Musk, el des­truc­tor de lo im­po­si­ble

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Luis Ca­sal

Ash­lee Van­ce, un pe­rio­dis­ta es­ta­dou­ni­den­se es­pe­cia­li­za­do en em­pre­sas de tec­no­lo­gía, se ha lan­za­do a in­da­gar en la vi­da y la obra de Elon Musk, uno de los em­pre­sa­rios con más éxi­to de las úl­ti­mas dé­ca­das. El nom­bre de Musk es­ta­rá li­ga­do a per­pe­tui­dad a po­pu­la­res e in­no­va­do­ras com­pa­ñías del si­glo XXI co­mo Pay­Pal, Tes­la, Spa­ceX, So­la­rCity y qui­zás, en un fu­tu­ro no muy le­jano, la in­ci­pien­te Hy­per­loop.

La ex­pe­rien­cia de Ash­lee y su for­ma de na­rrar ha­cen de es­ta bio­gra­fía un libro muy ameno, más allá del in­te­rés que el lec­tor pue­da te­ner por el per­so­na­je que di­sec­cio­na.

Musk no es un hombre da­do a ai­rear su vi­da, pe­ro de una u otra for­ma, Ash­lee Van­ce lo­gró con­ven­cer a es­te em­pre­sa­rio vi­sio­na­rio pa­ra es­cri­bir su pri­me­ra bio­gra­fía.

En el libro, el lec­tor des­cu­bre a un hombre te­naz, im­pla­ca­ble, per­se­ve­ran­te y muy in­te­li­gen­te, una per­so­na que se des­pier­ta un buen día con una idea en la men­te, un pen­sa­mien­to que otros desecha­rían por im­po­si­ble, pe­ro que él ela­bo­ra hasta con­ver­tir­la en una reali­dad.

Musk es un hombre que se apar­ta de los pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos del co­mún de los mor­ta­les. Si tie­ne una idea, en lu­gar de de­jar­la a un la­do por­que cla­ra­men­te es im­po­si­ble, él pre­gun­ta a sus em­plea­dos cúan­do y por dón­de em­pe­zar, y no pa­ra­rá hasta en­con­trar so­lu­cio­nes. Sus em­plea­dos sa­ben que eso su­po­ne mu­cha pre­sión y mo­men­tos de ten­sión, por­que Musk es una per­so­na im­pla­ca­ble, que bus­ca te­ner re­sul­ta­dos rá­pi­dos. Sin em­bar­go, sus vi­sio­nes, su for­ma de ser y lo que ha con­se­gui­do le han gran­jea­do el res­pe­to y la ad­mi­ra­ción den­tro y fuera de sus em­pre­sas.

Fue un ni­ño in­ci­pien­te en el cam­po de la tec­no­lo­gía y la in­for­má­ti­ca. Su pri­mer or­de­na­dor, un Com­mo­do­re, lle­gó a sus ma­nos a los nue­ve años y a los 12 ya ha­bía crea­do su pri­mer vi­deo­jue­go. Por aque­lla épo­ca le gus­ta­ba ex­pe­ri­men­tar tam­bién con la quí­mi­ca: «Es in­creí­ble la can­ti­dad de co­sas que pue­den lle­gar a ex­plo­tar», ase­gu­ra Musk so­bre sus ex­pe­rien­cias de la in­fan­cia.

Na­ci­do en Sudáfrica, con unos pri­me­ros años de su vi­da pro­ble­má­ti­cos, tan­to en el ho­gar co­mo en el co­le­gio, Musk se tras­la­dó a vi­vir con su familia en Ca­na­dá, ya en­tra­do en su ado­les­cen­cia. Años des­pués lle­ga­ría a Es­ta­dos Uni­dos y co­men­za­ría su ca­rre­ra co­mo em­pre­sa­rio, pri­me­ro en el cam­po de los jue­gos de or­de­na­dor y des­pués en su pri­me­ra gran em­pre­sas, Pay­Pal, de la que se iría, ya ri­co, pa­ra crear nue­vas com­pa­ñías. Su sue­ño, lle­var al hombre hasta Mar­te pa­ra es­ta­ble­cer­se allí. Y lo quie­re ha­cer mien­tras si­ga con vi­da.

Ash­lee Van­ce «Elon Musk. El em­pre­sa­rio que an­ti­ci­pa el fu­tu­ro» Pe­nín­su­la 432 pá­gi­nas. 22,90 eu­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.