

—El sec­tor es­tá fa­tal, es­tá pa­ra­do. El re­su­men es que no es­tá. Aho­ra mis­mo el ári­do des­apa­re­ció del ma­pa.

—¿Por qué? ¿Por la pa­ra­li­za­ción de la obra pú­bli­ca?

—El otro día tu­vi­mos una reu­nión con re­pre­sen­tan­tes de la Xun­ta y evi­den­te­men­te ellos de­fien­den su pos­tu­ra, que la in­ver­sión se man­tie­ne e in­clu­so au­men­ta. Pe­ro no es un te­ma de que se gas­te o no en in­fra­es­truc­tu­ras, que evi­den­te­men­te es me­nos de lo que se tie­ne que gas­tar, pe­ro es un te­ma de cultura o del am­bien­te que se respira. Aun­que una ad­mi­nis­tra­ción aprue­be un pro­yec­to, lue­go esas ini­cia­ti­vas tar­dan en eje­cu­tar­se, cues­ta mu­cho eje­cu­tar­las... Si an­tes se ha­cía un pro­yec­to y las obras en tres me­ses, aho­ra tar­dan tres años.

—¿Re­tra­so ad­mi­nis­tra­ti­vo o tam­bién

—Hay un pa­rón y to­do in­flu­ye. To­do tie­ne una ra­zón, y la reali­dad es que hay un pa­rón que lle­ga des­pués de una ba­ja­da bes­tial co­mo con­se­cuen­cia del bum in­mo­bi­lia­rio y de in­ver­sio­nes. En Es­pa­ña, es­tá­ba­mos vi­vien­do una ju­ven­tud lo­ca, y he­mos pa­sa­do a una ve­jez an­ti­ci­pa­da. Nos ha fal­ta­do to­da la eta­pa de edad ma­du­ra y es­ta­mos co­mo un en­fer­mo, no ter­mi­nal, pe­ro sí co­mo un ve­ge­tal.

—¿Cuál se­ría la so­lu­ción?

—El ob­je­ti­vo es bus­car el mo­de­lo que se es­té desa­rro­llan­do en cual­quier otro país de Eu­ro­pa pa­ra con­se­guir que aquí hay, ya no di­ga­mos cre­ci­mien­to, sino por lo me­nos sos­te­ni­bi­li­dad. Que las in­fra­es­truc­tu­ras se sos­ten­gan, que ha­ya un man­te­ni­mien­to y una me­jo­ra de lo que ya te­ne­mos. No pe­di­mos que ha­ya nue­vos ae­ro­puer­tos, sino que lo que es­tá pre­su­pues­ta­do se eje­cu­te.

—¿Exis­te mu­cha di­fe­ren­cia en­tre la si­tua­ción eu­ro­pea y la es­pa­ño­la?

—Hay una me­di­da que es de to­ne­la­das de ári­do por ha­bi­tan­te y año que se con­su­men, y en Eu­ro­pa es­tá en 5 to­ne­la­das ha­bi­tan­te año. No­so­tros en Galicia, que es­tá me­jor que Es­pa­ña, es­ta­mos en el 2,5 to­ne­la­das, mien­tras que en el res­to de país es­tá en 2. Es un con­su­mo ri­dícu­lo en com­pa­ra­ción con el res­to de Eu­ro­pa, y con­se­guir lle­gar a las 5 to­ne­la­das nos per­mi­ti­ría man­te­ner lo que te­ne­mos, por­que con me­nos de la mi­tad no da.

—¿Hay ca­pa­ci­dad de me­jo­ra en Galicia?

—Galicia tie­ne unas ven­ta­jas a ni­vel de in­fra­es­truc­tu­ras, por­que es más di­fí­cil ha­cer ca­rre­te­ras aquí que en Cas­ti­lla. Pe­ro ade­más de vi­vir de la obra lo­cal, te­ne­mos que em­pe­zar a creer­nos que so­mos ca­pa­ces de es­tar en Eu­ro­pa, de com­pe­tir y de sa­car las cas­ta­ñas, y aquí te­ne­mos que em­pu­jar to­dos, ad­mi­nis­tra­cio­nes y sec­tor.

—Las re­cien­tes nor­ma­ti­vas y exi­gen­cias han las­tra­do el des­pe­gue del sec­tor.

—Al prin­ci­pio, pa­re­cía que te­ner una can­te­ra pa­re­cía una ma­ra­vi­lla, y aho­ra con tan­tas exi­gen­cias pa­re­ce que se es­tá con­vir­tien­do en un pro­ble­ma, y nos to­ca a to­dos dar­le la vuelta a esa si­tua­ción y apro­ve­char­la. So­mos un sec­tor di­fí­cil que tra­ba­ja­mos con di­na­mi­ta y ma­qui­na­ria pe­sa­da, y nos te­ne­mos que me­dir mu­chos. Lle­va­mos mu­chos años con una se­rie de exi­gen­cias que ha de­ri­va­do en la pro­fe­sio­na­li­za­ción del sec­tor, y es muy fá­cil tra­ba­jar con to­das las em­pre­sas en Es­pa­ña.

—Den­tro de es­tas nue­vas me­di­das es­tá tam­bién la in­for­ma­ti­za­ción de los con­tro­les de ex­plo­si­vos, en la que Galicia se con­vir­tió en ejem­plo gra­cias Atra­zex (so­lu­ción in­te­gral pa­ra el cum­pli­mien­to de la nue­va di­rec­ti­va eu­ro­pea de tra­za­bi­li­dad de ex­plo­si­vos).

—Sí, por­que an­tes el con­trol de los ex­plo­si­vos se lle­va­ba de una ma­ne­ra di­ga­mos ma­nual, pe­ro con las nue­vas nor­ma­ti­vas se tu­vo que in­for­ma­ti­zar. De ser un pro­ble­ma por­que nos iba a cos­tar un di­ne­ral el apa­ra­to y la ges­tión, ha pa­sa­do a ser una ven­ta­ja, ya que con un cos­te pe­que­ño te fa­ci­li­ta dis­po­ner de to­da la in­for­ma­ción, más se­gu­ri­dad y un con­trol más com­ple­to. Y, en­ci­ma lo he­mos he­cho me­jor que el res­to de Es­pa­ña.

—¿Qué otros re­tos le que­dan por su­pe­rar al sec­tor de los ári­dos?

—Con las nue­vas in­fra­es­truc­tu­ras que es­tán en mar­cha, puer­tos ex­te­rio­res y de­más, se nos abre una opor­tu­ni­dad pa­ra te­ner nue­vas lí­neas de mer­ca­do. Ade­más, te­ne­mos que co­no­cer­nos to­dos den­tro del sec­tor, dar­nos a co­no­cer de una ma­ne­ra ac­tual y de­mos­trar que es­ta­mos ha­cien­do las co­sas bien.

Jo­sé Lis­ta (iz­quier­da) con su an­te­ce­sor en el car­go, Joa­quín Ma­ga­lló

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.