EL MA­RIS­CO MÁS EX­CLU­SI­VO SE PRO­DU­CE EN MU­ROS

El equi­po de in­ves­ti­ga­ción ha re­pro­du­ci­do la ali­men­ta­ción del mo­lus­co en el me­dio na­tu­ral La pri­me­ra co­se­cha ya se ha dis­tri­bui­do y la pre­vi­sión es ob­te­ner 1.700.000 uni­da­des anua­les a par­tir del año 2020

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - A. Ger­pe

La em­pre­sa Ga­li­cian Ma­ri­ne Aqua­cul­tu­re ha dis­tri­bui­do ya la pri­me­ra co­se­cha de aba­lón, un mo­lus­co con­si­de­ra­do una de­li­ca­te­sen en los paí­ses asiá­ti­cos.

El aba­lón, un mo­lus­co has­ta aho­ra prác­ti­ca­men­te des­co­no­ci­do en Es­pa­ña y Eu­ro­pa, es, sin em­bar­go, el ma­ris­co más pre­cia­do de la gas­tro­no­mía asiá­ti­ca por la ri­ca tex­tu­ra de car­ne. Su pro­duc­ción en el con­ti­nen­te que lo ha ele­va­do a la ca­te­go­ría de de­li­ca­te­sen comenzó a es­ca­sear ha­ce tiem­po y la ría de Mu­ros-Noia, de la mano de la em­pre­sa Ga­li­cian Ma­ri­ne Aqua­cul­tu­re (GMA), es­tá lla­ma­da a con­ver­tir­se en la des­pen­sa de los consumidores de Ja­pón, Sin­ga­pur, Co­rea, Ma­la­sia o Chi­na. To­do comenzó en el año 2003, a par­tir de una spin off de la Uni­ver­si­da­de de San­tia­go, y aho­ra, tras un lar­go ca­mino, la plan­ta cons­trui­da en A Pie­la, en Mu­ros, por GMA pro­du­ce 136.000 ejem­pla­res al año de aba­lón, tam­bién de­no­mi­na­do ore­ja de mar por­que la for­ma de su con­cha re­cuer­da a es­te ór­gano. El ob­je­ti­vo es que se dis­tri­bu­yan 1.700.000 uni­da­des pa­ra to­do el mun­do a par­tir del 2020-2021.

El aba­lón es una es­pe­cie de len­to cre­ci­mien­to y, de for­ma na­tu­ral, ca­da mo­lus­co tar­da unos cua­tro años en al­can­zar una ta­lla co­mer­cia­li­za­ble, seis cen­tí­me­tros. Lo que lo ha con­ver­ti­do en un pro­duc­to gour­met pa­ra los consumidores orien­ta­les es su car­ne. En con­cre­to, la va­rie­dad ni­po­na, dis­cus han­nai, que es la que GMA cría en Mu­ros. El con­se­je­ro de­le­ga­do de la fac­to­ría, Luis Gon­zá­lez, ex­pli­ca que tie­ne un sa­bor yo­da­do y que es muy fi­bro­sa. In­di­ca que es un pro­duc­to de tex­tu­ras, de for­ma que se­gún se pre­pa­re pue­de tris­car en la bo­ca o des­ha­cer­se en ella. Es muy ver­sá­til, re­sul­tan­do ex­ce­len­te pa­ra su pre­pa­ra­ción en cru­do o pa­ra una ela­bo­ra­ción más ga­lai­ca, co­mo de­mues­tra el co­ci­ne­ro Iña­ki Bre­tal, que lo ha­ce con ha­bas de Lou­ren­zá.

Otra de sus vir­tu­des es­tá en la con­cha, ru­go­sa por fue­ra. Su in­te­rior es de una lla­ma­ti­va ga­ma de co­lo­res, lo que mo­ti­va que sea re­cla­ma­da en or­fe­bre­ría. Pue­de de­cir­se que de la ore­ja de mar se apro­ve­cha to­do y, aun­que se tra­ta de un ma­ris­co ex­clu­si­vo, su pre­cio, co­mo in­di­ca Luis Gon­zá­lez, es bas­tan­te asu­mi­ble. En la plan­ta de Mu­ros, el cos­te de una uni­dad de seis cen­tí­me­tros, la más pe­que­ña, es de 3,5 eu­ros.

En la ins­ta­la­ción de GMA, que se pu­so en mar­cha en el 2012, el aba­lón se cría de for­ma na­tu­ral por­que el equi­po de in­ves­ti­ga­ción ha desa­rro­lla­do una die­ta que re­pro­du­ce su ali­men­ta­ción en el me­dio na­tu­ral. Co­mi­da a ba­se de mi­cro­al­gas, desa­rro­lla­das en la plan­ta a par­tir de ce­pas ma­dre, apro­ve­chan­do los nu­trien­tes de las aguas de la ría de Mu­ros-Noia. Tam­bién se cui­dan mu­cho fac­to­res co­mo la bio­den­si­dad, pa­ra que las ore­jas de mar ten­gan el es­pa­cio ade­cua­do pa­ra su óp­ti­mo cre­ci­mien­to. Es­ta ré­pli­ca de las con­di­cio­nes de vi­da mo­ti­va que no se ace­le­re su desa­rro­llo y, co­mo ex­pli­ca Luis Gon­zá­lez, la car­ne con­ser­va to­da su tex­tu­ra, por lo que no du­da en ma­ni­fes­tar que el aba­lón de Mu­ros «es tre­men­da­men­te re­fi­na­do».

| CARMELA QUEIJEIRO

To­da la tec­no­lo­gía con la que se tra­ba­ja en la plan­ta de Mu­ros es de desa­rro­llo pro­pio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.