EL MAN­CHE­GO QUE SE CO­MIÓ LON­DRES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Ra­fael Se­rrano

Su nom­bre ha sal­ta­do es­ta se­ma­na a los ti­tu­la­res de la pren­sa. Aso­cia­do a una de esas no­ti­cias que des­pier­tan —a par­tes igua­les— la cu­rio­si­dad y el asom­bro del co­mún de los mor­ta­les. No to­do los días se to­pa uno en el pe­rió­di­co con que en Lon­dres —tan de mo­da aho­ra en las pá­gi­nas de los dia­rios, aun­que por mo­ti­vos que na­da tie­nen que ver con es­to— ha sa­li­do al mer­ca­do la ca­sa más ca­ra pues­ta nun­ca a la ven­ta en la ciu­dad. Na­da más y na­da me­nos que 150 mi­llo­nes de li­bras (unos 180 mi­llo­nes de eu­ros) es lo que pi­den por ella.

El lec­tor des­cu­bre pron­to a qué vie­ne tan­to ce­ro. El apar­ta­men­to es­tá si­tua­do en uno de los mo­nu­men­tos más em­ble­má­ti­cos del cen­tro de la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca: el ar­co del Al­mi­ran­taz­go. Esa es­pe­cie de le­ja­na puer­ta de en­tra­da al pa­la­cio de Buc­king­ham que man­dó cons­truir en 1910 Eduar­do VII en ho­me­na­je a su ma­dre, la rei­na Vic­to­ria. Uno in­ten­ta ima­gi­nar­se có­mo se­rá eso de le­van­tar­se por la ma­ña­na y plan­tar­se de­lan­te de los ven­ta­na­les pa­ra ad­mi­rar las vis­tas que an­tes hi­cie­ron las de­li­cias de Wins­ton Chur­chill o el pa­dre de Ja­mes Bond, Ian Fle­ming. In­qui­li­nos años ha del fas­tuo­so in­mue­ble.

In­me­dia­ta­men­te des­pués de fan­ta­sear con re­co­rrer las 12 ha­bi­ta­cio­nes y los otros tan­tos cuar­tos de ba­ño que tie­ne la vi­vien­da, re­par­ti­dos por una su­per­fi­cie de 1.400 me­tros cua­dra­dos, sur­ge la pre­gun­ta: ¿Quién es el pro­pie­ta­rio? Sor­pre­sa: un es­pa­ñol. Man­che­go, de To­me­so­llo, pa­ra más se­ñas. Se lla­ma Ra­fael Se­rrano y es­tá a pun­to de cum­plir los 50. Des­cien­de de una co­no­ci­da fa­mi­lia de la lo­ca­li­dad man­che­ga, pro­pie­ta­ria de va­rios ne­go­cios. En­tre ellos, una ges­to­ría, y una au­to­es­cue­la.

Ha­ce ya más de 20 años que Se­rrano de­jó To­me­so­llo pa­ra ini­ciar la que des­pués se ha re­ve­la­do co­mo una exi­to­sa ca­rre­ra pro­fe­sio­nal. Co­men­zó en los des­pa­chos de JP Mor­gan. Pri­me­ro en Lon­dres, don­de ate­rri­zó en 1993, y más tar­de en la se­de del ban­co de ne­go­cios en Wall Street. Re­gre­só a la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca en el 2001 co­mo so­cio de Fo­cus In­vest­ment Group, fir­ma es­pe­cia­li­za­da en la ges­tión de fon­dos de in­ver­sión. Dos años des­pués, co­men­zó su me­teó­ri­co as­cen­so en el mer­ca­do in­mo­bi­lia­rio, y cin­co más tar­de ce­rró la ven­ta del áti­co re­si­den­cial más ca­ro del mun­do. En Knights­brid­ge, Lon­dres. Co­rría enero del 2008. Y en el 2009 creó su pro­pia fir­ma, Pri­me In­ves­tors Ca­pi­tal, de­di­ca­da a ase­so­rar a gran­des for­tu­nas en sus in­ver­sio­nes.

A la his­to­ria del de To­me­llo­so no le fal­ta tam­po­co la co­ne­xión ga­lle­ga. Su nom­bre y el de su com­pa­ñía sal­ta­ron a las por­ta­das de los pe­rió­di­cos en enero del 2011 aso­cia­dos al de la ya fa­lle­ci­da Rosalía Me­ra. El fi­nan­cie­ro y la co­fun­da­do­ra de In­di­tex se unie­ron en­ton­ces pa­ra sa­car ade­lan­te el pro­yec­to del ho­tel Bvul­ga­ri, de seis es­tre­llas —ni una me­nos—, en la ca­pi­tal lon­di­nen­se. El pri­me­ro de lu­jo de nue­va cons­truc­ción que se le­van­ta­ba en la ciu­dad en 40 años.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.