Tax ma­na­ger 2.0

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

La fi­gu­ra del res­pon­sa­ble fis­cal re­sul­ta­rá cla­ve en la to­ma de de­ci­sio­nes de las com­pa­ñías de ma­ne­ra im­pe­ra­ti­va. En una co­yun­tu­ra ca­da vez más com­ple­ja, vo­lá­til y re­gu­la­da, los de­par­ta­men­tos de fis­ca­li­dad han de dar res­pues­ta de for­ma proac­ti­va a es­te con­tex­to tan cam­bian­te, tan­to a ni­vel do­més­ti­co co­mo in­ter­na­cio­nal. Aque­llas com­pa­ñías que no evo­lu­cio­nen en es­te sen­ti­do de­ja­rán de ser com­pe­ti­ti­vas e in­clu­si­ve atrac­ti­vas para los con­su­mi­do­res e in­ver­so­res. Por tan­to, re­sul­ta im­pres­cin­di­ble (obli­ga­to­rio para algunas) que la fun­ción fis­cal es­té in­vo­lu­cra­da en la pla­ni­fi­ca­ción de la es­tra­te­gia de la em­pre­sa, apor­te be­ne­fi­cios con­cre­tos en las de­ci­sio­nes que acom­pa­ñan al ne­go­cio, re­sul­te ágil y cui­de la trans­pa­ren­cia fis­cal e ima­gen de la com­pa­ñía.

Es un he­cho cier­to que la fun­ción fis­cal es­tá in­mer­sa en un pro­fun­do cam­bio que los pro­pios fis­ca­lis­tas de­ben aban­de­rar si quie­ren cul­mi­nar­lo re­sul­tan­do un ac­ti­vo es­tra­té­gi­co de la com­pa­ñía. Pe­ro, ¿es­tán pre­pa­ra­dos los de­par­ta­men­tos de fis­ca­li­dad para res­pon­der de ma­ne­ra ágil a los re­tos a los que se en­fren­tan las com­pa­ñías? A día de hoy, el res­pon­sa­ble fis­cal em­plea has­ta el 70 % de su tiem­po en fun­cio­nes tra­di­cio­na­les co­mo el cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias y la ela­bo­ra­ción de re­por­tes de in­for­ma­ción para uso in­terno y ex­terno. En el fu­tu­ro, co­bra­rá pro­ta­go­nis­mo su par­ti­ci­pa­ción en la de­fi­ni­ción de la es­tra­te­gia y se pro­du­ci­rán cam­bios sig­ni­fi­ca­ti­vos en la ma­ne­ra de abor­dar otras ta­reas tra­di­cio­na­les co­mo las re­la­cio­nes con la Ad­mi­nis­tra­ción Tri­bu­ta­ria, ca­da vez más co­la­bo­ra­ti­vas en aras a la trans­pa­ren­cia o en el ase­so­ra­mien­to de las transac­cio­nes del día a día, que de­be tor­nar­se proac­ti­vo, an­ti­ci­pa­do e in­te­gra­do.

En­tre los dis­tin­tos pro­pul­so­res de esta evo­lu­ción ca­be des­ta­car, ade­más de la trans­pa­ren­cia, el buen go­bierno y el con­trol y ges­tión del ries­go, la in­ter­na­cio­na­li­za­ción, la com­ple­ji­dad nor­ma­ti­va, las in­gen­tes obli­ga­cio­nes tri­bu­ta­rias y la op­ti­mi­za­ción de re­cur­sos, re­sul­tan­do que la con­ver­sión de la fun­ción fis­cal es­tá in­te­gra­da en la de las de­más fun­cio­nes de la em­pre­sa.

El de­no­mi­na­dor co­mún de to­dos es­tos as­pec­tos es la ne­ce­si­dad de ges­tio­nar mu­chos da­tos para ge­ne­rar in­for­ma­ción de dis­tin­ta ín­do­le (lo que al­gu­nos ex­per­tos han de­no­mi­na­do el da­ta flow), lo que im­pli­ca au­to­má­ti­ca­men­te una ne­ce­si­dad de em­plear de ma­ne­ra efec­ti­va la tec­no­lo­gía hoy en día dis­po­ni­ble. En con­se­cuen­cia, el pro­ce­so que hay que aco­me­ter de ma­ne­ra inexo­ra­ble para triun­far en la trans­for­ma­ción es el de la au­to­ma­ti­za­ción tec­no­ló­gi­ca, ba­se del director fis­cal del fu­tu­ro.

El res­pon­sa­ble fis­cal que tendrá tam­bién, por tan­to, que ser o con­tar en su equi­po con un ex­per­to ana­lis­ta y de las tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción. En de­fi­ni­ti­va, la trans­for­ma­ción di­gi­tal de la fun­ción fis­cal re­sul­ta­rá im­pres­cin­di­ble para lle­gar al Tax Ma­na­ger 2.0.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.