FRAU­DE EN LAS «COOPE­RA­TI­VAS DE FAC­TU­RA­CIÓN»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Soy un pro­fe­sio­nal in­de­pen­dien­te. Me han co­men­ta­do la op­ción de no dar­me de al­ta en au­tó­no­mos y fac­tu­rar a tra­vés de una coo­pe­ra­ti­va de tra­ba­jo aso­cia­do, lo que me su­pon­dría un aho­rro en cos­tes, pe­ro ten­go re­ce­los. ¿Es le­gal es­te ti­po de prác­ti­cas?

No, si lo úni­co que se per­si­gue es elu­dir la obli­ga­ción de al­ta en au­tó­no­mos y la con­si­guien­te emi­sión de fac­tu­ras. Es­te ti­po so­cie­ta­rio no es nue­vo. Sur­ge co­mo un me­dio de ayu­da mu­tua, for­ma­do por la unión en la pro­duc­ción de bie­nes y ser­vi­cios pa­ra ter­ce­ros, pro­por­cio­nan­do a sus so­cios pues­tos de tra­ba­jo, a tra­vés de su es­fuer­zo per­so­nal y di­rec­to.

En los úl­ti­mos tiem­pos han pro­li­fe­ra­do coope­ra­ti­vas que se han con­ver­ti­do en me­ros ins­tru­men­tos de fac­tu­ra­ción. ¿La cla­ve? Quien fac­tu­ra no es el pro­fe­sio­nal, sino la coo­pe­ra­ti­va, y es­ta le re­tri­bu­ye co­mo tra­ba­ja­dor del Ré­gi­men Ge­ne­ral. El fun­cio­na­mien­to es el si­guien­te:

Te das de al­ta co­mo miem­bro, abo­nan­do la co­rres­pon­dien­te cuo­ta. An­tes de fac­tu­rar los ser­vi­cios

pres­ta­dos a un ter­ce­ro, lo co­mu­ni­cas a la coo­pe­ra­ti­va y es­ta cur­sa el al­ta en la Se­gu­ri­dad So­cial co­mo tra­ba­ja­dor, so­lo por el tiem­po que in­di­ques (lo que te ha lle­va­do la pro­duc­ción del bien o ser­vi­cio de que se tra­te, nor­mal­men­te ho­ras, o in­clu­so días). La coo­pe­ra­ti­va emi­te fac­tu­ra al clien­te en tu nom­bre, la co­bra y apli­ca los des­cuen­tos co­rres­pon­dien­tes (la co­ti­za­ción a la SS, la re­ten­ción de IRPF, la co­mi­sión pa­ra ellos y un por­cen­ta­je a cuen­ta del im­pues­to de so­cie­da­des). Y te pa­gan.

Así en­ten­di­do, pa­re­ce que to­do son ven­ta­jas pa­ra el pro­fe­sio­nal, pe­ro si se ana­li­za con de­ta­lle,

los ries­gos su­pe­ran en mu­cho a los beneficios per­se­gui­dos. En pri­mer lu­gar, exis­ten fun­da­das du­das acer­ca de la le­ga­li­dad de la re­la­ción la­bo­ral pac­ta­da en­tre las par­tes.

FAL­TA DE CO­BER­TU­RA

Por ejem­plo, el al­ta en la SS es pos­te­rior a la pres­ta­ción del ser­vi­cio —fue­ra de pla­zo y anu­la­ble por la SS a ins­tan­cia de la Ins­pec­ción de Tra­ba­jo—, cuan­do se co­mu­ni­can los da­tos pa­ra la emi­sión de la fac­tu­ra. ¿Có­mo co­ti­zan, en ba­se a qué con­ve­nio co­lec­ti­vo y gru­po pro­fe­sio­nal? Ade­más de la cla­ra in­se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca en caso de su­frir un ac­ci­den­te la­bo­ral, pues no cons­ta­ría el al­ta en nin­gún ré­gi­men, por lo que ca­re­ce­ría de co­ber­tu­ra.

Se plan­tean otros in­te­rro­gan­tes ¿A quién re­cla­ma mi clien­te por el re­sul­ta­do de los ser­vi­cios pres­ta­dos? Y si no me pa­ga el clien­te, ¿Quién ten­dría que re­cla­mar el im­pa­go? En de­fi­ni­ti­va, si se fac­tu­ra a un clien­te sin ha­ber te­ni­do par­ti­ci­pa­ción en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo o en la pres­ta­ción del ser­vi­cio, con­cu­rre una fi­na­li­dad dis­tin­ta al ob­je­to de es­te ti­po so­cie­ta­rio y, por tan­to, ob­te­nien­do un be­ne­fi­cio por ello —en for­ma de co­mi­sión—, es­ta­ría­mos an­te un frau­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.