USO DEL MAIL Y DE­RE­CHO A LA IN­TI­MI­DAD

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Es lí­ci­to que en la em­pre­sa nos ha­yan co­mu­ni­ca­do un ma­nual in­terno en el que nos prohí­ban el uso de los or­de­na­do­res y del co­rreo elec­tró­ni­co de la em­pre­sa pa­ra uso per­so­nal, así co­mo que el ac­ce­so a In­ter­net se li­mi­ta a los te­mas di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­dos con el pues­to de tra­ba­jo?

En re­la­ción con la uti­li­za­ción de or­de­na­do­res u otros me­dios in­for­má­ti­cos de ti­tu­la­ri­dad em­pre­sa­rial por par­te de los tra­ba­ja­do­res, pue­de afir­mar­se que la uti­li­za­ción de es­tas he­rra­mien­tas es­tá ge­ne­ra­li­za­da en el mun­do la­bo­ral, co­rres­pon­dien­do a ca­da em­pre­sa­rio, en el ejer­ci­cio de sus fa­cul­ta­des de au­to­or­ga­ni­za­ción, di­rec­ción y con­trol, fi­jar las con­di­cio­nes de uso de los me­dios in­for­má­ti­cos asig­na­dos a ca­da tra­ba­ja­dor. En el mar­co de di­chas fa­cul­ta­des de di­rec­ción y con­trol em­pre­sa­ria­les, no ca­be du­da de que es ad­mi­si­ble la or­de­na­ción y re­gu­la­ción del uso de los me­dios in­for­má­ti­cos de ti­tu­la­ri­dad em­pre­sa­rial por par­te del tra­ba­ja­dor, así co­mo la fa­cul­tad em­pre­sa­rial de vi­gi­lan­cia y con­trol del cum­pli­mien­to de las obli­ga­cio­nes re­la­ti­vas a la uti­li­za­ción del me­dio en cues­tión, siem­pre con pleno res­pe­to a los de­re­chos fun­da­men­ta­les.

En mu­chas oca­sio­nes in­clu­so la em­pre­sa se re­ser­va el de­re­cho de mo­ni­to­ri­zar y com­pro­bar, de for­ma alea­to­ria, cual­quier se­sión de ac­ce­so a In­ter­net ini­cia­da por un usua­rio den­tro de la red cor­po­ra­ti­va así co­mo el de­re­cho de re­vi­sar los men­sa­jes de co­rreo elec­tró­ni­co de los usua­rios de la red cor­po­ra­ti­va y los archivos de los ser­vi­do­res, con el fin de com­pro­bar el cum­pli­mien­to y por en­de que que­de ex­pre­sa­men­te prohi­bi­da la uti­li­za­ción de los re­cur­sos te­le­má­ti­cos, in­clui­da la red de In­ter­net, pa­ra ac­ti­vi­da­des que no es­tén di­rec­ta­men­te re­la­cio­na­das con el pues­to de tra­ba­jo del usua­rio.

Lo que sí es cla­ro es que es ne­ce­sa­ria la re­gu­la­ción em­pre­sa­rial de es­tos con­tro­les y de es­tas li­mi­ta­cio­nes pa­ra que las mis­mas pue­dan ser efi­ca­ces y ser­vir co­mo me­dio de prue­ba en cual­quier pro­ce­di­mien­to ju­di­cial, es de­cir, el tra­ba­ja­dor tie­ne que co­no­cer las reglas que mar­can el uso de los sis­te­mas in­for­má­ti­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.