DE­VO­LU­CIÓN DE UNA PLUS­VA­LÍA

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS - CA­RUN­CHO, TOMÉ & JUDEL. Abo­ga­dos y ase­so­res fis­ca­les. Miem­bro de HISPAJURIS. www.ca­run­cho-to­me-judel.es

Ha­ce vein­te años he­re­dé un in­mue­ble va­lo­ra­do en aquel mo­men­to en 150.000 eu­ros, y ha­ce tres años lo ven­dí por 115.000 eu­ros. Co­mo el ayun­ta­mien­to va­lo­ra co­mo quie­re, tu­ve que pa­gar una plus­va­lía de va­rios mi­les de eu­ros. Por lo que he vis­to en los me­dios, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal tum­ba las plus­va­lías en ca­sos co­mo el mío. ¿Es así, sin más? En tal ca­so, ¿Qué pa­sos pue­do dar pa­ra re­cu­pe­rar mi di­ne­ro?

El im­pues­to so­bre el in­cre­men­to del va­lor de los te­rre­nos de na­tu­ra­le­za ur­ba­na (co­no­ci­do co­mo la plus­va­lía) es un tri­bu­to que gra­va la re­va­lo­ri­za­ción de un te­rreno ur­bano du­ran­te su te­nen­cia. Su ob­je­to es el aumento de va­lor que ex­pe­ri­men­ta du­ran­te un pe­río­do (en­tre 1 y 20 años) com­pren­di­do en­tre la ad­qui­si­ción (por ejem­plo, por he­ren­cia o com­pra) y la trans­mi­sión.

La re­gu­la­ción del im­pues­to da por sen­ta­do que, por el me­ro trans­cur­so del tiem­po, to­do te­rreno ur­bano in­cre­men­ta su va­lor (lo que no siem­pre es así) y no per­mi­te des­vir­tuar, con prue­ba, el fic­ti­cio in­cre­men­to de va­lor que se so­me­te a gra­va­men. La re­gu­la­ción del im­pues­to cuan­ti­fi­ca esa plus­va­lía me­dian­te la apli­ca­ción de un coe­fi­cien­te al va­lor ca­tas­tral mul­ti­pli­ca­do por el nú­me­ro de años de te­nen­cia del te­rreno por un por­cen­ta­je anual fi­ja­do por el ayun­ta­mien­to pa­ra de­ter­mi­nar la ba­se im­po­ni­ble, la cual se so­me­te a un ti­po de gra­va­men.

La ju­ris­pru­den­cia con­ten­cio­so ad­mi­nis­tra­ti­va ya ve­nía se­ña­lan­do la im­pro­ce­den­cia del im­pues­to en ca­sos en que no se ha pro­du­ci­do el he­cho im­po­ni­ble: es de­cir, en los que se de­mues­tra que el te­rreno no ha in­cre­men­ta­do su va­lor en el pe­río­do con­si­de­ra­do. De igual ma­ne­ra, par­te de la ju­ris­pru­den­cia tam­bién se­ña­la­ba la mis­ma con­clu­sión cuan­do, aun exis­tien­do in­cre­men­to del va­lor, es­te re­sul­ta ma­ni­fies­ta­men­te in­fe­rior al re­sul­tan­te de la apli­ca­ción del mé­to­do ob­je­ti­vo de cálcu­lo de la ba­se im­po­ni­ble del im­pues­to.

Aho­ra, el Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal lo ha ve­ni­do a re­fren­dar me­dian­te su sen­ten­cia del pa­sa­do 16 de fe­bre­ro, por la que, en la me­di­da en que obli­ga a tri­bu­tar a quien pue­de de­mos­trar inexis­ten­cia de in­cre­men­to de va­lor, se de­cla­ra in­cons­ti­tu­cio­nal par­te de la re­gu­la­ción del im­pues­to en la nor­ma gui­puz­coa­na, sien­do pre­vi­si­ble que tam­bién se ma­ni­fies­te en igual sen­ti­do cuan­do re­suel­va si­mi­lar cues­tión res­pec­to de la nor­ma es­ta­tal, que no se di­fe­ren­cia de la fo­ral.

Es­ta sen­ten­cia apo­ya la pos­tu­ra de los in­tere­sa­dos que, no ha­bien­do trans­cu­rri­do 4 años des­de que pa­ga­ron vo­lun­ta­ria­men­te el im­pues­to, y es­tan­do en dis­po­si­ción de pro­bar que el va­lor real de su sue­lo no se in­cre­men­tó en­tre la ad­qui­si­ción y la trans­mi­sión, ins­ten del Ayun­ta­mien­to co­rres­pon­dien­te la de­vo­lu­ción de los in­gre­sos in­de­bi­dos con in­tere­ses.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.