O ci­ne o ce­na

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA -

En los tiem­pos in­me­mo­ria­les de las fá­bu­las de Sa­ma­nie­go y de los dra­mas de Mo­ra­tín, pa­ra ca­li­fi­car de for­ma de­fi­ni­ti­va al po­bre, se de­cía de él que «no tie­ne dón­de caer­se muer­to». A pe­sar de la cri­sis, y del res­ca­te de los ban­cos y no de las fa­mi­lias, y de tan­tas otras co­sas que nos de­pri­men y nos in­dig­nan, los pe­si­mis­tas de­ben con­si­de­rar que he­mos me­jo­ra­do: hoy to­dos te­ne­mos dón­de caer­nos muer­tos, que es en los hos­pi­ta­les de la Se­gu­ri­dad Social.

Es ver­dad que to­da­vía mu­cha gen­te su­fre la in­cer­te­za de qué va a co­mer hoy, y son mi­les los ni­ños que se ali­men­tan de­cen­te­men­te cuan­do hay co­le y al­muer­zo es­co­lar, y cuan­do no, pa­san apu­ros, pe­ro pa­ra la ma­yo­ría social los in­di­ca­do­res de po­bre­za o bie­nes­tar eco­nó­mi­co son otros, como se­ña­la el re­no­va­do ba­re­mo pa­ra cal­cu­lar el ín­di­ce de pre­cios de con­su­mo. Los téc­ni­cos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca ha­cen me­dia­nas del gas­to tí­pi­co, y de esos cálcu­los re­sul­ta que de ca­da cin­co eu­ros que pa­san por los bol­si­llos de los es­pa­ño­les, uno se de­di­ca a la ali­men­ta­ción, otro a la vi­vien­da, otro al trans­por­te y el res­to, en can­ti­da­des de­cre­cien­tes, al gas­to en sa­lud, a ves­tir­se y, con fuer­za re­no­va­da, al ocio. De la ces­ta de la com­pra ti­po han sa­li­do dis­pa­ra­dos el co­ñac y los ce­dés y han en­tra­do el ca­fé en cáp­su­las (la cul­pa es de Geor­ge Cloo­ney), los jue­gos de azar y los ser­vi­cios en lí­nea de ví­deo y mú­si­ca. Hoy el po­bre ya no es el que no tie­ne dón­de caer­se muer­to, sino el que no tie­ne un Spo­tify en­chu­fa­do a las ore­jas, una te­le­vi­sión a la car­ta con la que sal­var­se de Sál­va­me o unos eu­ros pa­ra ju­gár­se­los en las apues­tas de­por­ti­vas on­li­ne. No des­car­ten que, en fe­chas pró­xi­mas, vea­mos a un po­bre de pe­dir con un car­te­lón que di­ga: «Una ayu­di­ta, no ten­go Net­flix».

Con­ta­ban en ca­sa que allá por los años cua­ren­ta del si­glo pasado, una fa­mi­lia de ma­ri­ne­ros de Vi­la­gar­cía con mu­chos hi­jos su­fría con do­lor el bum del ci­ne de Holly­wood. Las ni­ñas que­rían ir a ver la úl­ti­ma de Errol Flynn o de Clark Ga­ble y la ma­dre, rea­lis­ta, les de­cía: «Ou si­ne ou sena». Las ni­ñas, a ve­ces, pre­fe­rían el si­ne. Hoy, por for­tu­na, las op­cio­nes son, ge­ne­ral­men­te, me­nos ra­di­ca­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.