ES­ME­RO EN EL SA­BOR Y EN LA ES­TÉ­TI­CA DE LAS PAS­TE­LE­RÍAS SÉ­MO­LA

La mar­ca em­pe­zó con una tien­da en el cen­tro de la ciu­dad y aho­ra ya tie­ne tres lo­ca­les Cui­dar la es­té­ti­ca de los es­ta­ble­ci­mien­tos y de la re­pos­te­ría es una de las cla­ves en la que se sus­ten­ta el ne­go­cio

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - L. Mí­guez

Tra­di­ción pas­te­le­ra en la san­gre mez­cla­da con di­se­ño mo­derno. Una com­bi­na­ción bien ade­re­za­da con la que Fa­ni Fran­cos Ro­drí­guez ha lo­gra­do el éxi­to a tra­vés de la ca­de­na Sé­mo­la, con tres es­ta­ble­ci­mien­tos ya en Vi­go. «Mi pa­dre te­nía un obra­dor en Pon­tea­reas, así que yo lo vi­ví de siem­pre. Ha­ce dos años ya mon­té el mío pro­pio en Ca­me­las. Que­ría­mos una pas­te­le­ría di­fe­ren­te, que ade­más de sa­ber bien lo pa­re­cie­ra». En es­te pun­to, la res­pon­sa­ble con­tó con el apo­yo de su ma­ri­do, di­se­ña­dor de in­te­rio­res. En equi­po, con­fi­gu­ra­ron un nue­vo mo­de­lo de tien­da, sin mos­tra­dor, pa­ra que los clien­tes se pu­die­ran acer­car, con la co­lo­ca­ción del pro­duc­to di­se­ña­do al mi­lí­me­tro, con una es­té­ti­ca muy cui­da­da y dul­ces dig­nos de ver que tam­po­co lle­gan a la ex­tra­va­gan­cia.

Por su­pues­to, el pro­duc­to y su ca­li­dad son pie­zas fun­da­men­ta­les, des­de Sé­mo­la con­tro­lan el uso de ma­te­rias pri­mas de pri­me­ra ca­li­dad y tra­ba­jan en el desa­rro­llo de nue­vas re­ce­tas de for­ma muy cui­da­da. Gra­cias a ello pa­sa­ron de te­ner una tien­da en Mar­qués de Va­lla­da­res a un obra­dor. Y des­de ha­ce unos me­ses un ter­cer pun­to en pleno co­ra­zón de la ciu­dad, en la Por­ta do Sol. «Es­te es­ta­ble­ci­mien­to fun­cio­na muy bien y nos ha per­mi­ti­do una vi­si­bi­li­dad in­creí­ble», ex­pli­can des­de la mar­ca, que de mo­men­to no se plan­tea nue­vas am­plia­cio­nes ni otros mo­de­los de ne­go­cio pe­se a las pe­ti­cio­nes que re­ci­ben pa­ra abrir fran­qui­cias. Con­ser­var la ca­li­dad y fres­cu­ra es cla­ve, por lo que el obra­dor ha­ce to­dos los días pro­duc­to nue­vo y pa­nes va­ria­dos que se re­par­ten en va­rias mo­men­tos a lo lar­go del día en las tien­das. Com­bi­nan esos pro­duc­tos de bo­lle­ría o pa­na­de­ría re­cién he­chos con los que se sir­ven en­va­sa­dos, que tie­nen ma­yor du­ra­ción y se rea­li­zan de for­ma re­par­ti­da se­gún los días de la se­ma­na.

«In­ten­ta­mos ser muy cla­ros y trans­pa­ren­tes con los tiem­pos pa­ra que el pro­duc­to es­té ex­ce­len­te. Pa­ra ca­da dul­ce nue­vo ha­ce­mos un pro­ce­so de mu­cho tiem­po, en el que se prue­ban re­ce­tas, se es­tu- dia la du­ra­bi­li­dad, la reac­ción de la gen­te...», ex­pli­can des­de Sé­mo­la. Hasta aho­ra los que más éxi­to han co­se­cha­do son los pro­duc­tos en­va­sa­dos, los bo­ca­di­llos sa­la­dos, el pan de mol­de o el brio­che ru­so. Cla­ro que tam­po­co se que­dan atrás las tar­tas va­ria­das, los quie­ces que se ven­den por ra­cio­nes o las ga­lle­tas de Di­no­se­to, el po­pu­lar per­so­na­je ver­de de Vi­go que es­tá si­tua­do jus­to fren­te a uno de sus lo­ca­les, el de la Por­ta do Sol.

| ZAI­RA NO­VAS

La re­pos­te­ría de las pas­te­le­rías Sé­mo­la apues­ta por la mez­clar in­no­va­ción y tra­di­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.