¿PUE­DE GA­LI­CIA RE­DU­CIR LA JOR­NA­DA LA­BO­RAL?

Aca­dé­mi­cos y ex­per­tos en el mer­ca­do la­bo­ral ven ca­si im­po­si­ble re­du­cir la jor­na­da la­bo­ral a seis ho­ras El pe­so en la eco­no­mía ga­lle­ga de sec­to­res de ba­ja cua­li­fi­ca­ción, uno de los fac­to­res cla­ve

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Manuel Blan­co

Aca­dé­mi­cos y ex­per­tos en el mer­ca­do la­bo­ral ven com­pli­ca­do que una eco­no­mía co­mo la ga­lle­ga pue­da re­du­cir la jor­na­da la­bo­ral a 6 ho­ras, co­mo se ha he­cho en Sue­cia en el úl­ti­mo año en el mar­co de una ex­pe­rien­cia pi­lo­to.

Tra­ba­jar me­nos y pro­du­cir más. El sue­ño de em­pre­sa­rio y em­plea­do. Una sim­bio­sis cua­si idí­li­ca que Sue­cia ha ex­plo­ra­do en el úl­ti­mo año a tra­vés de una ex­pe­rien­cia pi­lo­to en dis­tin­tas com­pa­ñías y ser­vi­cios pú­bli­cos: re­du­cir la jor­na­da la­bo­ral a seis ho­ras dia­rias. El re­sul­ta­do, me­jo­ra de la pro­duc­ti­vi­dad y el cli­ma la­bo­ral y caí­da no­ta­ble del ab­sen­tis­mo. La pre­gun­ta, en con­se­cuen­cia, es ob­via. ¿Por qué otros paí­ses no im­por­tan el mo­de­lo? Sur­ge tam­bién la cues­tión de la pro­xi­mi­dad: ¿Es via­ble una me­di­da de ese ca­la­do en Ga­li­cia?

El diag­nós­ti­co de los aca­dé­mi­cos y ex­per­tos en el mer­ca­do la­bo­ral es uná­ni­me: a día de hoy no pa­re­ce po­si­ble que un te­rri­to­rio co­mo el ga­lle­go pue­da afron­tar un gi­ro de ese ca­la­do. Melchor Fer­nán­dez, pro­fe­sor del De­par­ta­men­to de Fun­da­men­tos del Análisis Eco­nó­mi­co de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go, sos­tie­ne que el gran pe­so en la eco­no­mía es­pa­ño­la y ga­lle­ga de sec­to­res de ba­ja pro­duc­ti­vi­dad co­mo los ser­vi­cios per­so­na­les o el tu­ris­mo im­pe­di­rían afron­tar una re­duc­ción de la jor­na­da la­bo­ral. «En es­tos sec­to­res es muy di­fí­cil ex­plo­tar la pro­duc­ti­vi­dad del tra­ba­ja­dor; he­mos apos­ta­do ca­si por el low cost y aun­que va­mos cam­bian­do, to­da­vía lo ha­ce­mos len­ta­men­te. No es lo mis­mo que en Sue­cia —ma­ti­za—, don­de es­ta me­di­da se ha im­plan­ta­do en áreas con al­to va­lor aña­di­do».

Fer­nán­dez ma­ti­za en to­do ca­so que el sam­be­ni­to de la ba­ja pro­duc­ti­vi­dad de los tra­ba­ja­do­res es­pa­ño­les guar­da re­la­ción en mu­chos ca­sos con esa apues­ta por sec­to­res de ba­ja cua­li­fi­ca­ción, y con el he­cho de que los me­dios téc­ni­cos a dis­po­si­ción del em­plea­do son po­co re­le­van­tes o avan­za­dos. «La ba­ja pro­duc­ti­vi­dad no es del tra­ba­ja­dor, sino del ca­pi­tal a su dis­po­si­ción». Y ci­ta en con­tras­te el ca­so de la au­to­mo­ción, don­de los ín­di­ces de efi­cien­cia de las fac­to­rías es­pa­ño­las son igua­les o me­jo­res que los de las ale­ma­nas, ha­bi­da cuen­ta de que dis­po­nen de me­dios si­mi­la­res.

En una lí­nea si­mi­lar se ex­pre­sa Ma­ría del Car­men Sán­chez Se­lle­ro, pro­fe­so­ra de Eco­no­mía Apli­ca­da de la Uni­ver­si­da­de de A Co­ru­ña, quien cree que re­du­cir en dos ho­ras la jor­na­da la­bo­ral po­dría re­sul­tar a prio­ri «atrac­ti­vo» para el em­plea­do, pe­ro sin em­bar­go es­con­der al­gu­nos pe­li­gros. «Si al tra­ba­ja­dor se le va a exi­gir la mis­ma ta­rea pe­ro en me­nos tiem­po pue­de ser mo­ti­vo de es­trés. Hay tra­ba­jos en ca­de­na para los que la em­pre­sa tie­ne cal­cu­la­do cuán­to tiem­po ne­ce­si­ta el em­plea­do para com­ple­tar el pro­ce­so de ma­nu­fac­tu­ra. En es­tos ca­sos, re­du­cir tiem­po im­pli­ca nor­mal­men­te re­du­cir pro­duc­ción», de­ta­lla.

Al­gún ma­tiz apor­ta Jai­me Ca­be­za, ca­te­drá­ti­co de De­re­cho del Tra­ba­jo en la Uni­ver­si­da­de de Vigo, quien cree que es­te ti­po de me­di­da po­dría ser de apli­ca­ción in­clu­so en sec­to­res po­co cua­li­fi­ca­dos. «¿Por que non es­ti­mu­lar aos em­pre­ga­dos de hos­te­le­ría cun me­ca­nis­mo des­te ti­po?». Ca­be­za re­co­no­ce que una re­duc­ción de jor­na­da en España no po­dría ma­te­ria­li­zar­se de for­ma im­pe­ra­ti­va por­que la le­gis­la­ción no lo fa­cul­ta, pe­ro sí iden­ti­fi­ca em­pre­sas que, co­mo en Sue­cia, po­drían es­ti­mu­lar a su plan­ti­lla por es­ta vía. «Non é doa­do —pre­ci­sa—, mais tam­pou­co im­po­si­ble. Pro­ba­ble­men­te pui­de­ran xur­dir em­pre­sas en Ga­li­cia in­tere­sa­das nes­tas fór­mu­las. É den­de lo­go un­ha me­di­da in­tere­san­te para fa­vo­re­cer a igual­da­de, a con­ci­lia­ción la­bo­ral e fa­mi­liar e ta­mén por su­pos­to a pro­du­ti­vi­da­de».

| OS­CAR VÁZ­QUEZ

Ca­de­na de pro­duc­ción en la fa­bri­ca PSA Peu­geot Citroen de Vigo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.