Afian­zar la in­te­li­gen­cia emo­cio­nal

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Be­go­ña Íñi­guez

Una em­pren­de­do­ra es­pa­ño­la im­plan­ta en las au­las por­tu­gue­sas un pro­gra­ma que con­tri­bu­ye a ca­na­li­zar las emo­cio­nes en la in­fan­cia y la ado­les­cen­cia

La em­pren­de­do­ra ca­na­ria Lo­re­na Cru­se­llas fun­dó en el 2006, en Por­tu­gal, la aso­cia­ción Pre­ve­nir pa­ra «ayu­dar a los más pe­que­ños a po­ten­ciar su in­te­li­gen­cia emo­cio­nal de un mo­do di­fe­ren­te». Cuen­ta a La Voz «soy vo­ca­cio­nal, me en­can­tan los ni­ños y me preo­cu­pan mu­cho los pro­ble­mas a los que se en­fren­tan en ca­sa y en el co­le­gio des­de su más tier­na in­fan­cia», di­ce. Li­cen­cia­da en So­cio­lo­gía por la Uni­ver­si­dad de Deus­to. Lo­re­na lle­gó a Por­tu­gal en el 2002 pa­ra tra­ba­jar en el Ob­ser­va­to­rio Eu­ro­peo de la Dro­ga. «No fue na­da fá­cil al prin­ci­pio», con­fie­sa. «En Por­tu­gal, los co­mien­zos son du­ros por­que las co­sas van más len­tas que en Es­pa­ña», se ríe. «Aun­que 10 años des­pués he­mos triun­fa­do aquí con un no­ve­do­so mé­to­do edu­ca­ti­vo». Pa­ra la so­ció­lo­ga, «al­gu­nos va­lo­res, co­mo la au­to­es­ti­ma, se ad­quie­ren des­de una edad tem­pra­na y echan sus raí­ces po­co a po­co». Aña­de «es por ello que nues­tros cua­tro programas con los que los pro­fe­so­res tra­ba­ja en el au­la se adap­tan a las di­fe­ren­tes eda­des, en­tre los 3 y los 15 años». Dan mu­cha im­por­tan­cia al pri­me­ro, Nino Ni­na, «por­que si un ni­ño sien­ta bien sus raí­ces emo­cio­na­les y ac­ti­va ade­cua­da­men­te sus me­ca­nis­mos de de­fen­sa, se­rá más fe­liz no so­lo en la in­fan­cia sino en la ado­les­cen­cia y en la ma­du­rez», con­fir­ma Cru­se­llas.

Unos 20.000 es­co­la­res por­tu­gue­ses se be­ne­fi­cian hoy de los mó­du­los que Pre­ve­nir tie­ne en ac­ti­vo. «Nues­tra in­ten­ción al for­mar a los pro­fe­so­res es que los co­le­gios, ade­más de edu­car a los alum­nos en el apren­di­za­je cog­ni­ti­vo, les ayu­den a vi­vir con sus emo­cio­nes y pro­ble­mas de un mo­do po­si­ti­vo», se­ña­la Lo­re­na. «Es­toy sa­tis­fe­cha por­que te­ne­mos el pa­tro­ci­nio de ins­ti­tu­cio­nes co­mo la Fun­da­ción EDP, de im­por­tan­tes ayun­ta­mien­tos y he­mos si­do re­co­no­ci­dos con 15 pre­mios».

Pre­ve­nir tie­ne un pre­su­pues­to anual de 250.000 eu­ros, par­te del cual lle­ga a tra­vés de con­ve­nios con ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas lu­sas y es­pa­ño­las. Cuen­ta con diez tra­ba­ja­do­res, so­ció­lo­gos, psi­có­lo­gos, pe­da­go­gos y asis­ten­tes so­cia­les. «Ade­más de co­la­bo­ra­do­res ex­ter­nos pa­ra pro­yec­tos pun­tua­les», afir­ma Cru­se­llas. «En el 2013, da­do el éxi­to y cre­ci­mien­to al­can­za­do en Por­tu­gal, di­mos el sal­to a Es­pa­ña», con­fir­ma. «No so­lo por ser es­pa­ño­la, sino por­que vi el po­ten­cial se nues­tros programas en las co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas», in­di­ca Lo­re­na. «Co­men­za­mos en Ovie­do con muy bue­na aco­gi­da y des­pués de­ci­dí dar el sal­to a Ca­na­rias, mi tie­rra, don­de tres años des­pués es­ta­mos im­plan­ta­dos». Pre­ve­nir cuen­ta con el pa­tro­ci­nio de la Con­se­je­ría de Sanidad de Ca­na­rias, «so­mos una he­rra­mien­ta útil, no­ve­do­sa, ba­ra­ta y efi­caz pa­ra edu­car a los más pe­que­ños y pa­ra de­tec­tar los pro­ble­mas», di­ce ta­jan­te.

Un co­le­gio que con­tra­te al­guno de los programas de Pre­ve­nir «pa­ga seis eu­ros por año y ni­ño. Can­ti­dad que pue­de lle­gar has­ta los 20 anua­les si so­li­ci­tan nues­tro ase­so­ra­mien­to di­rec­to». Cru­se­llas aña­de «le sa­le mu­cho más ba­ra­to a los ayun­ta­mien­tos y co­mu­ni­da­des au­tó­no­mas im­plan­tar nues­tros programas que con­tra­tar a un psicólogo o pe­da­go­go du­ran­te to­do el cur­so» a pa­tir de «nues­tra ex­pe­rien­cia de­mos­tra­da en co­le­gios lu­sos pú­bli­cos y

pri­va­dos con ni­ños y ado­les­cen­tes».

Pa­ra Lo­re­na, que re­par­te su tiem­po en­tre Ca­na­rias, don­de vi­ve con su hi­jo, y Lis­boa «hay mu­cho que ha­cer to­da­vía. No so­lo nos po­de­mos que­dar en los ni­ños y en los ado­les­cen­tes, hay mu­chas mu­je­res de me­dia­na edad, pro­fe­sio­na­les de éxi­to, amas de ca­sa etc, etc. que lle­van años con­su­mien­do psi­co­tró­pi­cos pa­ra com­ba­tir pro­ble­mas de an­sie­dad y de­pre­sión», ase­gu­ra al tiem­po que ex­pli­ca que«te­ne­mos que ayu­dar­les y es­te se­rá nues­tro sex­to pro­gra­ma». La ar­tí­fi­ce de Pre­ve­nir, no des­car­ta dar el sal­to a otras co­mu­ni­da­des co­mo Ga­li­cia. «Ca­da au­to­no­mía es un mu­do y re­sul­ta com­pli­ca­do en­trar y ha­cer­se un hue­co».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.