RE­COR­TES Y AL­ZA DE IM­PUES­TOS, EL DI­LE­MA DE RA­JOY

LOS EX­PER­TOS CREEN QUE EL NUE­VO GO­BIERNO SE VE­RÁ ABO­CA­DO A AC­TI­VAR UN COR­PUS DE ME­DI­DAS ECO­NÓ­MI­CAS PA­RA CUM­PLIR CON EL MAN­DA­TO DE BRU­SE­LAS, QUE EXI­GE UN AJUS­TE DE 5.500 MI­LLO­NES PA­RA CUM­PLIR CON EL OB­JE­TI­VO DE DÉ­FI­CIT EN EL 2017 Y 2018. EN ES­TE ES­CE­NA­RIO,

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - Ma­nuel Blan­co

Los ex­per­tos sos­tie­nen que el in­cre­men­to de la re­cau­da­ción tri­bu­ta­ria por la bue­na sa­lud de la eco­no­mía es­pa­ño­la no se­rá su­fi­cien­te IRPF, So­cie­da­des e IVA po­drían in­te­grar el cóc­tel de una in­mi­nen­te re­for­ma fis­cal

La Co­mi­sión Eu­ro­pea se ha pues­to fir­me con Es­pa­ña. No es­tá dis­pues­ta a to­le­rar otra to­ca­ta y fu­ga en lo que al dé­fi­cit se re­fie­re y el ob­je­ti­vo del 3,1 % pa­ra el 2017 abo­ca­rá al nue­vo Go­bierno de Ma­riano Ra­joy a apre­tar­se el cin­tu­rón en un 0,5 % del PIB, o lo que es lo mis­mo, en unos 5.500 mi­llo­nes de euros, una ci­fra si­mi­lar a la pro­yec­ta­da pa­ra el 2018. En ju­lio pa­sa­do, Bru­se­las se mos­tró in­dul­gen­te con Es­pa­ña y Por­tu­gal y pa­ra­li­zó la mi­llo­na­ria mul­ta pre­vis­ta por in­cum­plir la pre­vi­sión de dé­fi­cit. Pe­ro aque­llo no fue más que un ba­lón de oxí­geno a dos es­ta­dos que vol­vían a dar se­ña­les de vi­da. De ca­ra a los dos pró­xi­mos años, el Eje­cu­ti­vo co­mu­ni­ta­rio quie­re en­viar un men­sa­je con­tun­den­te y no to­le­ra­rá, ba­jo ame­na­za de mul­ta, des­via­ción al­gu­na, al­go que que­dó cla­ro en la reunión del Eu­ro­gru­po ce­le­bra­da a co­mien­zos de es­ta se­ma­na.

A la vis­ta de es­te es­ce­na­rio, la pre­gun­ta es evi­den­te: ¿De dón­de ex­trae­rá Es­pa­ña los re­cur­sos pa­ra aten­der el man­da­to co­mu­ni­ta­rio? Los ex­per­tos con­sul­ta­dos coin­ci­den en el diag­nós­ti­co de for­ma ca­si uná­ni­me. El va­ti­ci­nio, que el nue­vo Go­bierno de Ra­joy de­be­rá echar mano de un cóc­tel de me­di­das pa­ra sor­tear la san­ción. Dos de ellas lla­ma­das a en­gor­dar la ca­ja de los in­gre­sos: una even­tual re­for­ma fis­cal y un in­cre­men­to de la ba­se re­cau­da­to­ria por el cre­ci­mien­to de la eco­no­mía es­pa­ño­la, te­sis a la que se agarra el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis de Guin­dos, pa­ra de­fen­der que la em­pre­sa no se­rá tan ar­dua co­mo se aven­tu­ra. La ter­ce­ra pa­ta afec­ta­ría al ca­pí­tu­lo de gas­tos: una nue­va ola de re­cor­tes, me­nos drás­ti­ca que en el 2011, de la que se sal­va­ría en to­do ca­so el sis­te­ma de pen­sio­nes.

Luis Ca­ra­més, ca­te­drá­ti­co de Eco­no­mía Apli­ca­da de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go, cree que se­ría un error car­gar to­da la ti­je­ra en la in­ver­sión pú­bli­ca, una ten­ta­ción pa­ra cua­drar las cuen­tas que re­sul­ta­ría crí­ti­ca por ejem­plo pa­ra Ga­li­cia. No en vano, so­lo del eje a la Me­se­ta del AVE aún que­dan por eje­cu­tar 1.600 mi­llo­nes de euros. «Hay al­gu­nas ne­ce­sa­rias te­nien­do en cuen­ta, ade­más, que la in­ver­sión es­tá muy re­la­cio­na­da con el cre­ci­mien­to».

En ma­te­ria tri­bu­ta­ria, Ca­ra­més se in­cli­na por in­tro­du­cir arre­glos en el IVA, al igual que en el im­pues­to de so­cie­da­des, pa­ra el cual de­man­da una re­for­ma in­te­gral que, sin ele­var los ti­pos, se cen­tre en un ajus­te de las de­duc­cio­nes. El ca­te­drá­ti­co ve ne­ga­ti­vo sin em­bar­go to­car el IRPF, por­que «no se pue­de se­guir car­gan­do la mano so­bre la ren­ta de las per­so­nas fí­si­cas, que es lo mis­mo que pre­sio­nar siem­pre so­bre las ren­tas del tra­ba­jo».

ME­DI­DA ELEC­TO­RA­LIS­TA

En es­te pun­to in­tro­du­ce un ma­tiz Al­ber­to Va­que­ro, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­da­de de Vi­go y miem­bro del Gru­po de In­ves­ti­ga­ción GEN (Go­ver­nan­ce and Eco­no­mics Re­search Net­work), quien pre­ci­sa que la re­ba­ja fis­cal apro­ba­da por el Eje­cu­ti­vo de Ra­joy an­tes de las elec­cio­nes fue un error, «ya que no es­tá­ba­mos en con­di­cio­nes de ha­cer­la. Se tra­tó de una me­di­da pu­ra­men­te elec­to­ral». Va­que­ro cree que el sis­te­ma tri­bu­ta­rio es­pa­ñol pi­de una re­for­ma in­te­gral a gri­tos des­de ha­ce años. «Se ha ido a lo más fá­cil: subidas del IVA. (...) Las re­ba­jas en el IRPF han si­do asi­mé­tri­cas, be­ne­fi­cian­do a las ren­tas más ele­va­das, y se ha apos­ta­do por un re­cor­te de So­cie­da­des, que tras su­po­ner ha­ce años un ti­po del 40 %, aho­ra pue­de lle­gar al 15 %» por las exen­cio­nes y de­duc­cio­nes. Por to­do ello, no du­da en au­gu­rar un in­cre­men­to de la pre­sión fis­cal, con IRPF, IVA y so­cie­da­des en el dis­pa­ra­de­ro.

En cuan­to a los re­cor­tes, el pro­fe­sor cree que «va a ser ne­ce­sa­rio se­guir» con la ti­je­ra pa­ra cum­plir con el dé­fi­cit, si bien su im­pac­to se­rá me­nor que en el 2011.

Por su par­te, Ju­lio Se­quei­ros, ca­te­drá­ti­co de Es­truc­tu­ra Eco­nó­mi­ca de la Uni­ver­si­da­de da Co­ru­ña, coin­ci­de con Va­que­ro en que la úl­ti­ma re­ba­ja del IRPF fue elec­to­ra­lis­ta, por lo que Ra­joy se ve­rá abo­ca­do aho­ra a des­an­dar el ca­mino. Se­quei­ros va­ti­ci­na in­clu­so có­mo se ar­ti­cu­la­rá la re­ce­ta pa­ra lo­grar esos 5.500 mi­llo­nes, una ci­fra que, a su jui­cio, se que­da cor­ta pa­ra ana­li­zar la di­men­sión real del dé­fi­cit: un ter­cio del in­cre­men­to de la ba­se re­cau­da­to­ria por el avan­ce de la eco­no­mía, «otro ter­cio de la subida de im­pues­tos» y el res­to de los re­cor­tes, que en nin­gún ca­so afec­ta­rán al sis­te­ma de pen­sio­nes, «por­que el que lo ha­ga es­ta­rá muer­to po­lí­ti­ca­men­te», ad­vier­te.

JUAN. S. G

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.