Con­ser­vas Co­de­sa lan­za las úni­cas an­choas cu­ra­das en sal ro­sa del Hi­ma­la­ya

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - E. Abuín

Para que una an­choa en­tre en una la­ta con la mar­ca y lo­go­ti­po de Con­ser­vas Co­de­sa no bas­ta con que ha­ya si­do cap­tu­ra­da en el mar Can­tá­bri­co. Des­de 1976, ca­da pri­ma­ve­ra an­da por las lon­jas de­trás del En­grau­lis en­cra­si­co­lus de la me­jor ca­li­dad, siem­pre cap­tu­ra­do con la mo­da­li­dad de cer­co y pes­ca­do «al al­ba», lo que quie­re de­cir que lle­va co­mo mu­cho ocho ho­ras fue­ra del agua. To­dos esos mi­ra­mien­tos con el bo­car­te le han va­li­do a la em­pre­sa, ubi­ca­da en el mu­ni­ci­pio cán­ta­bro de La­re­do, va­rios pre­mios y re­co­no­ci­mien­tos tan­to en Es­pa­ña, en Eu­ro­pa co­mo a ni­vel mun­dial. El úl­ti­mo, el má­xi­mo ga­lar­dón tres es­tre­llas del cer­ta­men In­ter­na­tio­nal Tas­te & Qua­lity Ins­ti­tu­te (ITQi), en­tre­ga­dos en Bru­se­las por más de 120 su­mi­lle­res y chefs in­ter­na­cio­na­les con es­tre­llas Mi­che­lin. Co­ro­na­da ya co­mo pro­duc­to­ra de con­ser­vas de al­ta ga­ma, esta em­pre­sa fa­mi­liar cán­ta­bra de ter­ce­ra ge­ne­ra­ción, que se de­fi­ne co­mo lí­der y abier­ta a la mo­der­ni­dad, pues con­ju­ga las más avan­za­das tec­no­lo­gías en sa­ni­dad, tra­za­bi­li­dad y con­trol de la ca­li­dad con la ar­te­sa­nía pro­pia de la tra­di­ción, ha da­do un pa­so más en las de­li­ca­te­sen y ha pues­to en el mer­ca­do las úni­cas an­choas del mun­do cu­ra­das ín­te­gra­men­te con sal ro­sa del Hi­ma­la­ya.

PRO­PIE­DA­DES

Si en sus se­ries li­mi­ta­das, oro y eco­ló­gi­cas, Co­de­sa ya pre­su­me de em­plear co­mo sa­la­zón sal ma­ri­na, no de can­te­ra, aho­ra ha re­cu­rri­do a océa­nos fó­si­les pri­mi­ti­vos en bus­ca de la me­jor sa­la­zón, una pes­qui­sa que ha su­pues­to a la con­ser­ve­ra tres años de du­ro tra­ba­jo en­tre ca­tas, ana­lí­ti­cas, in­for­mes nu­tri­cio­na­les y pre­sen­ta­ción de la pa­ten­te. Por­que es­tán pa­ten­ta­das. No en vano ha si­do la pri­me­ra en em­plear una sal li­bre de con­ta­mi­na­ción, más pu­ra y que des­ta­ca por su ri­que­za en hie­rro, cal­cio y mag­ne­sio, mi­ne­ra­les to­dos que ayu­dan a man­te­ner una bue­na sa­lud ner­vio­sa y mus­cu­lar. A eso hay que su­mar la con­tri­bu­ción de esta sal a la mi­ne­ra­li­za­ción ade­cua­da de los hue­sos, ayu­da a re­gu­lar el con­te­ni­do de agua en el cuer­po y los flui­dos in­ter­nos y la pre­ven­ción de ca­lam­bres mus­cu­la­res.

Si se aña­den las pro­pie­da­des de las an­choas, un au­tén­ti­co «mar de ener­gía», ri­cas en cal­cio, mag­ne­sio, hie­rro y po­ta­sio, en vi­ta­mi­nas an­ti­oxi­dan­tes y ri­cos en ome­ga 3, y se com­bi­nan con el apor­te del ome­ga 6 y el ome­ga 9 que lle­gan del acei­te de oli­va eco­ló­gi­co li­bre de pla­gui­ci­das y me­ta­les pe­sa­dos en el que se ba­ñan las an­choas, el re­sul­ta­do es un pro­duc­to sa­lu­da­ble, per­fec­to para de­por­ti­vas y per­so­nas a die­ta, pues se­gún los aná­li­sis nu­tri­cio­na­les, una vez es­cu­rri­das, las an­choas apor­tan 210 ca­lo­rías por ca­da cien gra­mos.

Co­de­sa ha pa­ten­ta­do las an­choas de su edi­ción li­mi­ta­da se­rie ro­sa cu­ra­das con sal li­bre de con­ta­mi­na­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.