«Fui­mos pa­dres dos ve­ces; cria­mos a nues­tros hi­jos, y aho­ra, a los nie­tos»

REPORTAJE Los pen­sio­nis­tas han si­do el di­que que ha con­te­ni­do una ma­yor ten­sión so­cial en lo peor de la cri­sis Ga­li­cia tie­ne la se­gun­da pen­sión me­dia más ba­ja, des­pués de Ex­tre­ma­du­ra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - M. Be­ra­men­di

Cuan­do han ve­ni­do mal da­das, los ma­yo­res han es­ta­do siem­pre ahí. Mien­tras el fo­co de la ac­tua­li­dad se po­sa so­bre qué ocu­rri­rá en el fu­tu­ro con el mo­de­lo de pen­sio­nes, se pres­ta muy po­ca aten­ción a los ju­bi­la­dos del pre­sen­te. Mu­chos de ellos con pe­que­ños in­gre­sos y que se han vis­to obli­ga­dos con sus re­cur­sos a con­te­ner el dra­ma del pa­ro cuan­do ha lla­ma­do a las puer­tas de sus fa­mi­lias. La pér­di­da de in­gre­sos por par­te de sus hi­jos tam­bién les ha em­pu­ja­do a ser cui­da­do­res de sus nie­tos. Sin di­ne­ro pa­ra guar­de­ría y ser­vi­cios del ho­gar, a mu­chos pa­dres no les ha que­da­do otra.

«De to­do lo ocu­rri­do es­tos años, yo me que­do con una co­sa, no­so­tros, nues­tra ge­ne­ra­ción, he­mos si­do pa­dres dos ve­ces: pri­me­ro tu­vi­mos y cria­mos a nues­tros hi­jos, y aho­ra nos to­ca a los nie­tos». Quien ha­bla es Eli­seo Ci­ves, pre­si­den­te del club de ju­bi­la­dos de Mi­lla­doi­ro, en Ames, una ciu­dad dor­mi­to­rio de Santiago de Com­pos­te­la.

LAS NE­CE­SI­DA­DES

Mien­tras sus com­pa­ñe­ros em­pie­zan una cla­se de gim­na­sia en el lo­cal de la aso­cia­ción, es­te pen­sio­nis­ta ha­ce un du­ro re­pa­so de la ac­tua­li­dad. Tie­ne 70 años y lle­va cin­co ju­bi­la­do des­pués de to­da una vi­da tra­ba­jan­do co­mo au­xi­liar ad­mi­nis­tra­ti­vo. Co­bra una pen­sión con­tri­bu­ti­va de 1.200 euros y se sien­te un pri­vi­le­gia­do res­pec­to a lo

que ve en su pro­pio en­torno ca­da día. Su mu­jer tra­ba­ja y to­da­vía no se ha vis­to en la te­si­tu­ra de te­ner que ayu­dar a su hi­ja.

«Mu­chos de los pen­sio­nis­tas de nues­tra aso­cia­ción es­tán en los 600 o 700 euros, y hay mu­chos que son viu­dos o viu­das. Y eso es un pro­ble­ma», ex­pli­ca Ci­ves.

Es­te pen­sio­nis­ta cree que el fu­tu­ro se­rá muy di­fe­ren­te y ad­vier­te que no es­tá ga­ran­ti­za­da la sos­te­ni­bi­li­dad del mo­de­lo pú­bli­co. «Fal­ta tra­ba­jo y el que hay es­tá muy mal pa­ga­do; es de­cir, o cam­bia es­to, o lo que co­no­ce­mos hoy en día ya no lo ve­rán las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes», pro­nos­ti­ca.

No muy le­jos de Eli­seo, en el mis­mo lo­cal de ju­bi­la­dos, es­tá Luz Di­vi­na Fariña, de 80 años, que tra­ba­jó du­ran­te mu­chos años co­mo cos­tu­re­ra. Lo hi­zo en una fá­bri­ca du­ran­te dos, pe­ro la so­cie­dad ce­rró. No ha reuni­do los su­fi­cien­tes años co­ti­za­dos pa­ra ser be­ne­fi­cia­ria de una ju­bi­la­ción. Y su ma­ri­do tie­ne una pen­sión de al­go más de 900 euros. Su dra­ma es que con ese di­ne­ro no so­lo tie­ne que vi­vir el ma­tri­mo­nio. Su hi­ja, di­vor­cia­da, ha vuel­to a ca­sa de sus pa­dres con sus pe­que­ños.

«Ela tra­ba­lla de en­fer­mei­ra no hos­pi­tal, pe­ro nós te­mos que axu­dar, cla­ro, por­que non ga­ña moi­to pa­ra ter máis tem­po li­bre pa­ra aten­der aos fi­llos; así que a nós non nos que­da ou­tra que bo­tar un­ha mán», ex­pli­ca re­sig­na­da es­ta mu­jer a sus ochen­ta años. Luz Di­vi­na re­cuer­da que su hi­ja to­da­vía tie­ne la par­te de una hi­po­te­ca y que tie­ne que pa­gar ade­más los co­me­do­res es­co­la­res de los ni­ños. «¿Apu­ros? Iso só o sa­be o que es­tá no me­dio», ex­pli­ca es­ta mu­jer. «Vai­se ti­ran­do, que re­me­dio, polo me­nos hai que criar aos ne­nos».

Los úl­ti­mos da­tos ac­tua­li­za­dos por la Se­gu­ri­dad So­cial re­ve­lan que la pen­sión me­dia en Ga­li­cia subió el pa­sa­do mes de oc­tu­bre un 2 % en re­la­ción al año an­te­rior, has­ta si­tuar­se en los 766,32 euros. Se tra­ta de la se­gun­da can­ti­dad más ba­ja de to­do el Es­ta­do. Ex­tre­ma­du­ra, con 756,11 euros, li­de­ra ac­tual­men­te el rán­king de pres­ta­cio­nes más ba­jas. La me­dia es­pa­ño­la se si­túa por en­ci­ma de los mil euros, lo que da cuen­ta de la si­tua­ción ga­lle­ga, más gra­ve en las pro­vin­cias de Lugo y de Ou­ren­se.

Luz Di­vi­na es la otra ca­ra; tra­ba­jó co­mo cos­tu­re­ra pe­ro no reunió lo su­fi­cien­te co­ti­za­do pa­ra co­brar una ju­bi­la­ción

Eli­seo Ci­ves, de 70 años, lle­va cin­co ju­bi­la­do. Tra­ba­jó co­mo au­xi­liar y co­bra una pen­sión de 1.200 euros al mes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.