MAR AMBROA PI­LO­TA LA EX­PAN­SIÓN DE POR­TO CAM­BA­DOS

MAR AMBROA MU­JE­RES CON PO­DER RES­PON­SA­BLE DE POR­TO CAM­BA­DOS Un mi­llón de eu­ros de fac­tu­ra­ción anual y la uni­dad del sec­tor de ex­trac­ción de viei­ra en la ría de Arou­sa son los gran­des lo­gros de la em­pre­sa, que pue­de tam­bién pre­su­mir de ser de las po­cas del

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - PORTADA - L. Mí­guez

Cuan­do se ha­bla de ma­ris­co en Ga­li­cia se ha­bla de mu­jer. Sin em­bar­go, cuan­do se ha­bla de ges­tión o co­mer­cia­li­za­ción, ahí em­pie­zan a es­ca­sear. Mar Ambroa (Co­to­ba­de, 1976) es una de las ex­cep­cio­nes que con­fir­man es­ta re­gla, pues­to que lle­va cin­co años al fren­te de la fir­ma Por­to Cam­ba­dos, que co­mer­cia­li­za viei­ra ga­lle­ga a to­do el ám­bi­to es­ta­tal.

—La em­pre­sa sur­gió de la ne­ce­si­dad de unir­se de los ma­ris­ca­do­res de Cam­ba­dos.

—La fir­ma se cons­ti­tu­yó en no­viem­bre del 2011 y el ob­je­ti­vo era es­tar ope­ra­ti­vos pa­ra esa Navidad. Pe­ro co­mo no se pu­do ex­traer viei­ra, em­pe­zó a fun­cio­nar en fe­bre­ro. Na­ció por la ne­ce­si­dad de co­mer­cia­li­zar la viei­ra ga­lle­ga de nues­tra ría; es por ello que se fun­den las co­fra­días, la ges­tión y las ins­ta­la­cio­nes.

—¿Qué plan­ti­lla tie­nen?

—Tra­ba­jo yo co­mo res­pon­sa­ble de la em­pre­sa y lue­go hay dos per­so­nas más en re­par­to to­do el año. Lue­go en cam­pa­ña au­men­ta­mos con con­tra­ta­cio­nes ex­ter­nas y pue­den ser otras 30, 35 per­so­nas. Aho­ra mis­mo hay 18 por­que es­ta­mos en ple­na ex­trac­ción.

—¿ Y cuán­tos ma­ri­ne­ros?

—Va­ría se­gún el día, en­tre 18 y 28 bar­cos. Es­ta­mos en la ría de Arou­sa y la de Pon­te­ve­dra. En es­ta úl­ti­ma hay otros sie­te bar­cos. Es la se­gun­da vez que tra­ba­ja­mos allí por­que no es ha­bi­tual que la abran.

—¿Có­mo es la tem­po­ra­da?

—No te­ne­mos fe­chas fi­jas, de­pen­de de la to­xi­na. La viei­ra tie­ne mu­chos con­tro­les y has­ta que el In­tec­mar ha­ce las ana­lí­ti­cas y nos da el vis­to bueno no se pue­de tra­ba­jar. En el 2016 em­pe­za­mos un 7 de no­viem­bre y con­ti­nua­mos en fe­bre­ro es­te año. Hay años que so­lo po­de­mos ex­traer un mes y otros que tres. Lo bueno que nos per­mi­te es­te pro­duc­to es que se pue­de con­ge­lar y lle­ga a nues­tras me­sas to­do el año.

—¿Pue­de apa­re­cer viei­ra de fue­ra por pro­duc­to ga­lle­go?

—Es muy di­fí­cil con la viei­ra por­que va eti­que­ta­da in­di­vi­dual­men­te y hay mucha ac­ti­vi­dad di­vul­ga­ti­va pa­ra ex­pli­car la im­por­tan­cia del eti­que­ta­do y la pro­ce­den­cia. Hay mucha viei­ra de im­por­ta­ción, pe­ro si vas a com­prar­la se ve. Otra co­sa es en un si­tio don­de te la po­nen co­ci­na­da. Ca­da vez más, el mer­ca­do pide más pro­duc­to ga­lle­go y le va­mos ga­nan­do te­rreno a ma­te­rial ve­ni­do de Francia, Es­co­cia, Holanda o Pe­rú.

—¿Qué vo­lu­men pue­den lle­gar a re­co­ger?

—En lo que lle­va­mos de cam­pa­ña aho­ra mis­mo an­da­mos en las 88. 89 to­ne­la­das, y lle­ga­re­mos a las 95. Lle­va­mos tres me­ses ya. Des­pués de­ja­mos des­can­sar la ría, ha­cien­do re­siem­bras y acer­can­do la viei­ra de le­jos al in­te­rior de la ría. Hay más tra­ba­jo que so­lo ex­traer.

—¿Acu­san mu­cho las con­se­cuen­cias del fur­ti­vis­mo, una de las la­cras del sec­tor?

—Somos unas de las víc­ti­mas. Siem­pre di­go que la com­pe­ten­cia le­gal y leal es bue­na, pe­ro la ile­gal no. Por la to­xi­ci­dad del pro­duc­to es un de­li­to do­ble quien lo ha­ce: el eco­nó­mi­co y el sa­ni­ta­rio.

—¿Cuán­do ven­den más?

—Fun­da­men­tal­men­te en di­ciem­bre y tam­bién en Se­ma­na San­ta y ve­rano, la épo­ca de ce­le­bra­cio­nes.

—¿Al­gu­na vez se han que­da­do sin pro­duc­to?

—Un año de cam­pa­ña cor­ta nos que­da­mos sin ma­te­rial des­de el puen­te del Pi­lar has­ta que en no­viem­bre vol­vie­ron a abrir.

| MÓ­NI­CA IRAGO

Mar Ambroa tra­ba­ja con Por­to Cam­ba­dos des­de ha­ce cin­co años, y lle­va otros ocho en el sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.