EXEN­CIÓN DE PRES­TA­CIÓN POR MA­TER­NI­DAD

Du­ran­te el ejer­ci­cio 2012 es­tu­ve de ba­ja por ma­ter­ni­dad per­ci­bien­do la co­rres­pon­dien­te pres­ta­ción por el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de la Se­gu­ri­dad So­cial (INSS) so­bre la que me prac­ti­ca­ron la re­ten­ción co­rres­pon­dien­te. Di­chas can­ti­da­des fue­ron in­clui­das en la de

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CARUNCHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.caruncho-to­me-judel.es

Es cier­to que una re­cien­te sen­ten­cia del Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ma­drid (en ade­lan­te TSJ), ha de­cla­ra­do la exen­ción de la pres­ta­ción por ma­ter­ni­dad per­ci­bi­da del INSS, en con­tra del cri­te­rio que vie­ne man­te­nien­do has­ta aho­ra la Agen­cia Tri­bu­ta­ria.

Aun­que la sen­ten­cia emi­ti­da por el TSJ no sien­ta ju­ris­pru­den­cia, abre la vía a po­si­bles re­cla­ma­cio­nes de con­tri­bu­yen­tes que han per­ci­bi­do la pres­ta­ción por ma­ter­ni­dad o pa­ter­ni­dad, si bien es cier­to que ha­brá que ana­li­zar ca­so por ca­so si com­pen­sa re­cu­rrir en fun­ción de la cuan­tía de las can­ti­da­des in­de­bi­da­men­te in­gre­sa­das, ya que pre­vi­si­ble­men­te ten­ga­mos que lle­gar a la vía con­ten­cio­so-ad­mi­nis­tra­ti­va para que un juez dic­ta­mi­ne a nues­tro fa­vor.

Para so­li­ci­tar la de­vo­lu­ción de

las can­ti­da­des in­de­bi­da­men­te in­gre­sa­das, ha­brá que pre­sen­tar un es­cri­to de rec­ti­fi­ca­ción de au­to­li­qui­da­ción co­rres­pon­dien­te al ejer­ci­cio en el que se per­ci­bió la pres­ta­ción de ma­ter­ni­dad, siem­pre y cuan­do no ha­yan trans­cu­rri­do más de cua­tro años des­de la fe­cha en que se de­cla­ra­ron di­chos in­gre­sos.

Cen­trán­do­nos en el su­pues­to con­cre­to, la con­sul­tan­te de­cla­ró la pres­ta­ción por ma­ter­ni­dad en su de­cla­ra­ción del IRPF del ejer­ci­cio

2012, por lo que tiene de pla­zo has­ta el 30 de ju­nio de 2017 (4 años des­de la fi­na­li­za­ción del pe­río­do vo­lun­ta­rio de pre­sen­ta­ción de la de­cla­ra­ción) para ini­ciar el pro­ce­di­mien­to de rec­ti­fi­ca­ción de au­to­li­qui­da­ción co­rres­pon­dien­te al ejer­ci­cio 2012.

Pre­sen­ta­do el es­cri­to, lo más pre­vi­si­ble es que la Agen­cia Tri­bu­ta­ria de­nie­gue la exen­ción de la pres­ta­ción por ma­ter­ni­dad, por lo que el con­tri­bu­yen­te ten­drá que in­ter­po­ner la co­rres­pon­dien­te re­cla­ma­ción an­te el Tri­bu­nal Eco­nó­mi­co-Ad­mi­nis­tra­ti­vo Re­gio­nal (en ade­lan­te TEAR).

Lo más pro­ba­ble es que sea des­es­ti­ma­to­ria. Una vez re­ci­ba­mos la mis­ma, po­dre­mos acu­dir a la ju­ris­dic­ción con­ten­cio­so-ad­mi­nis­tra­ti­va, an­te el Tri­bu­nal Su­pe­rior de Jus­ti­cia de Ga­li­cia, en es­te ca­so, que dic­ta­rá re­so­lu­ción so­bre la que no ca­be re­cur­so al­guno y se­rá, en de­fi­ni­ti­va, el que de­ci­da so­bre es­ta ma­te­ria.

Co­mo he­mos co­men­ta­do an­te­rior­men­te, se­rá pre­ci­so ana­li­zar ca­so por ca­so si me­re­ce la pe­na re­cu­rrir en fun­ción de las can­ti­da­des in­de­bi­da­men­te abo­na­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.