«En el 2008 ha­bía un 8 % de mu­je­res di­rec­ti­vas en la em­pre­sa, en el 2016, un 23 %»

La Voz de Galicia (A Coruña) - Mercados - - EMPRESAS -

Mo­der­na y ro­dea­da de in­no­va­ción, Mar­ti­na To­mé con­fie­sa que aun­que se con­si­de­ra di­gi­tal, tie­ne siem­pre al­gu­na li­bre­ta so­bre su me­sa de tra­ba­jo, acom­pa­ña­da de una bo­te­lla de agua y una fo­to de su hi­jo, el pe­que­ño Leo, de dos años. «Y una cal­cu­la­do­ra», co­men­ta en­tre son­ri­sas.

—Arran­có su tra­yec­to­ria en Ga­li­cia pe­ro aho­ra es­tá de di­rec­ti­va des­de Bar­ce­lo­na.

—Em­pe­cé en Ga­li­cia, fui cam­bian­do de de­par­ta­men­to y aho­ra es­toy des­de ha­ce unos años en Bar­ce­lo­na. Ten­go muy cla­ro que hay que ser ca­paz de adap­tar­se. Creo que in­te­grar los cam­bios y te­ner un per­fil ver­sá­til otor­ga ma­yor em­plea­bi­li­dad. En mi pri­me­ra eta­pa co­no­cí mu­cho la em­pre­sa y to­dos sus de­par­ta­men­tos y fi­nal­men­te me vi­ne a Ca­ta­lu­ña, hi­ce un más­ter en di­rec­ción de már­ke­ting para adap­tar­me a otra pro­pues­ta la­bo­ral y to­do va muy bien. Si echo la vis­ta atrás, creo que lo más im­por­tan­te fue ser ca­paz de to­mar las de­ci­sio­nes que no siem­pre fue­ron las más fá­ci­les. Eso sí, siem­pre he si­do muy cohe­ren­te y he se­gui­do mis va­lo­res.

—¿Cuán­tas mu­je­res hay tra­ba­jan­do en la em­pre­sa?

—Des­de que yo en­tré ha­ce diez años ha ha­bi­do una gran evo­lu­ción. Me con­si­de­ro muy afor­tu­na­da por­que nun­ca tu­ve pro­ble­mas por es­tar en un sec­tor muy mas­cu­lino. Creo que es al­go que no sur­ge de for­ma na­tu­ral. La em­pre­sa tie­ne que po­ner me­di­das para in­cen­ti­var la igual­dad. En el 2008 ha­bía un 8 % de mu­je­res di­rec­ti­vas en la fir­ma, en el 2016, un 23 %. Han apos­ta­do mu­cho por po­lí­ti­cas de di­ver­si­dad y de in­clu­sión du­ran­te es­te tiem­po. En los pro­ce­sos de se­lec­ción, en­tre el per­so­nal que se pre­sen­ta de­be ha­ber cier­ta igual­dad de mu­je­res y hom­bres. La em­pre­sa lo que bus­ca es el me­jor per­fil, es lo que que­re­mos per­se­guir. Y hay mu­chas mu­je­res con ta­len­to para te­ner en cuen­ta. Para ello se han pues­to en mar­cha po­lí­ti­cas co­mo el te­le­tra­ba­jo y otras me­di­das. La di­rec­to­ra de Re­cur­sos Hu­ma­nos co­men­tó que un em­plea­do de­fi­nió es­tas fa­ci­li­da­des co­mo sa­la­rio emo­cio­nal. La em­pre­sa es­tá muy a fa­vor de esas me­di­das. Tam­bién hay que des­ta­car que cuan­do ha­bla­mos de di­ver­si­dad, el con­cep­to de in­clu­sión es más am­plio, por­que la in­te­gra­ción in­clu­ye no so­lo la di­ver­si­dad de gé­ne­ro, tam­bién de cul­tu­ra, de edad o de ba­ga­je.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.