El so­cio in­cons­tan­te

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Juan Carlos Mar­tí­nez

Tres días an­tes de nues­tras in­mi­nen­tes elec­cio­nes ge­ne­ra­les se va a pro­du­cir una vo­ta­ción tan de­ci­si­va (o pue­de que más, si aquí vuel­ve a dar­se un re­sul­ta­do in­ma­ne­ja­ble) co­mo la nues­tra: el re­fe­ren­do so­bre la con­ti­nui­dad del Reino Uni­do en la Unión Eu­ro­pea.

Pue­de de­cir­se, co­mo ya se de­cía en las vís­pe­ras del pa­sa­do 20D, que la im­pre­sión ge­ne­ral acer­ca de las elec­cio­nes es­pa­ño­las es la in­cer­ti­dum­bre. Si ha­bla­mos de la vo­ta­ción so­bre el bre­xit, la pa­la­bra que de­fi­ne la emo­ción do­mi­nan­te es preo­cu­pa­ción.

Hay preo­cu­pa­ción en­tre los bri­tá­ni­cos que votarán no a la sa­li­da; en el Go­bierno de aquel país, a pe­sar de que el par­ti­do que lo ocu­pa se mos­tró, en prin­ci­pio, a fa­vor; en la opo­si­ción la­bo­ris­ta, que ha tar­da­do en reac­cio­nar; en­tre las em­pre­sas bri­tá­ni­cas y en­tre las no bri­tá­ni­cas que tie­nen po­si­cio­nes en aquel mer­ca­do; en las ins­ti­tu­cio­nes eu­ro­peas y en­tre los Go­bier­nos de los so­cios co­mu­ni­ta­rios, que pre­vén, si la de­ci­sión del Reino Uni­do es la de mar­char­se, el ini­cio de un ca­mino que po­drían se­guir otros paí­ses con al­ta pre­sen­cia de eu­ro­es­cép­ti­cos en­tre sus vo­tan­tes.

Es fá­cil de en­ten­der es­te mie­do. Si cin­co ami­gos mon­tan un ne­go­cio, la mar­cha de uno de ellos sue­le ser el anun­cio del cie­rre, aun­que el so­cio in­cons­tan­te no es­té en la dis­ci­pli­na de ir to­dos los días a fi­char, aun­que no atien­da en la ba­rra y sea so­lo el que pin­cha dis­cos los fi­nes de se­ma­na. Gran Bre­ta­ña re­pre­sen­ta ca­si el 18 % del PIB co­mu­ni­ta­rio; su fal­ta se ha­rá no­tar en las de­ci­sio­nes pre­su­pues­ta­rias, en el co­mer­cio eu­ro­peo (en torno al 45 % de las ex­por­ta­cio­nes bri­tá­ni­cas van a ese mer­ca­do) y en la ca­pa­ci­dad de re­la­ción del reino in­su­lar con al­gu­nos so­cios ex­te­rio­res, con los que aho­ra ha­ce in­ter­cam­bios des­de el mar­co co­mu­ni­ta­rio.

Quie­nes no es­tán preo­cu­pa­dos son los ciu­da­da­nos de­fen­so­res del bre­xit. Sus mo­ti­vos son, más bien, sen­ti­mien­tos de pér­di­da: de so­be­ra­nía, de ca­pa­ci­dad de de­ci­sión, de in­fluen­cia en el (des)con­cier­to mun­dial. Si triun­fan ga­na­rán au­to­es­ti­ma, pe­ro per­de­rán di­ne­ro. Y la di­fi­cul­tad eco­nó­mi­ca es un en­torno en el que los gran­des va­lo­res pa­san a se­gun­do plano. Oja­lá no se pon­gan en si­tua­ción de te­ner que arre­pen­tir­se.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.