ASÍ SE TE­JE UNA GRAN FOR­TU­NA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA - Ta­das­hi Ya­nai

Apar­tir de aho­ra, Aman­cio Or­te­ga de­be­rá dor­mir con un ojo abier­to. Por­que Ta­das­hi Ya­nai se ha pro­pues­to des­tro­nar­le co­mo rey de la in­dus­tria tex­til mun­dial. El ja­po­nés, ca­sa­do y con dos hi­jos, na­ci­do en 1949 en la pro­vin­cia ni­po­na de Ya­ma­gu­chi, es el due­ño de la em­pre­sa Fast Re­tai­ling, la com­pa­ñía que se en­cuen­tra de­trás de la mar­ca de ro­pa Uniqlo. Pue­de que en Es­pa­ña y gran par­te de Eu­ro­pa el nom­bre de esta ca­de­na no sue­ne de na­da. Pe­ro en Asia ya es to­do un éxi­to y en Es­ta­dos Uni­dos un su­su­rro que cre­ce en in­ten­si­dad ca­da día. En el 201, Fast Re­tai­ling in­cre­men­tó un 65 % sus ven­tas in­ter­na­cio­na­les y la for­tu­na de Ya­nai se si­tuó en los 18.000 mi­llo­nes de eu­ros con­vir­tién­do­se en el hom­bre más ri­co de Ja­pón. Pe­ro el ni­pón ya ha fi­ja­do su am­bi­cio­sa me­ta y aho­ra pre­ten­de con­quis­tar el mun­do. 2020. En esa fe­cha, Ta­das­hi pre­vé fac­tu­rar 44.000 mi­llo­nes de eu­ros y ha­cer­se así con el li­de­raz­go del sec­tor. Por el mo­men­to y vien­do la tra­yec­to­ria que lle­va, In­di­tex tie­ne mo­ti­vos para preo­cu­par­se.

Pe­ro Or­te­ga y Ya­nai pa­san por ser los dos la­dos del es­pe­jo y pre­sen­tan ca­rre­ras pa­ra­le­las. Al igual que el em­pre­sa­rio ga­lle­go, Ya­nai es un hom­bre he­cho a sí mis­mo. Su pa­dre era sastre y te­nía su pues­to a po­cos me­tros de su ca­sa, o sea que Ta­das­hi se crio con la com­pa­ñía de los em­plea­dos de su pro­ge­ni­tor ma­man­do el ofi­cio des­de una edad muy tem­pra­na. Fi­nal­men­te, en 1984, tras fi­na­li­zar sus es­tu­dios de Eco­no­mía y Po­lí­ti­ca en la Uni­ver­si­dad de Wa­se­da (una de las más pres­ti­gio­sas del país), he­re­dó el ne­go­cio de su pa­dre cuan­do ya con­ta­ba con 22 es­ta­ble­ci­mien­tos abier­tos. Fue en­ton­ces cuan­do el joven Ta­das­hi de­ci­dió abrir otra tien­da en Hi­ros­hi­ma y (se­gún el mis­mo di­jo en una en­tre­vis­ta) pen­só: «bueno ya que he abier­to un lo­cal aquí, po­dría ir a otra par­te del país y abrir otra tien­da y lue­go otra y otra…». Y lo hi­zo. Se lo to­mó tan en se­rio, que se pa­só to­da la dé­ca­da de los no­ven­ta inau­gu­ran­do lo­ca­les por to­do el país. Has­ta que en 1998 se plan­tó en To­kio.

En ese año arra­só. Si el tram­po­lín de Aman­cio Or­te­ga fue­ron aque­llas fa­mo­sas ba­tas de boa­ti­né, Ta­das­hi se hi­zo de oro ven­dien­do unas cha­que­ti­llas de pun­to que cau­sa­ron fu­ror en­tre los ciu­da­da­nos ni­po­nes de cla­se me­dia, es­pe­cial­men­te cas­ti­ga­dos por la re­ce­sión de aquel año. La cla­ve del éxi­to de aque­lla pren­da fue su di­se­ño y su mó­di­co pre­cio. Por­que Uniqlo si­gue la mis­ma es­tra­te­gia que Za­ra: ro­pa de di­se­ño a pre­cios ase­qui­bles. Eso fue lo que pro­pul­só a la com­pa­ñía en su fa­se de in­ter­na­cio­na­li­za­ción y en el 2001, Ta­das­hi abría su pri­me­ra tien­da en Lon­dres. A la city le si­guió Nue­va York y ac­tual­men­te tie­ne tien­das en Fran­cia y Ru­sia su­man­do un to­tal de 2.000 a ni­vel mun­dial. La ma­yo­ría se ubi­can en Asia. Pe­ro aho­ra el mag­na­te ja­po­nés ha pues­to sus ojos en Es­pa­ña, don­de tie­ne pre­vis­to abrir su pri­me­ra tien­da. Ma­drid y Bar­ce­lo­na se pre­sen­tan co­mo can­di­da­tas. Por­que Uniqlo si­gue la mis­ma es­tra­te­gia que In­di­tex, ubi­can­do sus lo­ca­les en los cen­tros neu­rál­gi­cos de las gran­des ciu­da­des. Y tras cam­biar de op­ción va­rias ve­ces, pa­re­ce que to­do se re­du­ce o a la Gran Vía ma­dri­le­ña o al Pa­seo de Gra­cia de Bar­ce­lo­na. Por aho­ra, Ta­das­hi se to­ma con cal­ma su gran sal­to al mer­ca­do es­pa­ñol.

ABRALDES | http://abral­de­sar­ts­tu­dios.jim­do.com

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.