«Hay mu­chos ‘bra­si­les’ den­tro de su fron­te­ra»

La pon­te­ve­dre­sa Lu­cía Alon­so Ga­rri­do lle­va años tra­ba­jan­do co­mo fo­tó­gra­fa y pro­fe­so­ra de es­pa­ñol en Cu­ri­ti­ba. Es­pe­ra vol­ver a Ga­li­cia con un tra­ba­jo es­ta­ble

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Ol­ga Suá­rez

Lu­cía Alon­so Ga­rri­do lle­gó a Bra­sil por pri­me­ra vez en el 2011. Pe­ro no al lu­gar que se le vie­ne a la ca­be­za a to­do es­pa­ñol cuan­do pien­sa en el país ame­ri­cano. La jo­ven de Sal­va­te­rra do Mi­ño desem­bo­có en Cu­ri­ti­ba, una ciu­dad al sur de Sao Pau­lo y me­nos po­pu­lar que otras zo­nas del país, don­de reali­zó un in­ter­cam­bio uni­ver­si­ta­rio. En­ton­ces es­tu­dia­ba Pu­bli­ci­dad y Re­la­cio­nes Pú­bli­cas en Pon­te­ve­dra y aque­lla ex­pe­rien­cia le abrió las puer­tas al mun­do pro­fe­sio­nal, pues allí «las prác­ti­cas se ha­cen des­de el pri­mer año de ca­rre­ra». Tu­vo que vol­ver a Es­pa­ña pa­ra ter­mi­nar los es­tu­dios y des­pués emi­gró a Lon­dres, don­de es­tu­vo dos años tra­ba­jan­do de ni­ñe­ra y ca­ma­re­ra. Pe­ro en el 2014 de­ci­dió vol­ver a Bra­sil, don­de sa­bía que po­día con­ti­nuar su tra­yec­to­ria pro­fe­sio­nal. «Lle­vo aquí dos años muy pro­duc­ti­vos», afir­ma. Vol­vió a ele­gir Cu­ri­ti­ba por­que ya no le era des­co­no­ci­da, te­nía con­tac­tos y ade­más «es una ciu­dad don­de sa­bía que me adap­ta­ría con re­la­ti­va fa­ci­li­dad». De­fien­de la im­po­si­bi­li­dad de de­fi­nir Bra­sil con una úni­ca ima­gen, «ten­go la im­pre­sión de que hay mu­chos ‘bra­si­les’ den­tro de sus fron­te­ras». Y re­fle­xio­na so­bre los grandes cam­bios que es­tá vi­vien­do el país en un es­pa­cio muy cor­to de tiem­po: «Es­toy en un país muy jo­ven com­pa­ra­do con Eu­ro­pa y es­tá vi­vien­do un mo­men­to his­tó­ri­co y ne­ce­sa­rio pa­ra su evo­lu­ción». Es­ta vez hi­zo las ma­le­tas por más tiem­po, «la evo­lu­ción pro­fe­sio­nal que bus­co exi­ge pen­sar a lar­go pla­zo», re­co­no­ce.

Aho­ra tra­ba­ja co­mo au­tó­no­ma, «es la me­jor for­ma que en­con­tré pa­ra or­ga­ni­zar mi pro­pio tiem­po y di­ne­ro», re­co­no­ce. Tra­ba­ja con to­do ti­po de proyectos fo­to­grá­fi­cos, even­tos, pu­bli­ci­dad... Y ade­más im­par­te cla­ses de es­pa­ñol en al­gu­nas em­pre­sas y es­cue­las de Cu­ri­ti­ba. Re­co­no­ce que la in­mer­sión en el mun­do la­bo­ral bra­si­le­ño no le re­sul­tó di­fí­cil, por­que habla per­fec­ta­men­te por­tu­gués y por­que ya te­nía ex­pe­rien­cia la­bo­ral en el país de su eta­pa uni­ver­si­ta­ria. Ade­más, el he­cho de es­tar ca­sa­da con un bra­si­le­ño, le per­mi­te tra­ba­jar en el país sin li­mi­ta­ción le­gal. Y aun­que le re­sul­ta di­fí­cil ha­blar de fu­tu­ro, cal­cu­la que aún le que­dan unos dos o tres años en el país, en los que quie­re se­guir sus es­tu­dios y pro­fe­sio­na­li­zar­se con la fotografía. «El mer­ca­do bra­si­le­ño me es­tá abrien­do mu­chas puer­tas, pe­ro sin du­da es­pe­ro vol­ver a Ga­li­cia pron­to». Eso sí, pa­ra ello, ne­ce­si­ta te­ner la ga­ran­tía de una si­tua­ción la­bo­ral es­ta­ble.

Lu­cía Alon­so es­tá sa­tis­fe­cha de su es­tan­cia en Bra­sil

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.