La pros­pe­ri­dad es cau­sa de es­trés

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - Pa­tri­cia Bae­lo

Las ba­jas mé­di­cas le cues­tan a las ar­cas ale­ma­nas 64.000 mi­llo­nes al año Los ex­per­tos acha­can el ré­cord de par­tes al au­men­to de la pre­sión la­bo­ral en épo­ca de progreso eco­nó­mi­co

Du­ran­te los úl­ti­mos años, los paí­ses del cen­tro y nor­te de Eu­ro­pa han acu­sa­do a sus ve­ci­nos del sur de no apre­tar­se el cin­tu­rón lo su­fi­cien­te y vi­vir por en­ci­ma de sus po­si­bi­li­da­des. «No­so­tros pa­ga­mos la deu­da y ellos se van de va­ca­cio­nes», lle­ga­ban a re­zar al­gu­nos ti­tu­la­res de la pren­sa ale­ma­na li­be­ral en mi­tad de la cri­sis. Un ar­gu­men­to que se si­gue es­cu­chan­do a día de hoy en las ca­lles de un país que, si bien ha te­ni­do siem­pre fa­ma de tra­ba­ja­dor, en la prác­ti­ca no re­sul­ta ser­lo tan­to co­mo pa­re­ce.

Lo que po­cos sa­ben es que la lo­co­mo­to­ra eu­ro­pea ce­rró el 2016 con un ré­cord de ba­jas la­bo­ra­les por en­fer­me­dad: un por­cen­ta­je del 4,4 %, lo que su­po­ne un 0,3 % más que el año an­te­rior y el ni­vel más al­to en casi dos dé­ca­das. Más de un ter­cio de los ale­ma­nes no acu­dió a tra­ba­jar por ra­zo­nes de sa­lud al me­nos una vez a lo lar­go del año, y la ci­fra me­dia de días de in­ha­bi­li­ta­ción al­can­zó los 12,3, fren­te a los 11,7 del 2015. Así se de­du­ce del in­for­me anual de DAK, una de las prin­ci­pa­les ase­gu­ra­do­ras pú­bli­cas del país y la en­car­ga­da de ela­bo­rar es­ta re­la­ción des­de 1991.

Con un por­cen­ta­je del 5,5 %, los ciu­da­da­nos del Es­te de Ale­ma­nia se pu­sie­ron más en­fer­mos y du­ran­te más tiem­po que los del Oes­te, con el 4,2 %. De he­cho, por ca­da mil so­li­ci­tu­des de in­ha­bi­li­ta­ción pre­sen­ta­das en la mi­tad orien­tal del país, la oc­ci­den­tal hi­zo lle­gar 758. Tam­bién in­flu­ye la pro­fe­sión. Mien­tras que la Ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca en­ca­be­za el lis­ta­do, con 1,71 ba­jas anua­les por em­plea­do, los sec­to­res de la agri­cul­tu­ra y la sil­vi­cul­tu­ra (0,72), la gas­tro­no­mía (0,74) y la co­mu­ni­ca­ción (1,07) re­gis­tra­ron las me­no­res ci­fras.

El sis­te­ma con­tri­bu­ye de for­ma in­di­rec­ta a es­te fe­nó­meno. En Ale­ma­nia, cuan­do uno acu­de al mé­di­co por­que se en­cuen­tra mal, es­te le en­tre­ga una ba­ja por tri­pli­ca­do. En la ho­ja que en­via­rá sin más di­la­ción al seguro co­rres­pon­dien­te, ya sea pú­bli­co o pri­va­do, de­be­rán fi­gu­rar to­dos los da­tos, al igual que en la que se que­da­rá la per­so­na. No así en la ter­ce­ra, la des­ti­na­da a la em­pre­sa y en la que ja­más pue­de apa­re­cer la en­fer­me­dad de la que se tra­ta, pa­ra res­pe­tar el de­re­cho de con­fi­den­cia­li­dad del pa­cien­te, so­lo la du­ra­ción.

Es­ta­mos ha­blan­do de 587,4 mi­llo­nes de días no tra­ba­ja­dos en el 2015, si su­ma­mos to­das las pro­fe­sio­nes y re­gio­nes del país. Ello sig­ni­fi­ca 44 mi­llo­nes más que en el 2014. Te­nien­do en cuen­ta que una jor­na­da su­po­ne unos 109 eu­ros pa­ra las ar­cas teu­to­nas, ya que los cos­tes la­bo­ra­les se in­cre­men­tan ca­da año, po­dría­mos con­cluir que las ba­jas mé­di­cas le cos­ta­ron a la lo­co­mo­to­ra 64.000 mi­llo­nes de eu­ros en el 2015, es de­cir, 7.000 más que el año an­te­rior.

MIE­DO AL DES­PI­DO

Un da­to que lla­ma la aten­ción, so­bre to­do da­da la bue­na sa­lud de la que go­za el mer­ca­do la­bo­ral ale­mán. Pe­ro pre­ci­sa­men­te al­gu­nos ex­per­tos re­la­cio­nan am­bos fac­to­res. «En tiem­pos de ma­la co­yun­tu­ra y ele­va­do de­sem­pleo los tra­ba­ja­do­res son muy cau­te­lo­sos a la ho­ra de co­ger­se ba­jas» por mie­do a ser des­pe­di­dos, y en épo­cas de pros­pe­ri­dad eco­nó­mi­ca ocu­rre a la in­ver­sa, ex­pli­ca Jörg Mars­chall, del ins­ti­tu­to IGES.

Sin em­bar­go, Mars­chall ad­vier­te que no es que la gen­te fin­ja es­tar en­fer­ma más a me­nu­do, sino to­do lo con­tra­rio. De he­cho, va­rios es­tu­dios de­mues­tran que, en tiem­pos de in­ten­sa pro­duc­ción, la ten­sión en el tra­ba­jo es ma­yor. «El es­trés con­ti­nua­do, las ho­ras ex­tra, la in­se­gu­ri­dad y el mie­do au­men­tan», cri­ti­ca el co­pre­si­den­te del par­ti­do La Iz­quier­da, Bernd Rie­xin­ger, quien de­nun­cia la pre­ca­rie­dad la­bo­ral que se vi­ve hoy en mu­chas em­pre­sas ale­ma­nas de­bi­do a la fal­ta de per­so­nal.

En la mis­ma lí­nea, el ins­ti­tu­to Ro­bert-Koch asegura que el al­za de ba­jas la­bo­ra­les tam­bién guar­da re­la­ción con el he­cho de que se ha­yan eli­mi­na­do los ta­búes en torno a cier­tas en­fer­me­da­des psí­qui­cas co­mo las de­pre­sio­nes, que con el 16 % cons­ti­tu­yen ya la ter­ce­ra cau­sa de in­ha­bi­li­ta­ción más co­mún, tras los pro­ble­mas de es­pal­da, mus­cu­la­res y de hue­sos (22 %), y las pa­to­lo­gías de ti­po res­pi­ra­to­rio (17 %).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.