El país quie­re vi­vir en las nu­bes

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - CARTAS DESDE EL MUNDO - Sara R. Estella

El gi­gan­te asiá­ti­co al­ber­ga 84 de los 128 edi­fi­cios de 200 me­tros de al­tu­ra o más que fue­ron aca­ba­dos en el 2016 La can­ti­dad de pro­yec­tos fu­tu­ris­tas no pa­ra de cre­cer

¿Quién no se ha pues­to a ima­gi­nar al­gu­na vez có­mo se­rán las ciu­da­des del fu­tu­ro? La ma­yo­ría, es­bo­za esas ur­bes con mu­chas zo­nas ver­des, edi­fi­cios sos­te­ni­bles, de gran ta­ma­ño y con for­mas de lo más pe­cu­lia­res. Así sue­len mos­trar­se en las pe­lí­cu­las y aho­ra tras­pa­san la pan­ta­lla con bo­ce­tos de ras­ca­cie­los cu­ya al­tu­ra se me­di­ría en ki­ló­me­tros.

El más sor­pren­den­te es el que ha es­bo­za­do la fir­ma nor­te­ame­ri­ca­na Ar­co­nic, que tie­ne ofi­ci­nas en Pe­kín, y que va­ti­ci­na la cons­truc­ción de una to­rre de 4.800 me­tros de al­tu­ra, que su­pe­raría in­clu­so al Tei­de. Aun­que el desafío pa­re­ce pro­pio de la cien­cia fic­ción, el equi­po de ar­qui­tec­tos y de in­ge­nie­ros de la compañía cal­cu­la que po­dría ser una reali­dad en el año 2062.

Es­te in­no­va­dor bo­ce­to se enmarca den­tro del pro­yec­to The Jef­sons, don­de los in­ge­nie­ros de la compañía im­pul­san tec­no­lo­gías que po­drán im­plan­tar­se en los edi­fi­cios a me­dio pla­zo. Ade­más, el ras­ca­cie­los in­cor­po­ra­rá un sis­te­ma de au­to la­va­do en su fa­cha­da ca­paz de lim­piar la con­ta­mi­na­ción am­bien­tal. «El re­ves­ti­mien­to (de la fa­cha­da) pro­por­cio­na ven­ta­jas de ca­ra al mantenimiento, a la es­té­ti­ca y a la re­duc­ción de la con­ta­mi­na­ción», ase­gu­ra en un ví­deo pro­mo­cio­nal de la compañía She­rri McC­leary, uno de sus cien­tí­fi­cos.

Por le­jano que pa­rez­ca, los edi­fi­cios que se es­tán cons­tru­yen­do en las zo­nas fi­nan­cie­ras de ciu­da­des chi­nas co­mo Pe­kín, Shang­hái o Shenz­hen, apun­tan a que pro­yec­tos fu­tu­ris­tas po­drían con­ver­tir­se en he­chos en las pró­xi­mas dé­ca­das. Chi­na fue el país que más ras­ca­cie­los de 200 me­tros o más inau­gu­ró en el 2016; en­tre ellos des­ta­ca la im­po­nen­te to­rre de Shang­hái, con 128 pi­sos y 632 me­tros de al­tu­ra en los que hay ho­te­les, ofi­ci­nas e in­clu­so jar­di­nes.

«En el fu­tu­ro se crea­rán en­tor­nos sos­te­ni­bles en edi­fi­cios ca­da vez más al­tos. Los jar­di­nes en las azo­teas y te­rra­zas son un con­cep­to in­tere­san­te que ya se es­tá lle­van­do a ca­bo así co­mo las zo­nas re­crea­ti­vas o los par­ques», ex­pli­ca a La Voz Ra­vi Ka­ran, ar­qui­tec­to aus­tra­liano es­pe­cia­li­za­do en ras­ca­cie­los y afin­ca­do en Pe­kín des­de ha­ce tres años pa­ra crear pro­yec­tos in­no­va­do­res.

En la ca­rre­ra por to­car el cie­lo Chi­na par­te con ven­ta­ja. En el 2018 pre­vé inau­gu­rar el ma­yor bos­que ver­ti­cal del mun­do, cons­trui­do so­bre la fa­cha­da de dos im­po­nen­tes to­rres que se cons­trui­rán en la ciu­dad de Nan­jing, co­no­ci­da co­mo la an­ti­gua ca­pi­tal del Sur de Chi­na. Seis­cien­tos ár­bo­les gran­des, 500 me­dia­nos y 2.500 plan­tas o ar­bus­tos cu­bri­rán un área de 6.000 me­tros cua­dra­dos.

BIO­DI­VER­SI­DAD

«Se­rá un ver­da­de­ro bos­que ver­ti­cal que ayu­da­rá a re­ge­ne­rar la bio­di­ver­si­dad lo­cal. Ab­sor­be­rá 25 to­ne­la­das de CO2 ca­da año y pro­du­ci­rá cer­ca de 60 ki­lo­gra­mos de oxí­geno al día», des­cri­be la em­pre­sa ita­lia­na Ste­fano Boe­ri Ar­chi­tet­ti en re­la­ción con es­te fu­tu­ris­ta pro­yec­to. Aña­den que la to­rre más al­ta su­pe­rará los 200 me­tros de al­tu­ra y al­ber­ga­rá ser­vi­cios de lu­jo, ho­te­les, pis­ci­na e in­clu­so una es­cue­la de ar­qui­tec­tu­ra ver­de.

El desafío al vér­ti­go con­ti­núa con de­ce­nas de pro­yec­tos ya em­pe­za­dos. El rit­mo de cons­truc­ción de ras­ca­cie­los en Chi­na, le­jos de de­cre­cer, au­men­ta ani­ma­do por­que los go­bier­nos lo­ca­les tie­nen un fuer­te in­cen­ti­vo pa­ra ven­der los te­rre­nos a los pro­mo­to­res y po­der de­mos­trar así el pro­gre­so eco­nó­mi­co de sus ciu­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.