EL MA­PA DEL IRPF, CONCELLO A CONCELLO

LOS DA­TOS DE LA RE­CAU­DA­CIÓN DEL IM­PUES­TO DE LA REN­TA POR CONCELLOS CONS­TA­TAN QUE LAS DI­FE­REN­CIAS EN EL NI­VEL DE REN­TA Y TE­JI­DO ECO­NÓ­MI­CO DE LOS MU­NI­CI­PIOS IN­FLU­YEN EN SU CON­TRI­BU­CIÓN TRI­BU­TA­RIA, CON DI­FE­REN­CIAS DE HAS­TA UN 500 % EN LA CUO­TA ME­DIA. EN GALI

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ga­briel Le­mos

Su­man menos de la mi­tad de la po­bla­ción de la co­mu­ni­dad (un 45 % en con­cre­to), pe­ro apor­tan dos ter­cios de la re­cau­da­ción en con­cep­to de im­pues­to de la ren­ta. La es­ta­dís­ti­ca de los de­cla­ran­tes del IRPF por mu­ni­ci­pios, que la Agen­cia Tri­bu­ta­ria ha pu­bli­ca­do es­te mes por pri­me­ra vez, re­ve­la que quin­ce ayun­ta­mien­tos apor­tan el grue­so de los in­gre­sos tri­bu­ta­rios en Ga­li­cia. Son, ade­más de las sie­te ciu­da­des, Olei­ros (que se si­túa in­clu­so por en­ci­ma de Fe­rrol), Cu­lle­re­do, Ames, Na­rón, Vi­la­gar­cía, Cam­bre, Teo y Ar­tei­xo. En­tre to­dos in­gre­san 2.243 mi­llo­nes de eu­ros al era­rio por IRPF, un 64 % de los 3.500 mi­llo­nes que se re­cau­da­ron en el 2014 en los 288 concellos con más de mil ha­bi­tan­tes, que son de los que apor­ta da­tos el fis­co.

Pe­se a que la re­cau­da­ción, en vo­lu­men, se con­cen­tra en los gran­des po­los de po­bla­ción de la co­mu­ni­dad (las sie­te ur­bes y sus áreas me­tro­po­li­ta­nas), es­to no quie­re de­cir que sean es­tos concellos los que so­por­tan una ma­yor pre­sión fis­cal. De he­cho, si se atien­de al pe­so de la car­ga tri­bu­ta­ria, el ma­pa cam­bia­ría sen­si­ble­men­te. Olei­ros, el mu­ni­ci­pio con la ren­ta más ele­va­da de la co­mu­ni­dad (34.698 eu­ros bru­tos al año), es tam­bién don­de se pa­ga la ma­yor fac­tu­ra en con­cep­to de IRPF, con una me­dia de 9.524 eu­ros al año, más del do­ble de la me­dia de la co­mu­ni­dad, que se si­tua­ba ese ejer­ci­cio en los 4.264. Le si­guen Ni­grán (6.038), Ber­gon­do y As Pon­tes (am­bos por en­ci­ma de los 5.800 eu­ros) y ha­bría que lle­gar al quin­to lu­gar pa­ra en­con­trar la pri­me­ra ciu­dad en el rán­king. Es A Co­ru­ña, cu­yos ve­ci­nos abo­nan una me­dia de 5.707 eu­ros al año por el im­pues­to de la ren­ta, en­tre re­ten­cio­nes en la nó­mi­na men­sual y la de­cla­ra­ción anual.

Los ayun­ta­mien­tos con más ren­ta, y aque­llos en los que se pa­ga más por IRPF, com­par­ten un de­no­mi­na­dor co­mún: sue­len ser nú­cleos ur­ba­nos muy po­bla­dos y, en lo eco­nó­mi­co, hay dos per­fi­les. Por un la­do, el de los concellos dor­mi­to­rio, co­mo Olei­ros, don­de re­si­de un buen pu­ña­do de los gran­des em­pre­sa­rios y di­rec­ti­vos de la co­mu­ni­dad (que en su in­men­sa ma­yo­ría desa­rro­llan su ac­ti­vi­dad profesional fue­ra del mu­ni­ci­pio), con otros de mar­ca­do ca­rác­ter in­dus­trial, co­mo As Pon­tes, don­de exis­te una em­pre­sa que ac­túa co­mo trac­to­ra de la eco­no­mía lo­cal y don­de los sa­la­rios y las pen­sio­nes se si­túan sen­si­ble­men­te por en­ci­ma de la me­dia de la co­mu­ni­dad, lo que ex­pli­ca que la fac­tu­ra fis­cal de sus re­si­den­tes sea tam­bién ma­yor.

LOS DE MENOS REN­TA

La otra ca­ra de la mo­ne­da se­ría To­ques, el mu­ni­ci­pio ga­lle­go cu­yos ha­bi­tan­tes pa­gan menos por IRPF al año: 1.605 eu­ros, una sex­ta par­te que los de Olei­ros. Aun­que cla­ro, la ren­ta en el mu­ni­ci­pio es de ape­nas 11.497 eu­ros, tres ve­ces menos que en el ayun­ta­mien­to con los ve­ci­nos más adi­ne­ra­dos. De he­cho, To­ques se si­túa, jun­to con el concello lu­cen­se de Cer­van­tes (don­de los in­gre­sos son aún in­fe­rio­res, con una me­dia de 11.061 eu­ros), en­tre los diez ayun­ta­mien­tos con las ren­tas más bajas de to­da Es­pa­ña, un rán­king en el que apa­re­cen ro­dea­dos de lo­ca­li­da­des an­da­lu­zas y ex­tre­me­ñas.

La es­ta­dís­ti­ca pu­bli­ca­da por la Agen­cia Tri­bu­ta­ria no so­lo ofre­ce da­tos de la ren­ta o de la cuo­ta me­dia que se pa­ga en ca­da mu­ni­ci­pio, sino que tam­bién des­glo­sa los da­tos de in­gre­sos, de­duc­cio­nes y so­bre la si­tua­ción fa­mi­liar de los con­tri­bu­yen­tes de ca­da ayun­ta­mien­to.

En el con­jun­to de Ga­li­cia, la ren­ta me­dia en el 2014 as­cen­dió a 21.394 eu­ros bru­tos. Los de­cla­ran­tes del im­pues­to in­gre­sa­ron en ese año 22.160 mi­llo­nes en con­cep­to de ren­tas del tra­ba­jo (sa­la­rios y otras re­tri­bu­cio­nes por su ac­ti­vi­dad profesional) y 1.294 por ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas, a los que hay que su­mar 1.840 mi­llo­nes más por ren­tas del capital mo­bi­lia­rio y de bie­nes in­mue­bles no afectos a ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas.

Mes a mes, los ga­lle­gos ade­lan­tan al fis­co más de 3.061 mi­llo­nes en con­cep­to de re­ten­cio­nes en sus nó­mi­nas y otros pa­gos a cuen­ta por los ren­di­mien­tos del tra­ba­jo, mien­tras que otros 650 mi­llo­nes se de­traen de los arren­da­mien­tos, las ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas o los ren­di­mien­tos de las in­ver­sio­nes.

De he­cho, esos pa­gos ade­lan­ta­dos (3.711 mi­llo­nes) son su­pe­rio­res a la re­cau­da­ción to­tal por IRPF en la co­mu­ni­dad (3.506), ya que en el mo­men­to de ha­cer la de­cla­ra­ción anual Ha­cien­da de­vuel­ve a los con­tri­bu­yen­tes 216 mi­llo­nes más de lo que re­cau­da en­tre quie­nes les sa­le a pa­gar.

¿Por qué esa di­fe­ren­cia? Pues por­que, a la ho­ra de ha­cer la de­cla­ra­ción en­tran en jue­go re­duc­cio­nes y des­gra­va­cio­nes que re­ba­jan la fac­tu­ra fis­cal. En­tre los be­ne­fi­cios fis­ca­les más ex­ten­di­dos está la de­duc­ción por in­ver­sión en vi­vien­da ha­bi­tual (la de la hi­po­te­ca), que aun­que ya des­apa­re­ci­da pa­ra los nue­vos com­pra­do­res en el 2014 su­pu­so un des­cuen­to de 143,4 mi­llo­nes de eu­ros en las ca­si 230.000 de­cla­ra­cio­nes ga­lle­gas (ya sean in­di­vi­dua­les o con­jun­tas) cu­yos ti­tu­la­res aún tie­nen de­re­cho a apli­car­se es­ta re­ba­ja, a ra­zón de 623 eu­ros de me­dia por de­cla­ra­ción.

JUAN. S. G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.