LA EFI­CIEN­CIA ENER­GÉ­TI­CA PA­SA DE LAR­GO EN LAS VI­VIEN­DAS GA­LLE­GAS

La pro­por­ción de los edi­fi­cios en Ga­li­cia con ca­te­go­ría A en cuan­to a su efi­cien­cia en con­su­mo energético es de uno por mil So­lo el 3,3 % tie­nen el cer­ti­fi­ca­do que es obli­ga­to­rio pa­ra la ven­ta o al­qui­ler de una vi­vien­da

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Se­ra­fín Lorenzo

El cer­ti­fi­ca­do in­for­ma de la ener­gía que con­su­me el in­mue­ble, y a más ca­te­go­ría más va­lor

Sus­pen­so sin pa­lia­ti­vos. El par­que de vi­vien­das en Ga­li­cia y en el con­jun­to de Es­pa­ña no cum­ple con las con­di­cio­nes re­que­ri­das en cuan­to a las con­di­cio­nes de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca. Ni si­quie­ra cum­plen en su to­ta­li­dad los pa­rá­me­tros exi­gi­dos los edi­fi­cios de nue­va cons­truc­ción, aun­que sus re­sul­ta­dos ló­gi­ca­men­te son me­jo­res. Así que el pa­no­ra­ma en el con­jun­to del par­que re­si­den­cial es pau­pé­rri­mo.

A te­nor de los da­tos que las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas pre­sen­ta­ron an­te el Mi­nis­te­rio de In­dus­tria, de 1,49 mi­llo­nes de edi­fi­cios ana­li­za­dos en to­do el país, so­lo 3.147 cuen­tan con la ca­li­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca más al­ta (ca­te­go­ría A, den­tro de un ran­go que abar­ca de la A a la G) en cuan­to a sus emi­sio­nes. Por el con­tra­rio, en el otro ex­tre­mo de esa hor­qui­lla, 364.264 edi­fi­cios dis­po­nen de la ca­li­fi­ca­ción más ba­ja po­si­ble por ese con­cep­to. Es de­cir, uno de ca­da cua­tro blo­ques de vi­vien­das exa­mi­na­dos es­tá en si­tua­ción des­fa­vo­ra­ble en cuan­to a los cri­te­rios de efi­cien­cia en el con­su­mo de ener­gía pri­ma­ria no re­no­va­ble (ex­pre­sa­da en ki­lo­va­tios ho­ra por metro cua­dra­do al año) y emi­sio­nes a la at­mós­fe­ra de CO2 (ex­pre­sa­do en ki­los de CO2 por metro cua­dra­do al año). En cam­bio, tan so­lo dos edi­fi­cios de ca­da 1.000 eva­lua­dos al­can­zan la ca­li­fi­ca­ción más ele­va­da en emi­sio­nes, la que con­lle­va su re­co­no­ci­mien­to con la ca­te­go­ría A. En Ga­li­cia ob­tie­nen esa má­xi­ma ca­li­fi­ca­ción 183 edi­fi­cios so­bre un to­tal de 49.350 exa­mi­na­dos. Si se atien­de al con­su­mo, so­lo uno de ca­da mil son efi­cien­tes.

Es­tas con­clu­sio­nes for­man par­te del ba­lan­ce mi­nis­te­rial so­bre la nor­ma­ti­va de cer­ti­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca de las vi­vien­das, que en­tró en vi­gor en ju­nio del 2013. Se tra­ta de los re­sul­ta­dos de una eva­lua­ción que so­lo pue­de ser acre­di­ta­da por un téc­ni­co com­pe­ten­te y que, des­de en­ton­ces, es obli­ga­to­ria pa­ra la ven­ta o el al­qui­ler de cual­quier vi­vien­da, y pa­ra to­das las de nue­va edi­fi­ca­ción. La le­gis­la­ción en es­te ám­bi­to es­ta­ble­ce, de he­cho, que el cer­ti­fi­ca­do energético tam­bién de­be for­mar par­te de cual­quier ofer­ta, pro­mo­ción o pu­bli­ci­dad orien­ta­da a la ven­ta o arren­da­mien­to de edi­fi­cios, vi­vien­das o lo­ca­les co­mer­cia­les. Y las san­cio­nes por no dis­po­ner de la eti­que­ta ener­gé­ti­ca co­rres­pon­dien­te pue­den lle­gar a los 6.000 eu­ros, en el ca­so de las que se con­si­de­ren co­mo muy gra­ves. Las de ca­rác­ter le­ve aca­rrean mul­tas que van de 300 a 600 eu­ros. Las ti­pi­fi­ca­das co­mo gra­ves os­ci­lan en­tre los 601 y los 1.000 eu­ros. Y las muy gra­ves van de 1.001 a los re­fe­ri­dos 6.000 eu­ros. De acuer­do con el marco nor­ma­ti­vo, to­dos los pro­ce­di­mien­tos pa­ra la ca­li­fi­ca­ción de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca de un edi­fi­cio de­ben ser do­cu­men­tos re­co­no­ci­dos y es­tar ins­cri­tos en un re­gis­tro ge­ne­ral.

PA­RA VEN­TA O AL­QUI­LER

Des­de que es de apli­ca­ción el real de­cre­to 235/2013 (15 de abril de 2013), es­tán obli­ga­dos a dis­po­ner de ese cer­ti­fi­ca­do to­dos los edi­fi­cios de nue­va cons­truc­ción. Por lo que res­pec­ta a los an­te­rio­res a esa fe­cha, de­ben con­tar con la cer­ti­fi­ca­ción los que sean ofer­ta­dos en ven­ta o que se al­qui­len a un nue­vo in­qui­lino, ade­más de aque­llas de­pen­den­cias o lo­ca­les en los que una au­to­ri­dad pú­bli­ca ocu­pe una su­per­fi­cie útil que su­pere los 500 me­tros cua­dra­dos y que sean fre­cuen­ta­dos por el pú­bli­co, siem­pre en los ca­sos en los que les sea exi­gi­ble su ob­ten­ción. De to­dos mo­dos, la obli­ga­to­rie­dad del cer­ti­fi­ca­do en las ope­ra­cio­nes de ven­ta de vi­vien­das y lo­ca­les tie­ne una ex­cep­ción, tam­bién pre­vis­ta en la nor­ma­ti­va vi­gen­te. Así, la com­pra­ven­ta po­drá for­ma­li­zar­se aun­que el ven­de­dor no dis­pon­ga de la eti­que­ta que acre­di­ta la cer­ti­fi­ca­ción ener­gé­ti­ca del in­mue­ble, siem­pre que el com­pra­dor es­té de­bi­da­men­te in­for­ma­do y que ex­pre­se su con­sen­ti­mien­to pa­ra rea­li­zar la transac­ción. Se­gún la ley, el pro­pie­ta­rio o pro­mo­tor de un edi­fi­cio, vi­vien­da o lo­cal des­ti­na­do a uso in­de­pen­dien­te (o bien de ti­tu­la­ri­dad ju­rí­di­ca in­de­pen­dien­te) se­rá el res­pon­sa­ble de en­car­gar el cer­ti­fi­ca­do de efi­cien­cia ener­gé­ti­ca del edi­fi­cio, con­ser­var­lo y pre­sen­tar­lo en el ór­gano com­pe­ten­te de la co­mu­ni­dad au­tó­no­ma pa­ra su re­gis­tro.

¿Pe­ro qué su­po­ne la eti­que­ta ener­gé­ti­ca pa­ra un edi­fi­cio? ¿Qué va­lor aña­di­do apor­ta a una vi­vien­da dis­po­ner de una ca­li­fi­ca­ción ma­yor? El cer­ti­fi­ca­do in­for­ma de la ener­gía que con­su­me el edi­fi­cio. Es­to im­pli­ca que un pi­so con ca­te­go­ría ener­gé­ti­ca A ten­drá un con­su­mo de elec­tri­ci­dad, gas y agua in­fe­rior a otro, por ejem­plo, con ca­te­go­ría G. Co­mo es ob­vio, la acre­di­ta­ción de un com­por­ta­mien­to más efi­cien­te re­dun­da­rá en un ma­yor va­lor en el mer­ca­do de esa vi­vien­da, por­que ga­ran­ti­za a los po­si­bles com­pra­do­res o in­qui­li­nos el ac­ce­so a fac­tu­ras más ajus­ta­das.

Ga­li­cia fi­gu­ra co­mo la sép­ti­ma co­mu­ni­dad en cuan­to al por­cen­ta­je de edi­fi­cios que dis­po­nen de cer­ti­fi­ca­do energético. Los 49.350 que lo tie­nen re­pre­sen­tan el 3,3 % del to­tal de edi­fi­ca­cio­nes re­si­den­cia­les cons­trui­das en las cua­tro provincias. A la ca­be­za es­tá Ca­ta­lu­ña (27,4 %), se­gui­da de Ma­drid (16,5 %), Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na (15,2 %), An­da­lu­cía (12,8 %), País Vas­co (7,2 %) y Cas­ti­lla y León (3,6 %). En cam­bio, la co­mu­ni­dad ga­lle­ga emer­ge en los pri­me­ros pues­tos en efi­cien­cia de los edi­fi­cios de nue­va cons­truc­ción. De 672 eva­lua­dos, 136 ob­tu­vie­ron la má­xi­ma ca­li­fi­ca­ción po­si­ble (ca­te­go­ría A). Tan so­lo el País Vas­co (726 edi­fi­cios nue­vos con ca­te­go­ría A), Ca­ta­lu­ña (240), Co­mu­ni­dad Va­len­cia­na (200) y Na­va­rra (196) su­pe­ran los re­sul­ta­dos de Ga­li­cia, aun­que en tres de esos cua­tro ca­sos la pro­por­ción de in­mue­bles de nue­va cons­truc­ción que ac­ce­die­ron a la má­xi­ma efi­cien­cia en cuan­to a su con­su­mo de ener­gía y ba­jas emi­sio­nes es in­fe­rior, por­que co­rres­pon­den a un nú­me­ro ma­yor de edi­fi­cios exa­mi­na­dos. Úni­ca­men­te Na­va­rra me­jo­ra en unas dé­ci­mas los re­sul­ta­dos de Ga­li­cia. En An­da­lu­cía, se eva­lua­ron más del do­ble de edi­fi­cios que en la co­mu­ni­dad ga­lle­ga (1.470 fren­te a 672), pe­ro fue­ron ca­li­fi­ca­dos con la ca­te­go­ría ener­gé­ti­ca A me­nos de la mi­tad (61 fren­te a 136).

El flan­co dé­bil de la cer­ti­fi­ca­ción en Ga­li­cia es­tá en los edi­fi­cios an­te­rio­res al 2013. Al mar­gen del da­to ya se­ña­la­do (de los 49.350 che­quea­dos, so­lo 183 re­ci­bie­ron la ca­te­go­ría A en emi­sio­nes), el por­cen­ta­je de los que fue­ron ca­ta­lo­ga­dos por la peor ca­li­fi­ca­ción se dis­pa­ra hasta el 24 % (11.954). La me­dia es si­mi­lar a la del con­jun­to de Es­pa­ña. Co­mo en el res­to de co­mu­ni­da­des, tam­bién aquí la ma­yo­ría de edi­fi­cios an­te­rio­res al 2013 tie­nen la ca­te­go­ría E, en la par­te más ba­ja de la hor­qui­lla. Los re­sul­ta­dos son to­da­vía peo­res si se atien­de el con­su­mo energético de las vi­vien­das. De los 49.350 edi­fi­cios eva­lua­dos en Ga­li­cia, so­lo 54 con­si­guen la ca­li­fi­ca­ción A, mien­tras 10.821 son ca­ta­lo­ga­dos con la más ba­ja (G).

Al par­que re­si­den­cial ga­lle­go, co­mo al es­pa­ñol, le va muy gran­de el con­cep­to de vi­vien­da ver­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.