Ber­lín ca­za ta­len­to en Lon­dres

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Pa­tri­cia Baelo

Des­de que el Reino Uni­do dio el sí al «bre­xit», nu­me­ro­sas «star­tups» bri­tá­ni­cas se han mu­da­do a la ca­pi­tal ale­ma­na atraí­das por su am­bien­te mul­ti­cul­tu­ral y su ca­li­dad de vi­da

Ha­ce ya ca­si seis me­ses que los bri­tá­ni­cos to­ma­ron la de­ci­sión de aban­do­nar la Unión Eu­ro­pea. Con más de la mi­tad de la plan­ti­lla ex­tran­je­ra, la ma­yo­ría de las star­tups lon­di­nen­ses ha­bían vo­ta­do en con­tra del bre­xit. Hoy, har­tas de la in­se­gu­ri­dad que ha ge­ne­ra­do el ines­pe­ra­do re­sul­ta­do del re­fe­ren­do, mu­chas de ellas se han lan­za­do a la ca­za de nue­vos des­ti­nos eu­ro­peos pa­ra es­ta­ble­cer­se. Por su ca­rác­ter jo­ven e in­ter­na­cio­nal, Ber­lín pre­sen­ta la es­truc­tu­ra ideal pa­ra ge­ne­rar cen­tros de ne­go­cios al­ter­na­ti­vos, tal y co­mo de­man­da el com­pe­ti­ti­vo mun­do de las em­pre­sas di­gi­ta­les.

Se­gún el dia­rio Fi­nan­cial Ti­mes, des­de ju­nio ya son cin­co las star­tups lon­di­nen­ses que se han mu­da­do a la ca­pi­tal ale­ma­na y otras 39 es­ta­rían plan­teán­do­se­lo se­ria­men­te. «No po­de­mos arries­gar­nos a te­ner que so­li­ci­tar 40 o 50 vi­sa­dos en los pró­xi­mos dos años. A par­tir de aho­ra va­mos a con­tra­tar a la ma­yor par­te del equi­po en Ber­lín», ex­pli­ca Ju­lian Ba­la­du­rag, pre­si­den­te y fun­da­dor de la com­pa­ñía de di­se­ño de webs MBJ, por aho­ra el úni­co gi­gan­te del sec­tor que, jun­to a Swiss­bank, ha he­cho las ma­le­tas.

En­tre los prin­ci­pa­les atrac­ti­vos de la ca­pi­tal ale­ma­na se en­cuen­tran su es­ce­na cul­tu­ral, siem­pre en cons­tan­te ebu­lli­ción, y so­bre to­do su ni­vel de vi­da. Así, mien­tras que al­qui­lar un pi­so pa­ra una per­so­na en pleno cen­tro de Lon­dres pue­de cos­tar unos 2.140 eu­ros de me­dia, en Ber­lín la su­ma ape­nas lle­ga a los 675. «Aquí pa­ga­mos mu­cho me­nos por su­per­fi­cies me­jo­res», ase­gu­ra des­de su nue­vo des­pa­cho en la cén­tri­ca ca­lle de Frie­drichs­tras­se Tho­mas Sch­nei­der, crea­dor de la em­pre­sa Bric­kVest, una pla­ta­for­ma de In­ter­net des­ti­na­da a las in­ver­sio­nes in­mo­bi­lia­rias.

Cons­cien­te de la cre­cien­te po­pu­la­ri­dad, la res­pon­sa­ble de Eco­no­mía de la ca­pi­tal ale­ma­na, Cor­ne­lia Yzer, in­sis­tía ha­ce unos días en que el Go­bierno re­gio­nal «no so­lo ayu­da­rá a las em­pre­sas emer­gen­tes con la fi­nan­cia­ción, sino que tam­bién se ocu­pa­rá de que ten­gan un buen ate­rri­za­je» gra­cias a Ber­lín Part­ner, que ha si­do crea­da pa­ra apo­yar­las en los trá­mi­tes ad­mi­nis­tra­ti­vos. Ste­fan Franz­ke, je­fe de la agen­cia de már­ke­ting, ha re­ci­bi­do pe­ti­cio­nes de unas 40 star­tups bri­tá­ni­cas dis­pues­tas a ha­cer la mu­dan­za.

La ma­yor par­te se ha es­pe­cia­li­za­do en in­for­ma­ción y tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción, aun­que ca­da vez hay más Fi­nTechs, co­mo se de­no­mi­na a las em­pre­sas que ofre­cen nue­vas so­lu­cio­nes di­gi­ta­les apli­ca­das a los ser­vi­cios fi­nan­cie­ros. «Siem­pre ha ha­bi­do una bue­na coope­ra­ción en­tre los dos paí­ses. Pe­ro des­de el bre­xit, las jó­ve­nes em­pre­sas, es­pe­cial­men­te las star­tups, se in­tere­san aún más por Ber­lín», sos­tie­ne Franz­ke, que tam­bién re­clu­ta ta­len­tos de Tel Aviv, Pa­rís, Shan­gai y Nue­va York.

Sin em­bar­go, no es oro to­do lo que re­lu­ce. La bu­ro­cra­cia ale­ma­na y su am­plio mar­co le­gal su­po­nen una tra­ba im­por­tan­te a la ho­ra de con­ce­der li­cen­cias. De for­ma que si en Lon­dres uno pue­de fun­dar su com­pa­ñía en me­nos de 5 días y re­gis­trar­la on­li­ne por so­lo 22 eu­ros, en Ber­lín ne­ce­si­ta­rá al me­nos una semana y 700. «Ade­más, el su­per­vi­sor fi­nan­cie­ro bri­tá­ni­co FCA es mu­cho más cer­cano y fle­xi­ble que su ho­mó­lo­go ale­mán, el BaFin», apun­ta Sch­nei­der, que con­si­de­ra que Du­blín es­tá a la ca­be­za en es­te sen­ti­do.

Pa­ra col­mo, y por más que las au­to­ri­da­des se em­pe­ñen en de­fen­der lo con­tra­rio, la en­deu­da­dí­si­ma ciu­dad de Ber­lín ja­más po­drá com­pe­tir con la City en lo que se re­fie­re a la fi­nan­cia­ción. De he­cho, en la pri­me­ra mi­tad del 2016 las star­tups ber­li­ne­sas ape­nas re­ci­bie­ron 520 mi­llo­nes de eu­ros. Una can­ti­dad que se que­da cor­ta fren­te a las in­ver­sio­nes que fueron a pa­rar a sus com­pe­ti­do­res más di­rec­tos, co­mo Pa­rís, con 673 mi­llo­nes, Es­to­col­mo, con 1.000, y Lon­dres, con 1.300 mi­llo­nes.

Por eso, ac­tual­men­te la ca­pi­tal bri­tá­ni­ca si­gue sien­do lí­der in­dis­cu­ti­ble, con el ma­yor nú­me­ro de em­pre­sas di­gi­ta­les, y so­lo el tiem­po di­rá has­ta qué pun­to el bre­xit ha trans­for­ma­do la es­ce­na de las em­pre­sas emer­gen­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.