Tar­je­ta blan­ca, tar­je­ta negra

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - LA SEMANA -

Es­ta ha si­do se­ma­na de tar­je­tas, ne­gras, uti­li­za­das por des­preo­cu­pa­dos de fa­mi­lia bien, y blan­cas, que em­plea to­do hi­jo de ve­cino. Hay co­lo­res que pa­san de mo­da. El ne­gro siem­pre ha si­do ele­gan­te, pe­ro ha que­da­do des­pres­ti­gia­do pa­ra una tem­po­ra­da. El na­ran­ja es el nuevo ne­gro, po­dría­mos de­cir a Ble­sa y a Ra­to, ha­cien­do sar­cas­mo con la se­rie nor­te­ame­ri­ca­na, con la sal­ve­dad de que nues­tros uni­for­mes car­ce­la­rios no son de co­lor bu­tano.

Los com­por­ta­mien­tos que cas­ti­ga la sen­ten­cia de las tar­je­tas black prue­ban que el con­cep­to de éli­tes ex­trac­ti­vas de Da­ron Ace­mo­glu no es so­lo teo­ría. Cier­tas cla­ses di­ri­gen­tes con con­vic­cio­nes de­mo­crá­ti­cas pren­di­das por al­fi­le­res han pre­ten­di­do eter­ni­zar sus man­da­tos po­lí­ti­cos tras­la­dan­do su in­fluen­cia a la vi­da eco­nó­mi­ca, crean­do una nue­va éli­te que se arri­ma a la éli­te he­re­di­ta­ria y a la del mé­ri­to y la ca­pa­ci­dad. El ins­tru­men­to: co­lo­car a ami­gos, a co­rre­li­gio­na­rios ama­rra­dos por los fa­vo­res, al fren­te de em­pre­sas se­mi­pú­bli­cas o pri­va­ti­za­das. ¿Su ca­pa­ci­dad de ges­tión? Ya ve­mos que su ca­pa­ci­dad más des­ta­ca­ble era el buen gus­to pa­ra ele­gir vi­nos y li­co­res de pre­cio inase­qui­ble sin ha­cer­se car­go de su cos­te.

De pa­so que des­pe­di­mos a es­tos per­so­na­jes, le da­mos tam­bién el «vaia em­bo­ra» a las ca­jas de aho­rros, cu­ya pér­di­da la­men­ta­mos más de lo que de­be­ría­mos. Aque­llos con­se­jos de ad­mi­nis­tra­ción po­bla­dos de ilus­tres que no sa­bían ni que­rían sa­ber fa­ci­li­ta­ron la rui­na del sec­tor fi­nan­cie­ro es­pa­ñol que aún es­ta­mos pa­gan­do.

La con­tra­ca­ra de la tar­je­ta negra es la tar­je­ta blan­ca de la Se­gu­ri­dad So­cial. El Ser­vi­cio Ga­le­go de Saú­de, que la ad­mi­nis­tra, au­men­ta el pre­cio del so­por­te plás­ti­co de es­te do­cu­men­to vi­tal, en el que fi­gu­ran los ma­les que pa­de­ce­mos y los re­me­dios que la me­di­ci­na pú­bli­ca nos apli­ca. Hay quie­nes no tie­nen más tar­je­ta in­te­li­gen­te que la tar­je­ta blan­ca del Ser­gas. Pron­to se po­drá ver en ella, tam­bién, si el ti­tu­lar per­ci­be ayu­das so­cia­les, si co­me to­dos los días, si duer­me ba­jo te­cho. Que­da cla­ro que lo blan­co es lo opues­to de lo ne­gro, sin ma­ti­ces.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.