¿QUÉ ES EL «CROWD­FUN­DING»?

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­RUN­CHO, TO­MÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.ca­run­cho-to­me-judel.es

El crowd­fun­ding es un sis­te­ma de de­sin­ter­me­dia­ción fi­nan­cie­ra por el cual el em­pren­de­dor, en su con­di­ción de pro­mo­tor y de­man­dan­te de fi­nan­cia­ción, se po­ne en con­tac­to —nor­mal­men­te, en una red de fi­nan­cia­ción co­lec­ti­va a tra­vés de In­ter­net— con in­ver­so­res con el pro­pó­si­to de con­ven­cer­los pa­ra que fi­nan­cien su pro­yec­to.

Es­te me­ca­nis­mo de fi­nan­cia­ción re­ci­be di­fe­ren­tes nom­bres: mi­cro­me­ce­naz­go, crowd­fun­ding, fi­nan­cia­ción ma­si­va… sien­do apli­ca­ble a los más di­ver­sos y he­te­ro­gé­neos ám­bi­tos: ar­tis­tas bus­can­do fi­nan­cia­ción, pa­go de deu­das, na­ci­mien­to de em­pre­sas...

Asi­mis­mo, tam­bién exis­ten di­ver­sos mo­de­los de mi­cro­me­ce­naz­go. Si se pre­ten­de fi­nan­cia­ción pa­ra el desa­rro­llo de un pro­yec­to em­pre­sa­rial, es­ta so­li­ci­tud de capital

en­ca­ja­ría en el mo­de­lo em­pre­sa­rial. En es­te ám­bi­to, el mo­ti­vo más fre­cuen­te de los in­ver­so­res pa­ra rea­li­zar la apor­ta­ción de capital es la en­tre­ga (en con­tra­pres­ta­ción) de un in­te­rés pac­ta­do, de ac­cio­nes o par­ti­ci­pa­cio­nes de la so­cie­dad, cons­ti­tu­yén­do­se en so­cios de la em­pre­sa.

El so­li­ci­tan­te de fi­nan­cia­ción de­be con­fec­cio­nar un pro­yec­to que plas­me su idea em­pre­sa­rial de mo­do com­ple­to —im­por­te so­li­ci­ta­do, mercado de re­fe­ren­cia, pla­zo de desa­rro­llo e im­plan­ta­ción…—, y en­viar­lo a una pla­ta­for­ma de mi­cro­me­ce­naz­go,

nor­mal­men­te on

li­ne, pa­ra ser re­co­no­ci­do co­mo so­li­ci­tan­te de fi­nan­cia­ción. A con­ti­nua­ción, es­ta pla­ta­for­ma de mecenazgo publica el pro­yec­to, es­pe­ci­fi­can­do el candidato a la fi­nan­cia­ción, el tiem­po que dis­po­ne la gen­te pa­ra in­ver­tir…

Du­ran­te es­te pe­río­do, el so­li­ci­tan­te de fi­nan­cia­ción de­be pro­mo­cio­nar el pro­yec­to al má­xi­mo por to­dos los me­dios de que dis­pon­ga, sien­do con­ve­nien­tes los tes­ti­mo­nios que opi­nen fa­vo­ra­ble­men­te de la idea y de la em­pre­sa.

Las ven­ta­jas de es­te sis­te­ma de fi­nan­cia­ción ma­si­va, o crowd­fun­ding, son pre­ci­sa­men­te que una plu­ra­li­dad de in­ver­so­res, con pe­que­ñas apor­ta­cio­nes de capital, pue­de dar el so­por­te eco­nó­mi­co ne­ce­sa­rio pa­ra po­der ma­te­ria­li­zar y desa­rro­llar un pro­yec­to em­pre­sa­rial.

El ries­go que ad­vier­ten los de­trac­to­res del mi­cro­me­ce­naz­go es que la di­vul­ga­ción del pro­yec­to en una fa­se ini­cial de su desa­rro­llo ex­po­ne al pro­mo­tor crea­ti­vo al pe­li­gro de que su idea sea co­pia­da por otras em­pre­sas con ma­yo­res re­cur­sos eco­nó­mi­cos y que pu­die­ran desa­rro­llar an­tes la idea y ob­te­ner una ven­ta­ja com­pe­ti­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.