«Es una for­ma de en­ten­der la vi­da, no de ga­nar­se la vi­da»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EN PORTADA - Pa­lo­ma Fe­rro

Ade­lai­da y Ja­vier nos reciben con la más am­plia de las son­ri­sas y nos abren la puer­ta de su ca­sa. Lo que por fue­ra pa­re­cía una vi­vien­da mo­der­na y fría, por den­tro es to­do ca­li­dez. Im­pre­sio­nan­te. La di­se­ñó con mi­mo el pro­pio Ja­vier, ar­qui­tec­to, y po­dría es­tar en las pá­gi­nas de una re­vis­ta de de­co­ra­ción. En ca­da rin­cón hay al­gún de­ta­lle es­pe­cial y di­ver­ti­do, re­co­rrer­la es to­da una ex­pe­rien­cia. Cues­ta creer que al­guien pu­die­ra sen­tir­se in­có­mo­do en un es­pa­cio así, pe­ro «a no­so­tros so­los se nos ha­cía gran­de», ase­gu­ra Ade­lai­da. Ella tie­ne un hi­jo de una pa­re­ja an­te­rior, pe­ro el pequeño no siem­pre es­tá en ca­sa. Por eso ha­ce dos años que de­ci­die­ron com­par­tir­la. Pu­sie­ron un anun­cio en Airbnb. Re­cuer­dan co­mo si fue­ra hoy esa pri­me­ra vi­ven­cia co­mo an­fi­trio­nes. «Eran una pa­re­ja con un ni­ño. El chi­co re­sul­tó ser un sur­fis­ta de olas gi­gan­tes y nos re­ga­ló una fo­to ca­bal­gan­do una en Na­za­ré. Nos hi­ci­mos ami­gos», re­la­ta Ja­vier. Des­de en­ton­ces no han vuel­to a ce­rrar las puer­tas de su ca­sa, en la que tie­nen una ha­bi­ta­ción re­ser­va­da pa­ra hués­pe­des. Por ella han pa­sa­do ya más de 40 via­je­ros, en su ma­yo­ría ex­tran­je­ros. «No lo ha­ce­mos por di­ne­ro. Nos gus­ta com­par­tir nues­tro es­pa­cio y nues­tra vi­da con la gen­te. De he­cho des­de Airbnb nos han di­cho que te­ne­mos la ha­bi­ta­ción de­ma­sia­do ba­ra­ta, que de­be­ría­mos pe­dir más di­ne­ro. Pe­ro no que­re­mos. Es­ta es una for­ma de en­ten­der la vi­da, no de ga­nar­se la vi­da».

Son el me­jor ejem­plo de que la eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va no se mue­ve por fac­to­res pu­ra­men­te eco­nó­mi­cos. «El di­ne­ro es una con­se­cuen­cia, pe­ro no la motivación», apos­ti­llan. Su lle­ga­da a Airbnb se pro­du­jo po­co des­pués de un giro ra­di­cal en sus vi­das. Ha­ce ape­nas cin­co años am­bos tra­ba­ja­ban pa­ra In­di­tex. «Tie­nes un buen em­pleo, una afi­ción que te apa­sio­na, que en mi ca­so es la na­ve­ga­ción a ve­la, via­jas por to­do el mun­do con tu tra­ba­jo. En prin­ci­pio es lo que cual­quie­ra po­día desear», ex­pli­ca Ja­vier. Pe­ro no eran fe­li­ces. «Que­ría­mos tiem­po pa­ra es­tar con el ni­ño, con nues­tros se­res que­ri­dos y pa­ra de­di­car­lo a aque­llo que real­men­te nos gus­ta­ra. Te­nía­mos un te­cho y las ne­ce­si­da­des mí­ni­mas cu­bier­tas, así que de­ci­di­mos lan­zar­nos», cuen­ta Ade­lai­da. De­ja­ron sus em­pleos pa­ra po­ner en mar­cha su sue­ño. Ja­vier mon­tó una em­pre­sa de na­ve­ga­ción, Na­ve­go Con­ti­go. Y Ade­lai­da pu­so en mar­cha Orden Stu­dio, una com­pa­ñía co­mo or­ga­ni­za­do­ra profesional. Con dos ne­go­cios fun­cio­nan­do, lo de com­par­tir lle­gó co­mo un com­ple­men­to de su nue­va men­ta­li­dad. Y con­quis­tó sus vi­das. Ade­más de su ca­sa, tam­bién al­qui­lan su bar­co en Airbnb co­mo es­pa­cio de alo­ja­mien­to, «y lue­go, si quie­ren, los lle­va­mos a na­ve­gar», cuen­ta Ja­vier son­rien­do. Aca­ban de po­ner su co­che en una pla­ta­for­ma de al­qui­ler en­tre par­ti­cu­la­res, for­man par­te de una coope­ra­ti­va de con­su­mo y uti­li­zan siem­pre que pue­den for­mas de eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va.

«Es cu­rio­so que a tra­vés de la tec­no­lo­gía es­te­mos vol­vien­do a los ini­cios, a cuan­do se in­ter­cam­bia­ban ob­je­tos y ser­vi­cios», re­fle­xio­na Ja­vier. «La so­cie­dad es­tá cam­bian­do. El mo­de­lo ca­pi­ta­lis­ta, de ca­da uno a los su­yo, se es­tá ago­tan­do. No es res­pon­sa­ble ni sos­te­ni­ble. La eco­no­mía co­la­bo­ra­ti­va ha lle­ga­do pa­ra que­dar­se y ca­da día va a ir a más», sos­tie­ne Ade­lai­da. De nue­vo en la puer­ta, mien­tras nos des­pe­di­mos, des­cu­bri­mos otro de­ta­lle. Un adorno col­gan­te re­za el uni­ver­sal «mi ca­sa es su ca­sa».

| PA­CO RO­DRÍ­GUEZ

Ade­lai­da y Ja­vier han com­par­ti­do su ca­sa, si­tua­da en Ber­gon­do, con medio cen­te­nar de hués­pe­des a tra­vés de la pla­ta­for­ma de alo­ja­mien­tos Airbnb.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.