Pes­ca­do­res e in­cau­tos en el ca­pi­ta­lis­mo

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - ACTUALIDAD - Luis Ca­sal

NO­VE­DAD

En otro tiem­po, en otra épo­ca, Geor­ge A. Aker­lof y Ro­bert J. Shi­ller se­rían sa­bios que for­ma­rían par­te de la no­ble­za más in­sig­ne. Am­bos son pre­mios No­bel y en es­te li­bro se han pro­pues­to des­en­mas­ca­rar la for­ma en que los mer­ca­dos sue­len crear ofer­tas irre­sis­ti­bles y có­mo las em­pre­sas, en oca­sio­nes, ma­ni­pu­lan a los con­su­mi­do­res apro­ve­chán­do­se de sus emo­cio­nes. «El sis­te­ma eco­nó­mi­co es­tá lleno de en­ga­ños», ase­gu­ran en el li­bro.

Pa­ra la ma­yo­ría de los eco­no­mis­tas, in­clui­dos es­tos dos gran­des ex­per­tos, lo me­jor del mer­ca­do li­bre es eso, que es li­bre, y que pro­por­cio­na al con­su­mi­dor lo que es­te de­sea. Pe­ro lo que Aker­lof y Shi­ller apun­tan es que esa mis­ma li­ber­tad, mal usa­da, pue­de obli­gar a las per­so­nas a ad­qui­rir lo que no quie­ren.

Pa­ra ex­pli­car la for­ma en que pue­den ser ma­ni­pu­la­dos, es­tos dos pro­fe­so­res usan el tér­mino phis­hing, ex­traí­do de las nue­vas tec­no­lo­gías, pe­ro apli­ca­do a la eco­no­mía mo­der­na.

El phis­hing es la su­plan­ta­ción de iden­ti­dad en In­ter­net pa­ra lo­grar da­tos per­so­na­les o in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da. Los au­to­res lla­man «phis­her­mans» a los pes­ca­do­res de in­for­ma­ción (ban­cos, far­ma­céu­ti­cas, ta­ba­que­ras, etc) que des­ti­nan sus re­cur­sos a ven­der a los phools (en­fer­mos, in­ver­so­res, fu­ma­do­res...) in­ver­sio­nes, ser­vi­cios o pro­duc­tos que cla­ra­men­te no son va­lio­sos, son inú­ti­les o per­ni­cio­sos des­de el pun­to de vis­ta eco­nó­mi­co pa­ra el com­pra­dor. Pa­ra apo­yar su teo­ría, en el li­bro se aña­den nu­me­ro­sos ejem­plos, con ca­sos co­mo los jue­gos de azar, los pro­duc­tos in­mo­bi­lia­rios o las hi­po­te­cas.

Es­pe­cial aten­ción pres­tan los au­to­res a las tar­je­tas de cré­di­to, con al­tas ta­sas pa­ra los ne­go­cios don­de se es­ta­ble­cen y fuer­tes co­mi­sio­nes pa­ra sus po­see­do­res. Son una for­ma si­bi­li­na de pro­vo­car el con­su­mis­mo, ma­ni­pu­lan­do a las per­so­nas y lle­ván­do­las a gas­tar más de lo que tie­nen, con con­se­cuen­cias fu­nes­tas.

Pa­ra es­tos pro­fe­so­res, el en­ga­ño del mer­ca­do pue­de com­ba­tir­se dan­do una ma­yor in­for­ma­ción al con­su­mi­dor, re­gu­lan­do y re­for­man­do lo que es­tá mal. Pe­ro si es­to fa­lla, hay otros mé­to­dos de de­fen­sa. El pri­me­ro de ellos es la pro­pia com­pe­ten­cia, por­que las fir­mas que pue­den de­di­car­se a es­tas ma­las prác­ti­cas, vo­lun­ta­ria o in­vo­lun­ta­ria­men­te, no sue­len du­rar de­ma­sia­do. Otra vía es la le­gal. El con­su­mi­dor pue­de de­nun­ciar el frau­de o el en­ga­ño, el re­gu­la­dor pue­de in­ves­ti­gar y la em­pre­sa pue­de lle­gar a in­dem­ni­zar. Lo im­por­tan­te pa­ra Aker­lof y Shi­ller es que la gen­te de­be sa­ber que siem­pre hay al­guien dis­pues­to a es­ta­far­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.