SO­LI­CI­TUD DEL RE­CAR­GO DE PRES­TA­CIO­NES

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­TA­RI­NA CAPEÁNS AMENEDO es le­tra­da del de­par­ta­men­to la­bo­ral de Igle­sias Abo­ga­dos

Su­fro una en­fer­me­dad pul­mo­nar a con­se­cuen­cia del con­tac­to con sus­tan­cias con­ta­mi­nan­tes en mi pues­to de tra­ba­jo. Me han da­do una in­ca­pa­ci­dad ha­ce un año. Pue­do re­cla­mar el re­car­go de pres­ta­cio­nes?

El re­car­go de pres­ta­cio­nes pue­de so­li­ci­tar­se an­te la Di­rec­ción Pro­vin­cial del INSS por el tra­ba­ja­dor o por la per­so­na que es­té per­ci­bien­do pres­ta­cio­nes de­ri­va­das de la en­fer­me­dad pro­fe­sio­nal (ya sea viu­do, huér­fa­nos o pres­ta­cio­nes en fa­vor de fa­mi­liar). La ins­pec­ción de tra­ba­jo en oca­sio­nes ini­cia de ofi­cio el pro­ce­di­mien­to de so­li­ci­tud ha­cien­do una pro­pues­ta que el INSS pue­de te­ner en cuen­ta pa­ra su re­so­lu­ción.

El pla­zo pa­ra so­li­ci­tar el re­car­go de pres­ta­cio­nes vie­ne fi­ja­do en el art. 43 de la Ley Ge­ne­ral de la Se­gu­ri­dad So­cial (ac­tual ar­tícu­lo 164 de la nor­ma del año 2015) y se ele­va a 5 años.

Una cues­tión im­por­tan­te que se pue­de sus­ci­tar es de­ter­mi­nar la fe­cha de efec­tos eco­nó­mi­cos del re­car­go de pres­ta­cio­nes. Los efec­tos del re­car­go no pue­den im­po­ner­se con una re­tro­ac­ti­vi­dad más allá de los tres me­ses des­de que el tra­ba­ja­dor o el pen­sio­nis­ta for­mu­ló la co­rres­pon­dien­te so­li­ci­tud.

LOS PLA­ZOS

El ar­tícu­lo 43.1 de la LGSS es­ta­ble­ce (con el mis­mo re­dac­ta­do que el ac­tual ar­tícu­lo 53.1 de la ac­tual LGSS ) que: «El de­re­cho al re­co­no­ci­mien­to de las pres­ta­cio­nes pres­cri­bi­rá a los cin­co años, con­ta­dos des­de el día si­guien­te a aquel en que ten­ga lu­gar el he­cho cau­san­te de la pres­ta­ción de que se tra­te, sin per­jui­cio de las ex­cep­cio­nes que se de­ter­mi­nen en la pre­sen­te ley y de que los efec­tos de tal re­co­no­ci­mien­to se pro­duz­can a par­tir de los tres me­ses an­te­rio­res a la fe­cha en que se pre­sen­te la co­rres­pon­dien­te so­li­ci­tud». De es­to con­clui­mos que no pue­de re­tro­traer­se más allá de tres me­ses an­tes de la so­li­ci­tud.

Por eso es im­por­tan­te en ca­so de ac­ci­den­te de tra­ba­jo o en­fer­me­dad pro­fe­sio­nal so­li­ci­tar el re­car­go de pres­ta­cio­nes en un pri­mer mo­men­to pa­ra evi­tar que ha­ya pe­río­dos que pue­dan ser de­cla­ra­dos pres­cri­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.