DE LA SA­LUD AL CHO­CO­LA­TE

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Ulf Mark Schneider

Tie­ne 50 años. Me­dio ale­mán, me­dio es­ta­dou­ni­den­se. Na­ció y se crió en Ale­ma­nia. Y en el 2003 se con­vir­tió en nor­te­ame­ri­cano. Tie­ne am­bas na­cio­na­li­da­des. Es doc­to­ra­do en Eco­no­mía por la Uni­ver­si­dad de St. Ga­llen (Sui­za) y tie­ne un MBA de Har­vard. Se lla­ma Ulf Mark Schneider y en enero del año que vie­ne se con­ver­ti­rá en el nue­vo con­se­je­ro de­le­ga­do del gi­gan­te Nestlé.

Al histórico pre­si­den­te del lí­der mun­dial de la ali­men­ta­ción, Pe­ter Bra­bec­kLet­mat­he, le ha lle­ga­do el mo­men­to de de­cir adiós. Lle­va 14 años en el con­se­jo de la mul­ti­na­cio­nal, 12 de ellos al man­do. En no­viem­bre cum­pli­rá 72 años. Y se ju­bi­la. Le ce­de­rá el tes­ti­go al ac­tual con­se­je­ro de­le­ga­do de la mul­ti­na­cio­nal, Paul Bulc­ke. Y pa­ra re­le­var a es­te úl­ti­mo, la com­pa­ñía ha fi­cha­do a Schneider, un eje­cu­ti­vo ajeno a la com­pa­ñía. Y, to­do hay que de­cir­lo, a su prin­ci­pal ne­go­cio: el de la ali­men­ta­ción. Aho­ra, eso sí, co­no­ce Sui­za co­mo la pal­ma de su mano. Es­tu­dió allí.

El fu­tu­ro con­se­je­ro de­le­ga­do del gi­gan­te hel­vé­ti­co pro­vie­ne del ám­bi­to sa­ni­ta­rio. Has­ta su fi­cha­je y, des­de el 2003, te­nía en sus ma­nos las rien­das de Fre­se­nius Group, una com­pa­ñía ale­ma­na es­pe­cia­li­za­da en téc­ni­cas mé­di­cas que fac­tu­ra 28.000 mi­llo­nes de eu­ros al año y em­plea a más de 220.000 per­so­nas en to­do el mun­do.

Pa­ra la ma­yo­ría de los ana­lis­tas, el nom­bra­mien­to ha su­pues­to to­da una sor­pre­sa. Pa­ra bien. Di­cen que tie­ne mu­cho sen­ti­do. Que, es­ta vez sí, pa­re­ce que ha lle­ga­do el gran gi­ro de Nestlé ha­cia el ca­pí­tu­lo del bie­nes­tar y la nu­tri­ción.

«Con Bulc­ke y Schneider a los man­dos, Nestlé po­drá al­can­zar con más ce­le­ri­dad «su me­ta de con­ver­tir­se en un ac­tor mun­dial de pri­mer or­den en nu­tri­ción, sa­lud y bie­nes­tar», di­jo el ve­te­rano pre­si­den­te de la fir­ma tras el nom­bra­mien­to.

Ha­ce ya al­gu­nos años que la mul­ti­na­cio­nal sui­za pe­lea por ha­cer de la sa­lud y el bie­nes­tar una de sus prin­ci­pa­les vías de cre­ci­mien­to. De he­cho, el año pa­sa­do ese ca­pí­tu­lo ya re­pre­sen­tó su se­gun­da me­jor fuen­te de ven­tas. «Me sien­to muy hon­ra­do y emo­cio­na­do de te­ner la opor­tu­ni­dad de unir­me a Nestlé. Es una com­pa­ñía glo­bal, un au­tén­ti­co icono, con una lar­ga his­to­ria a sus es­pal­das y unas tre­men­das pers­pec­ti­vas fu­tu­ras. Es­toy desean­do po­ner­me a tra­ba­jar con su equi­po». Fue­ron las pri­me­ras pa­la­bras del eje­cu­ti­vo tras su fla­man­te de­sig­na­ción.

Y va a te­ner que tra­ba­jar. Du­ro. Por­que el nú­me­ro uno de la ali­men­ta­ción, que em­plea a 335.000 per­so­nas en to­do el pla­ne­ta, aca­ba de de­jar atrás un ejer­ci­cio com­pli­ca­do. La for­ta­le­za del fran­co sui­zo de­jó una des­agra­da­ble im­pron­ta en las cuen­tas del 2015. La fac­tu­ra­ción ba­jó un 3 % y el be­ne­fi­cio re­tro­ce­dió más de un ter­cio, has­ta los 9.100 mi­llo­nes de fran­cos.

Pe­ro, ya an­tes in­clu­so del de­sem­bar­co de Schneider pa­re­ce que las co­sas han em­pe­za­do a cam­biar. En el pri­mer se­mes­tre de es­te año, Nestlé ha con­se­gui­do sor­pren­der a los ana­lis­tas con unos re­sul­ta­dos me­jo­res de lo es­pe­ra­do. Sus ven­tas al­can­za­ron los 20.900 mi­llo­nes de fran­cos.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.