La for­ta­le­za de la ban­ca

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA -

La ban­ca es in­for­ma­ción, di­jo Emi­lio On­ti­ve­ros, res­pe­ta­do eco­no­mis­ta (dos pa­la­bras que no sue­len ir jun­tas) es­pa­ñol. Con esa afir­ma­ción hay dis­cre­pan­cias, co­mo la que aca­ba de pro­nun­ciar la co­mi­sa­ria de Com­pe­ten­cia de la UE, Mar­gret­he Ves­ta­ger, al mul­tar con de 485 mi­llo­nes de eu­ros a tres ban­cos por in­ter­cam­biar­se in­for­ma­ción (una trans­fu­sión de san­gre, si se­gui­mos la me­tá­fo­ra de On­ti­ve­ros) y, gra­cias a esa cien­cia com­par­ti­da, acor­dar subidas y ba­ja­das del eu­rí­bor a con­ve­nien­cia.

El ne­go­cio fi­nan­cie­ro se ba­sa en la in­for­ma­ción, co­mo to­dos los ne­go­cios. Hay mi­les de ki­ló­me­tros de le­tra es­cri­ta sobre la in­for­ma­ción asi­mé­tri­ca, esa ca­rac­te­rís­ti­ca del co­mer­cio y de las fi­nan­zas que con­sis­te en que el ven­de­dor sa­be bien el va­lor de lo que po­ne a la ven­ta, mien­tras que el com­pra­dor ge­ne­ral­men­te so­lo co­no­ce su pre­cio. Se han he­cho es­fuer­zos ím­pro­bos pa­ra cua­drar la asi­me­tría, pe­ro los re­sul­ta­dos no son perfectos. Los me­ca­nis­mos de com­pe­ten­cia res­pon­den a ese pro­pó­si­to y dan ti­tu­la­res tan gor­dos co­mo los de la ci­ta­da mul­ta a HSBC, JP Mor­gan y Cré­dit Agri­co­le, que du­ran­te unos años agra­va­ron in­ten­cio­na­da­men­te la asi­me­tría in­for­ma­ti­va.

La ban­ca es, ade­más de in­for­ma­ción, con­fian­za, vir­tud que ha per­di­do en gran me­di­da por su pa­pel en la cri­sis del 2008. Los ban­que­ros fue­ron he­roi­cos en mo­men­tos co­mo la con­quis­ta del Oes­te, cuan­do ma­ne­ja­ban monedas de oro y pla­ta y las de­fen­dían, aun­que no fue­ran su­yas, con la vi­da. El di­ne­ro fi­du­cia­rio, es­te que so­lo exis­te en los apun­tes ban­ca­rios y que no tie­ne más res­pal­do que la fe, fa­ci­li­ta las tram­pas. No nos con­sue­la que el mi­nis­tro De Guin­dos ha­ble de la for­ta­le­za de la ban­ca es­pa­ño­la, pa­ra dis­tan­ciar­la de la flo­ja ban­ca ita­lia­na. Esa for­ta­le­za la ha ga­na­do a ba­se de in­yec­cio­nes de re­cur­sos pú­bli­cos que po­drían ha­ber ido a otros ser­vi­cios, in­cre­men­tan­do, de pa­so, el di­ne­ro que pa­sa por los bol­si­llos de la gen­te de a pie, que ese sí tie­ne una exis­ten­cia tan­gi­ble en la die­ta, en la sa­lud y en la edu­ca­ción del pai­sa­na­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.