«Star­tup», cuan­do el riesgs un ac­ti­vo

Des­de los pro­duc­tos del cam­po a los vi­deo­jue­gos pa­san­do por un clá­si­co, las apli­ca­cio­nes mó­vi­les. Los ga­lle­gos se suben al tren de las aven­tu­ras tec­no­ló­gi­cas. El úni­co bi­lle­te exi­gi­do es una bue­na idea

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Pa­lo­ma Fe­rro

¿Qué es una star­tup? Una rá­pi­da bús­que­da en In­ter­net nos de­ja con­cep­tos co­mo em­pren­di­mien­tro, in­no­va­ción, cam­bio o tec­no­lo­gía. Hay tan­tas de­fi­ni­cio­nes co­mo de­fi­ni­do­res. To­ma­mos los ele­men­tos co­mu­nes pa­ra es­bo­zar un re­tra­to ro­bot: una em­pre­sa de nueva crea­ción y una al­ta ca­pa­ci­dad de cre­ci­mien­to, pa­ra lo cual ne­ce­si­ta fi­nan­cia­ción. Es, en de­fi­ni­ti­va, un ca­jón de sastre. «No te­ne­mos es­ta­dís­ti­cas por­que no exis­te una de­fi­ni­ción cla­ra», acla­ran des­de la Con­se­lle­ría de Eco­no­mía e In­dus­tria. Star­tup Ex­plo­re, una co­mu­ni­dad de in­ver­sión on­li­ne, tie­ne su pro­pio re­gis­tro: 3.219 star­tups en Es­pa­ña, 99 en Ga­li­cia, lo que re­pre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te el 3 %. La ma­yo­ría per­te­ne­cen al sec­tor del co­mer­cio elec­tró­ni­co, apli­ca­cio­nes mó­vi­les o soft­wa­re. Tie­nen en­tre 3 y 10 em­plea­dos y una gran ne­ce­si­dad de in­ver­sión. ¿Pú­bli­ca o pri­va­da? Otra cues­tión po­lé­mi­ca. «Una star­tup es aque­lla que ha con­se­gui­do in­ver­so­res pri­va­dos, ha­bi­tual­men­te bu­si­ness an­gels o fon­dos de ca­pi­tal ries­go», di­ce Ja­vier Me­gías, CEO de Star­tup Ex­plo­re. Sin em­bar-

go, en nues­tra co­mu­ni­dad, la fi­nan­cia­ción es pú­bli­ca al 95 % a tra­vés de fon­dos co­mo los de Gain, Xe­sGa­li­cia, el Iga­pe o Uni­ris­co.

La in­ver­sión pri­va­da es mí­ni­ma por­que es­te uni­ver­so to­da­vía no ha con­se­gui­do atraer a las gran­des for­tu­nas ga­lle­gas. Con es­te obs­tácu­lo li­dian ca­da día en Zar­pa­mos, que fue la pri­me­ra ace­le­ra­do­ra de em­pre­sas en Ga­li­cia 100 % pri­va­da. «Nues­tra co­mu­ni­dad es­tá a la co­la de Es­pa­ña en star­tups, ni mu­cho me­nos en la éli­te en cuan­to a re­sul­ta­dos», ase­gu­ra su CEO, Ma­nuel García. En la raíz de es­ta po­si­ción de co­lis­tas, una ca­rac­te­rís­ti­ca muy au­tóc­to­na: el mi­ni­fun­dis­mo. «No exis­te un eco­sis­te­ma ga­lle­go, lo im­pi­den los in­tere­ses par­ti­cu­la­res. En Ga­li­cia exis­ten tres ae­ro­puer­tos, tres puer­tos exteriores, tres uni­ver­si­da­des...¿por qué iba a ser di­fe­ren­te con el mun­do star­tup?», se pre­gun­ta Ma­nuel. Es­te ras­go tan ga­lle­go con­vi­ve, se­gún Me­gías, con otro de sa­bor ita­liano cuan­do sa­li­mos de nues­tras fron­te­ras. «A los em­pren­de­do­res de aquí los lla­mo ca­ri­ño­sa­men­te la ma­fia ga­lle­ga por­que no im­por­ta en qué par­te del mun­do es­tén. Se co­no­cen y se apo­yan».

El ci­clo de vi­da de es­tas em­pre­sas de nueva crea­ción es cor­to. En Zar­pa­mos, de las 15 em­pre­sas im­pul­sa­das des­de el año 2013 se han con­so­li­da­do tres. El 98 % mue­ren al po­co tiem­po de na­cer. Pe­ro cuan­do se afian­zan su po­ten­cial es im­pa­ra­ble. Los gi­gan­tes Goo­gle, Twit­ter o Fa­ce­book co­men­za­ron co­mo star­tups. Qui­zá el en­torno sea ad­ver­so en Ga­li­cia, pe­ro hay se­mi­llas muy pro­me­te­do­ras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.