LAS SO­LU­CIO­NES «FINTECH» TRANS­FOR­MAN LA BAN­CA

Pa­gos a tra­vés del mó­vil, ase­so­res ro­bó­ti­cos y al­go­rit­mos pre­dic­ti­vos pa­ra in­ver­tir: las «fintech» es­tán cam­bian­do el mun­do de las fi­nan­zas tal y co­mo lo co­no­ce­mos

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - María Vi­ñas

Has­ta ha­ce muy po­co, de­ter­mi­na­das ope­ra­cio­nes fi­nan­cie­ras re­que­rían cola en el ban­co, ven­ta­ni­lla y ase­so­ra­mien­to per­so­nal ex­per­to. Acu­dir fí­si­ca­men­te a la su­cur­sal era ca­si una cos­tum­bre: to­car el di­ne­ro, pe­dir vez pa­ra so­li­ci­tar cré­di­to. Ope­ra­cio­nes pa­ra las que hoy son su­fi­cien­tes dos mo­vi­mien­tos de pul­gar. Al igual que el de te­le­ope­ra­dor, el pues­to de ca­je­ro de ban­co es­tá abo­ca­do a des­apa­re­cer. Co­mo las mo­ne­das y los bi­lle­tes. Y las tar­je­tas de cré­di­to. Ha­ce ya dos años, John Stumpf, ex­con­se­je­ro de­le­ga­do de Wells Far­go, avan­zó que, pro­ba­ble­men­te, se­re­mos la úl­ti­ma ge­ne­ra­ción en usar di­ne­ro de plás­ti­co. En su lu­gar, el clic. El con­tactless. Acer­car el mó­vil, pre­sio­nar la te­cla en­ter. No es el fu­tu­ro, ya es­tá aquí, aban­de­ra­do por un sec­tor al­ter­na­ti­vo a la ban­ca tra­di­cio­nal co­no­ci­do co­mo fintech (tec­no­lo­gía fi­nan­cie­ra).

Lo in­te­gran pe­que­ñas em­pre­sas cen­tra­das en fa­ci­li­tar al usua­rio sus ope­ra­cio­nes ha­bi­tua­les, pe­ro tam­bién en cu­brir ne­ce­si­da­des que de mo­men­to no atien­den los ban­cos. ¿Com­pi­ten con ellos? El ga­lle­go Da­vid Conde, fun­da­dor de Sen­sei­tra­de, ha­bla de coo­pe­ra­ción. «La ban­ca va mu­cho más des­pa­cio a la ho­ra de ha­cer cam­bios, mien­tras que las fintech se adap­tan con ra­pi­dez a lo que que quie­re el usua­rio —señala—, pe­ro son las gran­des en­ti­da­des las que tie­nen los re­cur­sos y las in­fra­es­truc­tu­ras». De he­cho, ya es­tán en la par­ti­da. Com­pran star­tups, lan­zan in­cu­ba­do­ras pa­ra en­gen­drar sus pro­pias so­lu­cio­nes y se aso­cian en pla­ta­for­mas co­mu­nes, co­mo el ser­vi­cio de pa­gos Bi­zum. «En EE.UU. se ha­bla mu­cho de ‘co­om­pe­ti­ción’ —aña­de Conde—. Yo creo que va en es­ta di­rec­ción, en la de tra­ba­jar jun­tos». Más de 3.000 des­car­gas su­ma su he­rra­mien­ta, lan­za­da el pa­sa­do no­viem­bre. Mo­ni­to­ri­za las re­des so­cia­les pa­ra de­tec­tar se­ña­les de com­pra en bol­sa. «Es­cu­cha» lo que pre­di­ce Twit­ter. Ana­li­za los men­sa­jes —su po­si­ti­vi­dad, su ne­ga­ti­vi­dad, su al­can­ce— y es ca­paz de de­tec­tar si es buen mo­men­to pa­ra com­prar o ven­der, y dón­de es más ren­ta­ble ha­cer­lo. Tras ha­ber he­cho de la red de los 140 ca­rac­te­res un fia­ble bró­ker, tra­ba­ja aho­ra en un se­gun­do pro­yec­to a pun­to de ver la luz: una apli­ca­ción, di­ri­gi­da al aho­rro y a la in­ver­sión en car­te­ras in­te­li­gen­tes, que re­don­dea ca­da com­pra rea­li­za­da al eu­ro más pró­xi­mo, trans­fi­rien­do la di­fe­ren­cia a una cuen­ta co­rrien­te. Si el usua­rio se gas­ta 1,50 eu­ros, des­ti­na­rá 50 cén­ti­mos al se­gu­ro de aho­rro, don­de ade­más ob­ten­drá una pe­que­ña ren­ta­bi­li­dad.

Es­te par de he­rra­mien­tas ga­lle­gas son so­lo dos ejem­plos de un uni­ver­so que, aun­que prin­ci­pal­men­te se di­vi­de en cua­tro gran­des ra­mas —pa­gos, prés­ta­mos, agre­ga­do­res fi­nan­cie­ros y crowd­len­ding—, ofre­ce to­do ti­po de ser­vi­cios fi­nan­cie­ros de for­ma có­mo­da, ágil, sen­ci­lla y trans­pa­ren­te. Un ban­co tar­da se­ma­nas en apro­bar un cré­di­to; una fintech días. Mi­ni­da­tá­fo­nos de bol­si­llo, ro­bots ca­pa­ces de sa­ber dón­de es me­jor in­ver­tir nues­tros aho­rros, bi­lle­te­ras di­gi­ta­les. Pe­que­ñas (de mo­men­to), pe­ro po­ten­tes ini­cia­ti­vas, que en Es­pa­ña se acer­can ac­tual­men­te a las 200. Las 120 que ha­bía en el 2015 su­ma­ron una fi­nan­cia­ción de 130 mi­llo­nes. Un pa­so por de­lan­te, des­pe­ja el ca­mino Ant Fi­nan­cial, la ma­yor compañía fintech del mun­do: una pla­ta­for­ma de pa­gos, fi­lial del gi­gan­te chino del co­mer­cio elec­tró­ni­co Ali­ba­ba, va­lo­ra­da en unos 60.000 mi­llo­nes de dó­la­res. Cuen­ta con 500 mi­llo­nes de usua­rios. Nin­gún ban­co del mun­do se acer­ca de le­jos a tal ci­fra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.