Me­jor pro­mo­cio­nar pro­duc­tos sin ries­go

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Cris­tó­bal Ra­mí­rez

Se ha con­ver­ti­do en un lu­gar co­mún ha­blar del éxi­to del Xa­co­beo, que no es otro que el ha­ber sa­bi­do pro­mo­cio­nar, des­de 1993, los dis­tin­tos Ca­mi­nos de San­tia­go. Y con ese au­tén­ti­co bum lle­gó tam­bién la dis­cu­sión, la dis­tin­ción en­tre pe­re­gri­nos y «tu­ri­gri­nos», tér­mino es­te que en­cie­rra con­no­ta­cio­nes ne­ga­ti­vas. El que pa­re­ce eterno de­ba­te se cen­tra en si el Ca­mino de San­tia­go es tu­ris­mo o no.

Ni por ori­gen, ni por his­to­ria, ni por con­fi­gu­ra­ción lo es, por mu­cho que se em­pe­ñe la Xun­ta en ha­cer­lo de­pen­der de la Agen­cia Ga­le­ga de Tu­ris­mo. Pe­ro el tu­ris­mo, en su con­cep­ción ac­tual o co­mo ac­ti­vi­dad exis­ten­te an­tes de la in­ven­ción de es­te con­cep­to, fue siem­pre un efec­to in­me­dia­to (da­ño co­la­te­ral, pa­ra al­gu­nos) de la pe­re­gri­na­ción: des­de la Edad Me­dia me­so­nes, guías, ven­de­do­res, pue­blos y ciu­da­des se be­ne­fi­cia­ban y se be­ne­fi­cian del pa­so de esa mul­ti­tud de ca­mi­nan­tes. Tria­cas­te­la hu­bie­ra des­apa­re­ci­do de no ha­ber si­do por el Ca­mino.

Esa pro­mo­ción que ha­ce el hoy mer­ma­do Xa­co­beo re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra Ga­li­cia. En con­tra de lo que sue­le ser ha­bi­tual en el mun­do del tu­ris­mo, aquí se tra­ta del desa­rro­llo de in­fi­ni­dad de pe­que­ñas ac­cio­nes que bus­can a los al­go pe­dan­te­men­te lla­ma­dos pres­crip­to­res de opi­nión. Es de­cir, so­bre to­do a los di­vul­ga­do­res de la ru­ta ja­co­bea y a las aso­cia­cio­nes del Ca­mino, esos pul­mo­nes de la ru­ta ja­co­bea re­par­ti­dos por to­do el pla­ne­ta (Su­dá­fri­ca, Ca­na­dá y Ja­pón in­clui­dos, por ejem­plo).

Una in­ver­sión a tra­vés del Xa­co­beo es, sin du­da al­gu­na, una in­ver­sión ren­ta­ble pa­ra Ga­li­cia, aun­que es­té eter­na­men­te pen­dien­te de cuan­ti­fi­car cuál es el re­torno. Es de­cir, cuán­tos eu­ros vuel­ven a las ar­cas pri­va­das por ca­da uno sa­li­do de las pú­bli­cas. Por eso, la pe­re­gri­na­ción que tu­vo lu­gar es­te sá­ba­do en la ca­be­za del Ca­mino In­glés, des­de la aba­día de Fin­cha­le has­ta la ciu­dad de Dur­ham, ges­tio­na­da e im­pul­sa­da por el Xa­co­beo des­de que se em­pe­zó a di­se­ñar en el pa­sa­do mes de di­ciem­bre, es un buen ne­go­cio tu­rís­ti­co. La pro­yec­ción ex­ter­na de los Ca­mi­nos re­sul­ta fun­da­men­tal pa­ra man­te­ner­los vi­vos.

A la ini­cia­ti­va se su­mó el Ayun­ta­mien­to de Oro­so, bus­can­do afir­mar la­zos con esa zo­na del nor­te de In­gla­te­rra. Bien­ve­ni­dos sean to­dos los es­fuer­zos co­mu­nes. Por­que el Ca­mino es­tá a pun­to de rom­per ré­cords es­te año, y el gas­to que ha­ce el pe­re­grino es, en oca­sio­nes, su­pe­rior al tu­ris­ta. Es ya otro lu­gar co­mún afir­mar que el pe­re­grino gas­ta 44 eu­ros al día, y co­mo pro­me­dio pa­sa en la co­mu­ni­dad seis días (Ca­mino In­glés o Por­tu­gués, por ejem­plo) u ocho (Ca­mino Fran­cés des­de O Ce­brei­ro). La sen­ci­lla mul­ti­pli­ca­ción da un re­sul­ta­do más al­to que el di­ne­ro que se gas­tan mu­chos tu­ris­tas en la jor­na­da que pa­san en Com­pos­te­la, ciu­dad que en es­tos mo­men­tos sos­tie­nen la iner­cia, la pu­bli­ci­dad que ha­cen las aso­cia­cio­nes de Ami­gos y la pro­pia Xun­ta. Por­que de la pro­mo­ción y ges­tión del sec­tor por par­te del Ayun­ta­mien­to no se sa­be na­da.

| C. RA­MÍ­REZ

Dur­ham, en In­gla­te­rra, en ple­noCa­mino In­glés

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.