Pa­ra los pa­la­da­res más exi­gen­tes

Con la fe­ria gas­tro­nó­mi­ca «Ga­li­cian Gour­met Ex­tra­va­gan­za», la co­mu­ni­dad bus­ca dar­se a co­no­cer en el país ger­mano más allá del Ca­mino de San­tia­go

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Pa­tri­cia Baelo

Me­ji­llo­nes en tie­rra de cho­co­la­te, agua­chi­le de ca­ra­co­les o fa­bas ver­di­nas de Lou­ren­zá con pul­po... Ta­pas del vi­gués Be­nigno Cou­so, re­ga­das con los me­jo­res al­ba­ri­ños y ri­bei­ros de la úl­ti­ma co­se­cha. Así se pre­sen­tó la fe­ria in­ter­na­cio­nal Ga­li­cian Gour­met Ex­tra­va­gan­za, que lle­gó el pa­sa­do lu­nes a la ca­pi­tal ale­ma­na, des­pués de ha­ber pa­sa­do por Lon­dres y Bru­se­las. Una ci­ta que ba­jo el le­ma Ga­li­cien

liebt Ber­lin (Ga­li­cia ama Ber­lín) con­gre­gó a 150 grandes em­pre­sas, con el ob­je­ti­vo de dar a co­no­cer la gas­tro­no­mía de la re­gión fuera de las fron­te­ras es­pa­ño­las.

Por­que cuan­do un ale­mán oye ha­blar de Ga­li­cia so­lo pien­sa en el Ca­mino de San­tia­go, co­mo ex­pli­có el em­ba­ja­dor, Pa­blo Gar­cía-Ber­doy, du­ran­te su dis­cur­so inau­gu­ral. «Es que los ale­ma­nes so­mos más de ir­nos a Ma­llor­ca, An­da­lu­cía o in­clu­so Ca­ta­lu­ña. Qui­zás por­que en Ga­li­cia el cli­ma es si­mi­lar al que te­ne­mos en ca­sa», cuen­ta a La Voz Heinz-Jür­gen Lö­renz, que tra­ba­ja des­de ha­ce cin­co años co­mo dis­tri­bui­dor de los em­bu­ti­dos To­rre de Núñez. El co­mer­cial En­ri­co Hedt re­co­no­ce que «Es­pa­ña, en ge­ne­ral, va muy por de­trás de Italia o Fran­cia. En nú­me­ro de im­por­ta­cio­nes, ocu­pa el quin­to o sex­to lu­gar».

Al­go que en­tien­de per­fec­ta­men­te Jor­ge Sa­las, res­pon­sa­ble de ven­tas de Can­de­las, una de las cua­tro en­va­sa­do­ras de ca­fé del país, que op­ta por la au­to­crí­ti­ca. «Las em­pre­sas es­pa­ño­las te­ne­mos de­fi­cien­cias en la ex­por­ta­ción», ase­gu­ra Sa­las, que habla de eti­que­ta­dos que lle­gan tar­de, siem­pre des­pués de que el clien­te ha­ya ma­ni­fes­ta­do in­te­rés por el pro­duc­to, y ade­más so­lo en es­pa­ñol. «Es muy sen­ci­llo. Si en el ex­tran­je­ro no sa­ben ni dón­de es­tá Ga­li­cia, ¿có­mo van a dis­tin­guir en­tre Rías Al­tas y Rías Bai­xas?», pre­gun­ta de for­ma re­tó­ri­ca.

Aun­que to­dos sa­ben que el mer­ca­do ale­mán al­ber­ga un gran po­ten­cial. «Nor­mal­men­te no me gus­ta, por­que me re­cuer­da un po­co al ja­bón. Pe­ro es­ta es de­li­cio­sa, sa­be a fru­ta», co­men­ta con una son­ri­sa Ros­wit­ha Wil­ke, una mu­jer que ha pro­ba­do Gi­na­be­lle, con na­da me­nos que un ki­lo y me­dio de uvas de Albariño y ci­rue­las Mi­ra­bel por bo­te­lla. Y es que la que fuera pro­cla­ma­da co­mo la me­jor gi­ne­bra del 2015 por el co­mi­té in­ter­na­cio­nal de des­ti­le­ros ar­te­sa­nos de Lon­dres na­ció a la ribera del Mi­ño. «Jun­to al Reino Uni­do, Ale­ma­nia es el país con ma­yor ca­pa­ci­dad de de­man­da aho­ra mis­mo», de­cla­ra el di­rec­tor co­mer­cial de Pa­zo de Val­do­mino, Iña­ki Pa­la­cios, mien­tras pre­pa­ra gin­to­nics a dies­tro y si­nies­tro.

No tar­da en des­per­tar la aten­ción de Phi­llip Danz, jo­ven ale­mán pro­pie­ta­rio del bar Gin Chi­lla, en el que sir­ve gi­ne­bras lle­ga­das de to­do el mun­do, in­clui­das la ga­lle­ga Nordés y la se­vi­lla­na Wint & Li­la. «La cla­ve es­tá en que es un pú­bli­co muy for­ma­do y con al­to po­der ad­qui­si­ti­vo, sa­be apre­ciar la ca­li­dad y pa­gar por ella», afir­ma el re­co­no­ci­do so­me­lier Luis Paa­dín, res­pon­sa­ble de la ca­ta. «El ale­mán es el me­jor mer­ca­do del mun­do, so­bre to­do pa­ra vi­nos blan­cos y es­pu­mo­sos. Por­que pro­du­ce mu­cho, pe­ro tam­bién con­su­me mu­cho», di­ce Paa­dín, que con­fie­sa es­tar desean­do pro­bar un buen co­di­llo y una cer­ve­za.

Eso sí, pa­ra sor­pren­der al pa­la­dar teu­tón es ne­ce­sa­rio com­bi­nar tra­di­ción y crea­ti­vi­dad. Co­mo lo ha­ce Dont´ As­su­me!

(!No asu­ma!), un me­nú de seis pla­tos en el que in­gre­dien­tes mo­der­nos, co­mo las al­gas de Vi­go, se con­tra­po­nen a clá­si­cos de pri­me­ra ca­li­dad, co­mo el pul­po a la ga­lle­ga so­bre ca­ma de pa­ta­ta. La obra de los chefs lu­cen­ses San­ti Al­mui­ña y Die­go Ló­pez se ha po­di­do de­gus­tar du­ran­te toda la se­ma­na en el Ho­tel Me­liá de Ber­lín, coin­ci­dien­do con la fe­ria, que fun­cio­na ade­más co­mo pla­ta­for­ma pa­ra las em­pre­sas, que com­par­ten gra­tui­ta­men­te los con­tac­tos de mi­les de clien­tes po­ten­cia­les en el ex­tran­je­ro. «Jun­tos so­mos más que la su­ma de nues­tras ac­cio­nes in­di­vi­dua­les», sub­ra­ya Do­si­teo Cela, or­ga­ni­za­dor de Ga­li­cian Gour­met Ex­tra­va­gan­za.

| PA­TRI­CIA BAELO

ADE­MÁS DEL CA­MINO DE SAN­TIA­GO. Pro­duc­tos gas­tro­nó­mi­cos de Ga­li­cia pu­die­ron de­gus­tar­se en la fe­ria de Ber­lín

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.